El presidente Alberto Fernández grabó un mensaje junto a los curas villeros en Olivos

“El Gobierno quiso interiorizarse de la situación en nuestros barrios -contó el padre Pepe di Paola a Infobae- , por eso nos convocó a Olivos; le contamos la situación, las dificultades para vivir la cuarentena por el poco espacio, por el trabajo informal y otras realidades”.

De hecho, como se escucha en el video, los sacerdotes de las villas han adaptado la consigna de la cuarentena: “Quedate en tu casa, quedate en tu barrio”; más realista a la luz de las condiciones en que se vive en esos vecindarios.

Di Paola elogió las medidas de contención social tomadas hasta ahora por el Gobierno y reforzadas ante la crisis causada por la pandemia de Covid-19, como la entrega de alimentos mientras dure la cuarentena, la Asignación Universal por Hijo, la tarjeta alimentaria, los 10.000 pesos para los monotributistas de las categorías más bajas, entre otras.

También explicó las iniciativas que han puesto en marcha ellos mismos en las villas. Por ejemplo en José León Suárez, donde trabaja Di Paola, la escuela de oficios fue reconvertida en albergue con la colocación de camas para que personas mayores puedan pasar la cuarentena acompañadas y asistidas; lo mismo se hizo para personas sin techo y para adictos.

“Fue una muy buena charla, como en anteriores ocasiones en que nos hemos reunido”, dijo el padre Pepe.

“Yo creo que en las villas, la propuesta tiene que ser ‘Quedate en tu casa, quedate en tu barrio’, porque la gente no puede estar el día entero en una casilla. No tienen por qué reunirse, ni compartir el mate, pero pueden salir a caminar. Con cierta organización se puede adaptar esto un poco más a la lógica del barrio”, explicó.

Se trata de poder ampliar un poco la mirada para ver cómo aplicar estos principios que son importantes pero teniendo en cuenta la realidad, agregó Di Paola.

En este momento no hay misas en las capillas, pero se atienden las emergencias, funcionan los comedores donde se entregan viandas, bandejas de comida o bolsas de alimentos. La distribución está funcionando bastante bien, dice el padre Pepe, a través de los municipios, la Iglesia, etcétera. “El tema es que no quede nadie sin recibir asistencia”, precisa.

En cuanto a cómo está tomando al gente la situación, Di Paola dice que existe “incertidumbre”, ante “un fenómeno que no se vivió nunca antes”. Para paliar esta excepcionalidad en la vida del barrio están proponiendo actividades a través de las redes, para seguir conectados. También señaló que, a veces, los mensajes que se emiten resultan ajenos a esa realidad: España, Italia, los cruceros, parecen algo demasiado alejado del mundo de las villas. Hasta ahora, de hecho, no se conocen casos de contagio en esos barrios; pero las precauciones están tomadas.

Al final de la reunión, cuando le comentaron al Presidente de la propuesta de oración mundial que había lanzado el papa Francisco en el medio día del miércoles desde Roma -8 de la mañana en la Argentina- éste quiso sumarse y así surgió el video con el mensaje y la más popular de las oraciones rezada en común.

De la reunión, y del rezo final, participaron también Máximo Kirchner, Andrés Larroque y Gustavo Béliz. Junto con Di Paola, fueron a la reunión en Olivos, monseñor Gustavo Carrara, obispo auxiliar de Buenos Aires, y los sacerdotes Charly Olivero y Lorenzo de Vedia, de Barracas; Juan Isasmendi, del Bajo Flores; Nicolás Angelotti, de Matanza y Eduardo Drabble, de San Martín.

Seguí leyendo: