“No me tutee”: fuerte cruce entre Cristina Kirchner y Martín Lousteau en el Senado

El legislador radical marcó distancia a la vicepresidenta cuando discutían cuestiones reglamentarias

Cristina Kirchner discutió con Lousteau durante la sesión. Antes, habían mantenido un cruce que no fue captado por la transmisión oficial


Como es habitual, la Cámara de Senadores tuvo discusiones de alto voltaje durante la sesión realizada ayer. Los intercambios más fuertes surgieron cerca de la medianoche, cuando el oficialismo y la oposición no se ponían de acuerdo sobre una cuestión reglamentaria.

Cristina Kirchner, presidenta de la Cámara, y el radical Martín Lousteau, uno de los pocos senadores que participa de las sesiones en forma presencial, protagonizaron el debate más fuerte cuando las cámaras no los tenían a ellos en sus lentes y los micrófonos estaban apagados, según reconstruyó Infobae en base a fuentes parlamentarias.

Distancia reglamentaria”, disparó CFK cuando vio que Lousteau se le acercaba a recriminarle su actitud durante la sesión. “Yo mantengo distancia reglamentaria, pero tenemos que usar barbijo y no todos lo están usando”, arremetió el legislador que supo ser ministro de Economía del primer gabinete de Cristina Kirchner como presidenta de la Nación. La ex jefa de Estado no suele utilizar tapabocas durante las sesiones.

“Mirá”, reaccionó la ex mandataria. “No me tutee porque yo a usted no la tuteo”, interrumpió Lousteau.

En el entorno de Lousteau explicaron el motivo de su enojo. El secretario parlamentario Marcelo Fuentes -responde al krichnerismo- y el prosecretario Juan Pedro Tunessi -ex diputado de Juntos por el Cambio- habían acordado que se dejaría constancia explícita de que los 29 senadores de la oposición creían que para aprobar los decretos que se discutieron ayer se requería el voto de las dos terceras partes del cuerpo. Cuando CFK volvió al recinto para conducir el cierre del debate, bajó el pulgar y pidió evitar ese agregado, lo que provocó el enojo de Lousteau, que se paró y la encaró para pedir explicaciones.

Minutos después de este cruce, ambos dirigentes volvieron a tener un contrapunto que fue público y sí quedó registrado en la transmisión oficial de la sesión. Fue cuando la vicepresidenta Cristina Kirchner cuestionó la postura de la oposición y recordó que, cuando ella fue minoría en el mismo recinto, tuvo que soportar “cualquier cosa”, incluso “autorizaciones de allanamientos”.

Todo comenzó a partir de una discusión en torno a la iniciativa de la ex mandataria nacional para renovar el protocolo de funcionamiento remoto y que las sesiones por videoconferencia puedan extenderse un par de horas más, que el reglamento venza en 60 días y que haya reuniones de labor parlamentaria para consensuar los proyectos a tratar entre todas las fuerzas políticas, temas que ya no deberán acotarse estrictamente a la pandemia por COVID-19.

En este marco, el interbloque de Juntos por el Cambio planteó que, para ser aprobadas, estas modificaciones en los decretos 11/20 y 12/20 debían contar con el apoyo de dos tercios de los presentes y no de la mitad más uno, como consideró el oficialismo. En ese sentido, José Mayans, jefe de la bancada del Frente de Todos, recordó los roces de la última sesión cuando se votó con mayoría simple la creación de la comisión Bicameral de investigación de los créditos otorgados por el Banco Nación a la agroexportadora Vicentin.

A pesar de esas insalvables diferencias, el senador Martín Lousteau, presente por ser vicepresidente del cuerpo, pidió la palabra para que constara en actas que la intención de la oposición es acompañar las sesiones y el funcionamiento del Congreso, por lo que, para salvar la cuestión, para el decreto 12/20 dieron unanimidad y votaron solamente en contra del 11/20.

Más tarde, se pasó a tratar otros temas que estaban en agenda, que incluían una serie de Decretos de Necesidad y Urgencia firmados por el presidente Alberto Fernández y por su antecesor, Mauricio Macri. No obstante, el dirigente radical pidió la palabra para solicitar nuevamente que se dejara constancia del reclamo por los dos tercios.

“Esto que hace Lousteau no se puede hacer. No estamos tratando eso ahora. Después se quejan. Es lo mismo que yo salga hablando de cualquier cosa. Hacen esto, interrumpen. Nadie les interrumpe a ellos cuando hablan, es una falta de respeto. ¿Qué tiene que ver lo que dice Lousteau con los DNU de los que estamos hablando? Y corresponde que usted le retire el uso de la palabra porque no está en el temario correspondiente”, cuestionó Mayans.

El Senador Nacional por Formosa, José Mayans.
El Senador Nacional por Formosa, José Mayans.

Fue entonces cuando la discusión escaló y el referente del radicalismo respondió que “si hay alguien que es llamativo que haga alusión a que nos vamos de tema, es un senador que cada vez que cierra habla de cualquier cosa como Mario Sánchez”, comparando al jefe del bloque del Frente de Todos con el recordado humorista mendocino, que trabajó en varias películas con Alfredo Olmedo y Jorge Porcel y en televisión con Gerardo Sofovich, entre otros.

“Es una vergüenza, y nos dice a nosotros de lo que podemos o no hablar. Podemos hablar de todos los temas y en particular en esta instancia en la que la interpretación que se hace no es en absoluto la que nosotros creemos jurídicamente que es la que se debe hacer con respecto a la mayoría necesaria”, agregó Lousteau.

En ese momento, Cristina Kirchner interrumpió la sesión y le señaló al líder de Evolución “que no puede dirigirse en términos ofensivos a ningún senador”. “Lo acaba de comparar con un cómico”, le recriminó.

“Yo he sido minoría en este recinto, inclusive de uno (es decir, que fue parte de un bloque del que era su única integrante). He soportado cualquier cosa de ustedes, desde insultos, autorizar allanamientos, etcétera, etcétera. Es increíble que no puedan aceptar que son minoría y que aquí, como en cualquier parlamento del mundo, se maneja con los votos”, remarcó.

El senador del interbloque de Juntos por el Cambio, Martín Lousteau. (Gustavo Gavotti)
El senador del interbloque de Juntos por el Cambio, Martín Lousteau. (Gustavo Gavotti)

En este sentido, la vicepresidenta sostuvo que “si se tiene la razón, uno se tiene que sentir bien, pero no tiene que andar agrediendo al resto diciendo que se están haciendo las cosas mal o en contra del reglamento o de la Constitución” y les pidió “por favor” a todos los presentes que se traten “con respeto” y acepten “el juego libre de las mayorías y las minorías” porque “eso es la democracia”.

Unos minutos más tarde, cuando ya se había pasado a la votación, fue el legislador del PRO Esteban Bullrich el que retomó la discusión y recordó que la titular del Senado “no debe ni discutir ni opinar sobre los asuntos que se deliberan”.

“No opiné sobre los temas que se votan, opiné sobre el trámite de votación e interpretación, que es el rol que me corresponde”, le contestó Cristina Kirchner, dando por terminado el asunto.



Seguí leyendo:

El Senado votó las leyes de fibrosis quística, recetas electrónicas y de donación de plasma

El Senado rechazó el DNU firmado por Mauricio Macri que establecía una compensación por la devaluación a las distribuidoras energéticas

Por unanimidad, el Senado le dio media sanción a la creación de un consejo que fije políticas de Estado con respecto a Malvinas

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos