Piñera le pidió a Macri que abriera la cumbre cuando iba a realizarse en Chile. El Presidente saliente decidió cumplir con el compromiso, aunque la COP 25 se realice en Madrid (Foto: Rreuters)
Piñera le pidió a Macri que abriera la cumbre cuando iba a realizarse en Chile. El Presidente saliente decidió cumplir con el compromiso, aunque la COP 25 se realice en Madrid (Foto: Rreuters)

Mauricio Macri confirmó hoy que viajará el 1 y 2 de diciembre a la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que se desarrollará en Madrid, luego de que Chile desistiera de la organización por las protestas sociales que tienen en vilo a la nación trasandina. Por el cambio de sede no se sabía si el Presidente saliente argentino iba a asistir, pero finalmente confirmó el compromiso por pedido de los organizadores, que esperan abrir la COP 25 con una cumbre presidencial, como estaba previsto originalmente.

Es que la Conferencia seguirá bajo la presidencia de Chile, que es el país que viene organizándolo desde hace dos años bajo la coordinación de la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt Zaldivar, aunque ahora contará con el respaldo del gobierno español, que ofreció las instalaciones de la feria madrileña IFEMA y respaldo logístico, para que pueda desarrollarse con normalidad.

Aún no se conoce cuál será la agenda de Macri en Madrid. Solo se confirmó que viajará y que hablará en la apertura de la reunión previa presidencial, donde seguramente reafirmará su compromiso con la agenda del cambio climático que Argentina avaló en París.

Tampoco está confirmada la presencia de ningún presidente todavía, porque el cambio de lugar desordenó la agenda y se esperaba la confirmación para saber si tiene sentido que los jefes de estado se hagan presentes y en qué contexto. Los organizadores esperan que a partir de ahora comenzarán a producirse nuevas confirmaciones.

La COP se extiende hasta el 13 de diciembre, lo que implica que habrá traspaso presidencial en la Argentina durante la realización de la cumbre, como ya sucedió en París hace cuatro años. Entonces, el vicepresidente Amado Boudou presidió la delegación hasta el 10 de diciembre, y luego pasó a la titularidad de Juan Carlos Villalonga, por entonces diputado del PRO con fuerte militancia en organizaciones civiles de defensa del ambiente, quien fue el responsable de asumir los compromisos en nombre de nuestro país que -en septiembre de 2016- fueron aprobados por ley.

Ahora la situación será similar, ya que Argentina tendrá una delegación técnica que presidirá el secretario de Ambiente, Sergio Bergman, hasta el cambio de administración, cuando debe pasar al representante del gobierno entrante. Todavía no se conoce quién será ese responsable. El momento clave es, justamente, el de las “conversaciones de alto nivel” que se inician el 10 de diciembre, donde será imprescindible la presencia del representante de Alberto Fernández.

Antes de dejar el poder, el Presidente saliente tiene previsto también participar de la cumbre de presidentes del Mercosur que organizará Brasil, que hoy tiene la presidencia pro témpore. Será el 5 de diciembre en la ciudad de Bento Gonçalves, a 125 kilómetros de Porto Alegre, en el estado fronterizo de Río Grande do Sul.

El adelantamiento de la fecha de esta cumbre provocó malestar en el equipo de Fernández, ya que había sido una amenaza de Jair Bolsonaro que cumplió. “Macri tendría que haberse negado a participar o ser muy enfático en pedirle que haga la reunión después de nuestra asunción”, le dijo a Infobae un futuro funcionario del Frente de Todos.

Seguí leyendo: