Por primera vez, Alberto Férnandez y Cristina Kirchner compartirán un acto político tras el anuncio de las precandidaturas. Será la primera foto de campaña, luego de años de distanciamiento.
Por primera vez, Alberto Férnandez y Cristina Kirchner compartirán un acto político tras el anuncio de las precandidaturas. Será la primera foto de campaña, luego de años de distanciamiento.

Al cumplirse una semana del temblor político que fue el anuncio de su precandidatura presidencial, Alberto Fernández tendrá hoy su primera aparición junto a su compañera de fórmula Cristina Kirchner en un acto político. La cita será a partir de las 16 en el partido bonaerense de Merlo, tierra de Gustavo Menéndez, uno de los intendentes que se han mantenido leales a la senadora nacional en los tiempos más difíciles.

Como sucedió el sábado pasado con la actividad de los "radicales K" en el club Ferro, Menéndez se convirtió en el beneficiario involuntario de la alineación de los planetas peronistas. Desde hace tiempo el intendente tenía planificado para este 25 de mayo la inauguración de un predio recreativo, que unificará la Quinta municipal La Colonial, ubicada en la avenida Constitución 92, con el "Parque Público El Tejadito". El primero estaba cerrado desde el año 1992 por decisión del histórico "barón" del conurbano Raúl Othacehé. 

A tono con el clima electoral, el objetivo inicial era mostrar a los vecinos de Merlo la puesta en valor de la zona. La obra incluye un polideportivo, una cancha de fútbol y de hockey profesional de pasto sintético, juegos infantiles, senderos para runners y un lago artificial.

Gustavo Menéndez
Gustavo Menéndez

Pero las novedades políticas de última hora hicieron que el evento se reinvente y ocupe la atención nacional. Menéndez había invitado hace meses a Cristina Kirchner y a su hijo Máximo para que asistan. El convite estaba relacionado con la mística que se le busca impregnar al lugar. Como en los viejos tiempos, el predio se inaugurará con el nombre del fallecido ex presidente Nestor Kirchner, una "marca" que lleva decenas de sitios construidos durante el primer tramo de la década, como el CCK. Además, ese fue el día en que asumió el extinto líder hace 16 años en la Casa Rosada. Un clima de revival, garantizado.

Hace días la familia presidencial confirmó su participación y tendrá un rol protagónico junto al ex jefe de Gabinete. El encuentro arrancará con un corte tradicional de cintas y el descubrimiento de una placa conmemorativa y un busto metálico en 2D de Néstor Kirchner. Esa parte estará encabezada por Fernández, el anfitrión Menéndez y el líder de La Cámpora.

¿Y Cristina? "Van a hablar los tres, pero será más como una charla, como fue en la presentación de Sinceramente en la Feria del Libro", señaló uno de los organizadores a Infobae. Se espera que cada uno de los oradores diga un breve discurso para aprovechar la luz natural y evitar que oscurezca. Creen también que será un formato similar al acto en Río Gallegos, donde estrenó su candidatura Alberto junto a la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner.

En esa alquimia proselitista, la intención de los protagonistas es "cuidar" y no opacar la figura del ex jefe de Gabinete, quien ya cumplió su primera semana intensa de campaña. Incluso, la senadora nacional de Unidad Ciudadana podría no llegar a cerrar la jornada.

La prioridad es fortalecer la decisión que tuvo Cristina Kirchner de nominar a Alberto Fernández como aspirante a la Presidencia y ampliar la base de sustentación del neokirchnerismo. Y en segundo lugar, acordar un programa que sea respaldado por una "coalición de gobierno" que supere a las alianzas electorales, en caso de imponerse el binomio "FF" en las elecciones presidenciales. La hipótesis de "tierra arrasada" que dejará el macrismo en diciembre, sostiene la oposición, forma parte de las negociaciones con el resto del espectro peronista, incluyendo a Alternativa Federal.

"Necesito que todos se pongan el overol y se pongan a trabajar al lado mío. Porque necesito mucha ayuda", dijo Alberto Fernández ayer frente a un grupo de intendentes peronistas en la peña "La Tapera", de San Antonio de Areco. Con la consigna #EsConTodos y un asado de por medio, Férnandez habló sobre los problemas del sector agropecuario. En ese marco, envió un mensaje al líder del Frente Renovador Sergio Massa y a los gobernadores de Alternativa Federal:"El espacio está abierto a todos, porque la construcción es con quienes quieren hacer un país diferente". "Soy un peronista que necesita de todos, pero no solo de los peronistas", reiteró el candidato en San Antonio de Areco. A su lado, Máximo Kirchner asentía.

Desde la semana pasada que el ex jefe de Gabinete mantiene varios actos de presencia junto a los jefes comunales. Por eso, este sábado volverán a tener un rol protagónico los intendentes y los dirigentes peronistas de todo el distrito bonaernese, que van desde senadores, diputados, jefes de bloque y referentes del justicialismo provincial. Por el contrario, muy probablemente no haya gobernadores en el convite.

De la tarea política de enviar las invitaciones estaba encargado el intendente de Esteban Echeverría y presidente del PJ bonaerense, Fernando Gray. Por estas horas, se estimaba la asistencia de unas 4000 personas sentadas frente al escenario. Otras miles estarán de a pie, entre militantes, adherentes, vecinos y curiosos.

Alberto Fernández junto a Máximo Kirchner y un grupo de intendentes en San Antonio de Areco.
Alberto Fernández junto a Máximo Kirchner y un grupo de intendentes en San Antonio de Areco.

En la rosca del distrito, hay expectativa sobre cuándo será el anuncio de la fórmula a gobernador bonaerense por el PJ.  En esa pulseada, lleva un paso adelante el diputado nacional y ex ministro de Economía, Axel Kicillof, que lidera la intención de voto en el espacio justicialista. También tiene influencia la opinión de Máximo Kirchner, que desde un tiempo a esta parte ocupa un rol de armador en la Provincia.

Independientemente del diseño de las candidaturas, uno de los ejes de campaña de Alberto Fernández es destacar el rol del territorio y sus intendentes. En una suerte de transacción informal y punto final a las desavenencias de otro tiempo, que lo distanció tanto de Cristina Kirchner como de los jefes del conurbano, el precandidato pidió a los líderes locales "olvidar lo que pasó" y "empezar de vuelta".

"No tengo empacho de decirlo, porque sé la dimensión de la crisis. Los intendentes son personajes centrales, yo sé que son los que están parando y controlando la crisis sociales. Sin ustedes se hubieran disparado un sin fin de conflictos", resaltó Fernández en San Antonio de Areco.

Seguí leyendo: