Juan Carlos Gemignani
Juan Carlos Gemignani

El juez Juan Carlos Gemignani fue desplazado de la presidencia de la Cámara Federal de Casación Penal, el tribunal penal más importante del país. El magistrado presentó su renuncia esta mañana en un texto de una línea y media,  sin argumentar razones, presionado porque estaban los votos necesarios de sus colegas del cuerpo para removerlo de ese cargo para el cual había sido electo a fines del 2018, por un año.

La renuncia se hará efectiva el próximo lunes 27 de mayo, cuando asumirá como nuevo presidente Carlos Mahiques, actual vicepresidente primero. El lugar de Mahiques lo ocupará el actual vicepresidente segundo Daniel Petrone.

"Es la salida menos dañosa para el cuerpo, y para él mismo. Era más prolijo que él renunciara y no que nosotros lo destituyéramos", explicaron a Infobae fuentes que participaron de la reunión de Acuerdo del pleno esta mañana.

"Se logró una solución razonable", le dijo Mahiques a este medio al finalizar las dos horas de deliberaciones, mientras se encaminaba a su despacho para poner en orden los expedientes de la Sala III que dejará el lunes próximo. Solo podrá seguir interviniendo en las causas en las que haya participado de las audiencias de Casación.

Mahiques llegó al maximo tribunal penal del pais hace dos años mediante un traslado aprobado por el Consejo de la Magistratura de la Nación, proveniente de la Cámara de Casación Nacional. Su designación fue cuestionada por venir del fuero ordinario. Antes había sido el  ministro de Justicia de María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires.

En una continuación del plenario el lunes se resolverá a qué Sala volverá Gemignani. El presidente de Casación es un cargo protocolar y administrativo, con funciones de superintendencia, pero no participa de ninguna Sala ni dicta sentencias durante el año que dura su mandato.

Gemignani fue denunciado por un escándalo ocurrido en julio de 2016, cuando ordenó detener a una prosecretaria de Casación. Por ese hecho, fue convocado a dar explicaciones por el Consejo de la Magistratura. No se presentó personalmente, se limitó a dar explicaciones a través de un escrito, y justificó su accionar en el hecho que creía que se estaba cometiendo "un ilícito".

Aunque fue sobreseído penalmente, Gemignani está acusado de "falta de consideración y el respeto debido a otros magistrados, funcionarios y empleados judiciales", "actos ofensivos al decoro de la función judicial", "negligencia en el cumplimiento sus deberes, así como de las obligaciones establecidas en el Reglamento para la Justicia Nacional" y "violencia de género".

Según puso reconstruir Infobae, hubo una gestión ayer para que el camarista presente su renuncia antes del plenario de hoy, pero se habría negado. Finalmente lo hizo hoy.

"Con el fin de contribuir al mejor funcionamiento de la Cámara de Casación penal he decidido declinar el cargo de Presidente, convencido que la trascendente misión jurisdiccional que se nos encomienda excede todo cargo, y exige continuar con el mayor estándar de apego a la Constitución y las leyes en la resolución de los casos que se nos somete a consideración", fue la declaración de Gemignani que dejaron trascender en su entorno.

El debate en el plenario de hoy

El juez Carlos Mahiques
El juez Carlos Mahiques

Las deliberaciones sobre su permanencia al frente de la presidencia comenzaron hoy a las 9 de la mañana, con la presencia de 9 de sus miembros. A las 10 se sumó Mahiques, que llegó más tarde aquejado por un fuerte dolor de oídos por una otitis. Estuvieron ausentes Petrone y Eduardo Riggi, que están de licencia esta semana.

Quince minutos más tarde, Mahiques, Mariano Borinsky y Diego Barroetaveña se trasladaron al despacho de Gemignani para "intentar lograr una instancia intermedia", según comentaron mientras recorrían los 50 metros que los separan por el pasillo. Esa "instancia intermedia" era que Gemignani renuncie a partir del lunes.

La reunión del pleno de los miembros de las cuatro salas de la Cámara Federal de Casación Penal fue convocada por siete de sus integrantes sobre un total de 12. En el oficio circulado el miércoles 22, le informaban a Gemignani, que el motivo de la convocatoria era tratar su continuidad. Lo firmaron  Borinsky, Gustavo Hornos, Guillermo Yacobucci, Alejandro Slokar, Ana María Figueroa y Javier Carbajo.

