Amado Boudou durante el inicio de uno de los juicios penales en su contra. (Matias Baglietto)
Amado Boudou durante el inicio de uno de los juicios penales en su contra. (Matias Baglietto)

El ex vicepresidente de la Nación Amado Boudou pasó el día de “Nochebuena” en el complejo penitenciario de Ezeiza, donde está detenido por el caso de corrupción de la ex Ciccone Calcográfica. Desde la cárcel, el dirigente kirchnerista defendió su condición: “Estoy convencido que estoy preso por todo lo bueno que hice en el Gobierno y todo lo malo que no hice".

Boudou, que está cumpliendo una condena de 5 años y 10 meses de prisión tras ser encontrado culpable por “cohecho pasivo” y “negociaciones incompatibles con la función pública”, advirtió que su situación “no es un orgullo”, pero aclaró que está “fuerte y en paz”.

“Realmente pienso muchos en mis hijos y estoy explicándoles esta situación. Hacia adelante, me importa la opinión de mis compañeros y compañeras. Las detenciones tienen que ver con que pude mantenerme fiel a lo que hay que hacer y lo que no”, contó.

Al ser consultado sobre cómo está transitando las fiestas, Boudou dijo que “la Navidad pone en perspectiva la situación de encierro y a los amigos y la familia, de no poder estar con los que uno quiere”.

“Realza una cosa que sucede todos los días”, comentó en diálogo con radio El Destape. Según relató, ayer fue el día de las visitas en el penal de Ezeiza y mantuvo un almuerzo navideño junto a su familia e hijos: “Es un momento muy lindo para compartir y que no atraviesen las cosas del dolor, sino de la esperanza y el amor”.

Por la noche, la pasamos con todos los compañeros que están encerrados en el pabellón nuestro. El padre Paco (Olveira) quería venir a cenar y no se lo permitieron. No pudimos contar con esa compañía, que se puso al hombro la situación de los presos político”, señaló sobre el párroco, uno de los principales impulsores de la campaña de la liberación de dirigentes del kirchnerismo.

Amado Boudou es uno de los pocos ex funcionarios del gobierno de Cristina Kirchner que aún permanecen en prisión, tras la excarcelación de Roberto Baratta, el ex ministro de Planificación de Julio de Vido, entre otros.

Cristina Kirchner junto a Amado Boudou, cuando el segundo era ministro de Economia. (FOTO NA: Daniel Vides)
Cristina Kirchner junto a Amado Boudou, cuando el segundo era ministro de Economia. (FOTO NA: Daniel Vides)

Además de Amado Boudou, pasaron las fiestas en prisión los ex secretarios de Transporte Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi, el ex subsecretario de Tierras para el Hábitat Social y dirigente piquetero Luis D´Elía, y el ex director de la Aduana Edgardo Paolucci. Todos fueron condenados en juicio oral.

Acerca de las excarcelaciones que se produjeron en los últimos meses, Amado Boudou consideró como “lamentable” porque la decisión parte por “un impulso por fuera del Poder Judicial”, en sintonía con el cambio del gobierno. “Que los jueces sean tiempistas, es decir que no existe la Justicia. Que los jueces sepan leer la política, significa que no saben leer el Código Penal”.

“Cuando hay detenciones arbitrarias también está vulnerado el derecho de defensa. Por ejemplo, es muy difícil hablar con mis abogados o contar con computadoras”, se defendió.

“Sé que todos están esperando cuestiones económicas, pero también es importante los temas judiciales. El Presidente ha sido muy claro en la cuestión de la arbitrariedad y de que hubo aberraciones en las detenciones. Más valiente fue haber dicho que se utiliza la Justicia para perseguir, y que hay una connivencia entre parte del sistema judicial y las agencias de espionaje que se usan para hacer operaciones".

Seguí leyendo: