Los senadores Esteban Bullrich y Martín Lousteau (REUTERS/Agustin Marcarian)
Los senadores Esteban Bullrich y Martín Lousteau (REUTERS/Agustin Marcarian)

La oposición en el Senado también quiere bajar los sueldos del sistema político.

Un grupo de legisladores de Juntos por el Cambio de la Cámara alta presentó ayer un proyecto de ley, titulado “esfuerzo colectivo integral” que recorta porcentajes de los sueldos de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial para la creación de un “fondo nacional para la gestión de la pandemia sanitaria Covid-19 con el objetivo de financiar las acciones de mitigación de la crisis sanitaria y económica”.

Este lunes, el bloque de diputados de la oposición ya había pedido, a través de una carta enviada al presidente Alberto Fernández, un recorte del 30% de los ingresos de los “caros jerárquicos” de los tres poderes, lo que instaló una creciente polémica en el seno de la coalición de Juntos por el Cambio en momentos en que la oposición y el oficialismo habían mostrado señales de distensión por el avance de la pandemia en el país.

El primero en recoger el guante en ese sentido fue el titular de la Cámara baja, Sergio Massa, que, como anticipó este medio, analiza un recorte del 40% en la dieta de los diputados.

“Durante un período de 6 meses, contados a partir de la sanción de la presente ley, reténgase de forma mensual y consecutiva sobre la retribución bruta total, mensual, normal, habitual, regular y permanente -excluyendo las asignaciones familiares- del personal del sector público nacional”, resalta la iniciativa que lleva la firma de los senadores Esteban Bullrich, Humberto Schiavoni, Alfredo de Angeli, Gladys González y Laura Rodríguez Machado, del PRO, y Martín Lousteau, Oscar Castillo y Pedro Braillard Poccard, de la UCR.

El interbloque de Diputados de Juntos por el Cambio reclamó ayer una rebaja en los sueldos
El interbloque de Diputados de Juntos por el Cambio reclamó ayer una rebaja en los sueldos

El proyecto establece una quita del 20% del sueldo para los funcionarios cuyo sueldo sea igual o superior a los $200.000; del 15% para los salarios menores a $200.000 pero superiores a $150.000; del 10% "cuando este sea igual o menor a $150.000 pero mayor a $100.000”, y del 5% para para las retribuciones menores a $100.000 pero mayores a $70.000.

La iniciativa, según pudo reconstruir este medio, había sido trabajada en la última semana por Bullrich y Lousteau. El senador radical, según sus colaboradores, está abocado además en un esquema de redireccionamiento de recursos con el Gobierno de la Ciudad, para priorizar la crisis sanitaria. Y sus coletazos en la economía.

El proyecto establece además una quita para las jubilaciones, también durante seis meses, de los ex funcionarios y ex integrantes de los tres poderes del Estado.

“Corresponde al jefe de Gabinete de ministros la administración del fondo nacional para la gestión de la pandemia sanitaria Covid-19 a los fines de atender los gastos extraordinarios que se generen por la ejecución de tareas de los agentes de la primera línea de acción para la mitigación, contención y solución de la pandemia”, remarca el texto.

“Las jurisdicciones que centralizarán la recepción de las asignaciones presupuestarias decididas por el jefe de Gabinete para estas funciones son el Ministerio de Salud, de Desarrollo Social, Seguridad y el de Defensa”, agrega la iniciativa.

Ayer por la noche hubo cacerolazos en algunos barrios porteños con la consigna de rebaja salarial en el sistema político, una iniciativa que en la Casa Rosada vinculado con la oposición e, incluso, con el anuncio de la empresa Techint de desvinculación de casi 1.500 trabajadores por la parálisis en obras en Buenos Aires, Tucumán y Neuquén como consecuencia de la crisis económica que se desarrolla en paralelo a la sanitaria.

Algunos dirigentes provinciales y municipales ya tomaron medidas

Sin embargo, el reclamo ciudadano no llegó únicamente a oídos de los funcionarios nacionales. En La Plata, el intendente Julio Garro dispuso una reducción de hasta un 30% del sueldo de los funcionarios municipales y anunció que esos recursos serán destinados a la compra de insumos para hacerle frente a la Emergencia Sanitaria.

La medida fue dispuesta por 90 días. Al mismo tiempo que incitó a los concejales de La Plata a adherir a la disposición. “Es un momento en el que se le está pidiendo mucho esfuerzo a la sociedad, y los funcionarios públicos tenemos que hacer nuestro aporte. No podemos quedar afuera. Por eso decidimos crear el Fondo Social, compuesto por el recorte de salarios del personal político, pauta publicitaria y gastos no prioritarios para la situación sanitaria que atravesamos”, explicó Garro.

En la misma línea, este martes los diputados de la provincia de Santa Fe anunciaron que reducirán en un 50% sus dietas y aprobaron una reasignación de $15 mil millones solicitada por Omar Perotti para ser destinados al área de salud en el marco de la lucha contra el coronavirus.

“En una crisis sin precedentes los gestos son necesarios, sin pensar en réditos políticos individuales ni intentando socavar la gestión provincial y nacional”, publicó el jefe del bloque Justicialista en Diputados, Leandro Busatto.

Seguí leyendo: