El ex ministro de Modernización, Andrés Ibarra

El ex ministro de Modernización, Andrés Ibarra, criticó la decisión del Gobierno nacional de permitir la vuelta de los trámites en papel en las dependencias estatales y señaló que la pandemia de coronavirus no puede ser utilizada como justificación.

Este lunes, a través del decreto 338, Alberto Fernández autorizó un procedimiento de contingencia que permite recurrir al papel si se registran fallas en el módulo Generador Electrónico de Documentos Oficiales (GEDO) del sistema de Gestión Documental Electrónica (GDE).

Si bien la Secretaria Legal y Técnica del Presidente, Vilma Ibarra, aclaró que la medida solo aplica a los casos en que la falla del sistema dure “más de una hora”, desde la oposición señalaron que los expedientes en papel dificultan las tareas de control y favorecen los episodios de corrupción.

En esa línea, el ex ministro Andrés Ibarra argumentó que cualquier problema derivado de la emergencia sanitaria o de la transición de gobierno “no justifica” una “marcha atrás” en los procesos de transparencia que se implementaron durante su gestión.

“Los problemas que puede haber se solucionan operativamente, técnicamente. Puede haber gente que se haya ido por los despidos o porque renunciaron, pero esto se soluciona desde otro lado, no dando marcha atrás para volver el papel, que en definitiva es una señal muy mala en términos de transparencia de la gestión pública”, dijo en el programa Volviendo a Casa de Radio Mitre.

Según el ex funcionario macrista, no existe ninguna duda de que los trámites digitales son “infinitamente más veloces y además permiten un buen control” de todos los actos administrativos del Estado.

A modo de ejemplo, señaló que con los expedientes digitales se pueden conocer todos los detalles de las compras que se hacen en la administración pública. Este tema acaparó gran parte del debate público durante los últimos días luego de que se conocieran los altos sobreprecios que el Ministerio de Desarrollo Social pagó para adquirir alimentos en el marco de la pandemia.

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, le pidió la renuncia a Gonzalo Calvo
El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, le pidió la renuncia a Gonzalo Calvo

El escándalo terminó con la renuncia de un funcionario y un decreto que establece que el Estado no podrá pagar valores superiores a los Precios Máximos.

A su vez, Ibarra destacó que el sistema que dejó la gestión anterior “estaba maduro” y, por ejemplo, “funciona bien en la ciudad de Buenos Aires hace más de 11 años, con cientos de millones de trámites”.

Estamos muy preocupados. Es una marcha atrás enorme respecto de toda la tramitación digital del Estado y de toda la modernización que fuimos construyendo en estos años para todos los argentinos”, concluyó Ibarra.

Desde el Gobierno nacional defendieron la medida alegando que en momentos de emergencia como los que vivimos el Estado no puede quedar “paralizado” ante una caída del sistema.

Seguí leyendo: