Sergio Massa, cuando formaba parte de la Cámara de Diputados, junto a Monzó (NA)
Sergio Massa, cuando formaba parte de la Cámara de Diputados, junto a Monzó (NA)

Sergio Massa y Emilio Monzó comen juntos, desde hace 5 años, cada 15 días. Forman parte de un grupo de amigos que se reúnen alrededor de una mesa a hablar de múltiples temas con una excepción formal: se esquiva la política local y su impacto en la coyuntura. Parece una tarea difícil de llevar a cabo, pero intentan lograrlo. Al menos, se lo proponen.

Este lunes por la noche el líder del Frente Renovador y el presidente de la Cámara de Diputados volvieron a juntarse. Picada de por medio, hablaron de fútbol y literatura en la casa de Massa en Tigre.

La diferencia de este encuentro es que se dio pocas horas después del cierre de listas y en medio de rumores sobre el futuro de Monzó, que mantiene una relación tirante con la cúpula del Gobierno nacional, pero volvió a acercarse en la antesala de la definición de la estrategia electoral.

Sergio Massa fue el anfitrión en la noche del lunes
Sergio Massa fue el anfitrión en la noche del lunes

La cena empezó a las 21 y terminó cerca de las 00:30. En esas tres horas y media, junto a amigos que no forman parte de la política, hablaron del rendimiento de la selección nacional en la Copa América, jugaron al truco y se recomendaron libros mutuamente.

Hubo un título específico que ocupó más tiempo en el intercambio: La silla del Águila, del escritor mexicano Carlos Fuentes.

Los hechos relatados transcurren en México en el año 2020, donde no hay telecomunicaciones y se desata una lucha por la presidencia. La situación genera un enfrentamiento por poder donde todos los integrantes del gobierno se pueden traicionar, unos a otros, con el fin de llegar a la silla presidencial.

Emilio Monzó, presidente de la Cámara de Diputados
Emilio Monzó, presidente de la Cámara de Diputados

La novela, que pone de manifiesto los vericuetos del poder real y la batalla por lograr el máximo objetivo dentro de la carrera política, formó parte de la discusión literaria. Massa recomendó el título a sus amigos. No hablaron de política, pero con el análisis de este texto se acercaron bastante.

Los rumores sobre un acercamiento de Monzó al peronismo están presentes en forma constante desde hace largos meses. En la oposición quieren que el diputado vuelva a las filas peronistas, ya que en reiteradas oportunidades ha mostrado sus diferencias con las decisiones lideradas por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el consultor ecuatoriano, Jaime Durán Barba.

Massa logró un acuerdo con el kirchnerismo después de seis años de motorizar una fuerza política distinta y crítica del espacio liderado por Cristina Kirchner. Volvió al lugar del que se fue. ¿Monzó hará lo mismo? Es la incógnita que sobrevuela sobre su figura. Por ahora solo se junta a comer con amigos peronistas.

Seguí leyendo: