La diputada nacional Mariana Zuvic (Nicolas Stulberg)
La diputada nacional Mariana Zuvic (Nicolas Stulberg)

La diputada nacional de la Coalición Cívica Mariana Zuvic aseguró hoy que en Santa Cruz se direccionó la obra pública hacia las compañías de Lázaro Báez y señaló que el vínculo entre el empresario y el fallecido ex presidente Néstor Kirchner era “muy fuerte”.

La legisladora se expresó así al declarar ante la Justicia en el marco de la causa que investiga presuntas irregularidades en la obra pública de Santa Cruz, que tiene como principal acusada a la vicepresidenta Cristina Kirchner.

“Cuando Néstor Kirchner asume como gobernador de Santa Cruz una de las primeras personas que cita a su despacho es a Lázaro Báez”, dijo Zuvic ante los magistrados, al reanudarse el juicio por fraude en la obra pública que también tiene en el banquillo al empresario y a varios ex funcionarios del gobierno kirchnerista.

Según la diputada, Néstor Kirchner y Lázaro Báez se conocieron cuando el primero de ellos era intendente de la ciudad de Río Gallegos y Báez -que todavía no era empresario- había ido a pedirle pasar del Banco Nación, donde trabajaba, a ser empleado del Banco de Santa Cruz.

Mariana Zuvic y Elisa Carrió, entre otros dirigentes de la Coalición Cívica
Mariana Zuvic y Elisa Carrió, entre otros dirigentes de la Coalición Cívica

Planteábamos cómo disimulaban distintos oferentes que en realidad eran el mismo, pertenecientes al grupo Báez, todas estas empresas estaban en Santa Cruz, acordaban los precios en licitaciones”, expresó Zuvic, que declaró durante cinco horas y mantuvo un cruce con la defensa de la vicepresidenta Cristina Kirchner, a cargo de Carlos Beraldi.

La diputada, además, sostuvo que al morir el ex presidente Néstor Kirchner varias libretas con anotaciones suyas sobre sus “testaferros” y manejos de dinero quedaron en poder de quien fuera su secretario, Daniel Muñoz, y parte de las mismas éste último las entregó a Cristina Kirchner. De acuerdo a su relato, fue la ahora vicepresidenta quien ordenó una auditoría sobre las empresas de Lázaro Báez.

Ante el Tribunal Oral Federal 2, Zuvic basó parte de su extensa declaración en citas del contenido de un libro que escribió y recordó que conoció a los Kirchner de pequeña, por el vínculo de su padre con el fallecido ex presidente.

En tanto, las defensas objetaron las preguntas de la querellante Oficina Anticorrupción y de la fiscalía a cargo de Diego Luciani. “Estamos perdiendo el tiempo”, criticó Beraldi, quién le preguntó a Zuvic si la diputada vio alguna vez al detenido falso abogado Marcelo D’Alessio, procesado por supuesta extorsión y espionaje en causas judiciales. “Jamás” , respondió la legisladora de la Coalición Cívica.

Cristina Kirchner, durante su declaración en el marco del juicio por presuntas irregularidades en la Obra Pública

Sobre otro acusado, el ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido, Zuvic dijo que fue “una de las personas de más confianza” de Kirchner. “Él sabía como había que llevar adelante todo esto, no había otra persona”, opinó.T ambién habló del ex secretario de Obras Públicas José López, otro acusado: “Josecito, como ellos le decían, era una persona de pocas luces, muy obediente, pero sabía qué hacer con el dinero”, añadió.

En el final de la audiencia hubo un contrapunto entre defensores y la Fiscalía, que pidió nuevos testigos, como el empresario Patricio Gerbi, arrepentido y procesado en la “causa de los cuadernos”, algo a lo que los abogados se opusieron."Aquí ya hay cerca de 200 testigos. Seguir incorporando prueba en este momento no tiene sentido; llegaríamos al momento del veredicto en 4 o 5 años", se quejó Beraldi.

Federico Paruolo, defensor de otro imputado, se expresó en la misma dirección, al afirmar que seguir incorporando testigos generaría una “afectación del plazo razonable” previsto para un juicio.E l juicio pasó a un cuarto intermedio hasta el lunes próximo día para el cual está citada como testigo la abogada y ex funcionaria Silvina Martínez.

En la misma causa, al momento de declarar, Cristina Kirchner se desligó de las acusaciones, involucró al presidente Alberto Fernández y dijo que la historia la absolverá. En su indagatoria, aseguró que el jefe de Gabinete (cargo que ocupaba el hoy Jefe de Estado durante la gestión de Néstor Kirchner) es la figura constitucional que ejecuta el presupuesto e ironizó: “Van a tener que citar al presidente de la República”. Además, cuestionó a los jueces y no respondió preguntas.

Seguí Leyendo:

Con información de Télam y NA