Mahiques lideró hoy la posición minoritaria de esperar a que estén los dos integrantes ausentes la semana próxima para resolver la situación de Gemignani, pero finalmente prevaleció la de resolverla en el plenario de esta mañana por la "urgencia de la situación".

Hornos, por su parte, planteó su disidencia de que Mahiques asumiera como presidente y propuso que "se restableciera el orden reglamentario" para la designación de los presidentes, por el cual -según advirtió- le correspondía a Ana Ledesma. Sin embargo esa moción no tuvo quorum y no se llegó a votar. La aceptación de la renuncia de Gemignani y su reemplazo por unanimidad fue votada por los 10 camaristas presentes.

Los motivos

La convocatoria a una reunión de Acuerdo General respondió a la citación por parte de la Comisión de Acusación y Disciplina del Consejo de la Magistratura de la Nación a Gemignani, el miércoles de esta semana, por haber ordenado detener e incomunicar a una prosecretaria letrada de la Sala I en la feria de invierno de 2016. María Amelia Expucci se había negado en un primer momento a realizar un inventario sobre una cajas con plasmas y equipamiento arrumbadas en una sala de audiencias. La convocatoria a un magistrado por el artículo 20 del Reglamento es equivalente a una declaración indagatoria ante la Justicia.

El camarista no se presentó y optó por enviar un escrito, en el que defendió nuevamente su accionar y explicó que actuó "convencido" de que se encontraba "frente a un ilícito de extrema gravedad". Se refería a lo que él consideró era "la ilegal existencia de material remitido por el Ministerio de Planificación", a cargo de Julio De Vido, a la Cámara Federal de Casación, que para Gemignani podía significar "la posible comisión de los delitos de cohecho y/o el dádivas". Sin embargo reconoció haber "actuado bajo error", lo que lo eximía de "intencionalidad" en su conducta, y que -tal como consideró la Cámara Federal al sobreseerlo el año pasado- "no tuvo el propósito de proceder a la detención de la Dra. Expucci abusando de su poder".

La reunión del martes

El encuentro de hoy no fue la primera en que se trató el tema de la continuidad de Gemignani al frente del máximo tribunal penal del país.

El martes pasado, mientras toda la atención estaba concentrada en el inicio del primer juicio oral contra Cristian Kirchner, hubo una reunión de superintendencia de la que participaron los presidentes de la cuatro Salas de Casación Penal, Barroetaveña, Liliana Catucci, Hornos y Jacobucci-, junto a Carlos Mahiques, vicepresidente del cuerpo, en la que se habló del tema de Gemignani. Fue convocada por este último ante el pedido de la Mesa de Mujeres de la Unión de Empleados de Justicia de la Nación (UEJN) de separarlo como presidente del Tribunal.

Las mujeres de la Comisión Directiva del gremio reclamaron que la convocatoria por parte del Consejo – a partir de la denuncia realizada por la UEJN ante ese organismo por "violencia laboral" y "violencia de género"-, merecía "como mínimo, un análisis sobre la idoneidad del magistrado para encontrarse al frente de ese colegiado".

Pero en esa reunión acotada a los presidentes de las cuatros salas, prevaleció por una mayoría de 3 a 2 la posición de que el pedido del gremio no se refería "propiamente a un hecho nuevo". Mahiques, Barroetaveña y Catucci consideraron que era producto de una situación que estaba en tratamiento, sobre la que el plenario de Casación ya se había expedido y se había notificado al Consejo. En ese sentido, estos tres camaristas se manifestaron a favor de esperar a que el Consejo resuelva si el aplicaba una medida disciplinaria o no, antes de volver a discutir su remoción de la presidencia.

En disidencia, votaron Hornos y Jacobucci que propusieron tratar el tema en el pleno de los integrantes de Casación, algo que finalmente ocurrió hoy.

El empate del 15 de abril

Esa resolución del 15 del mes pasado -a la que hizo referencia el voto mayoritario en la reunión del martes último- fue dictada luego de un nuevo episodio polémico protagonizado por Gemignani, esta vez contra su colega Catucci, a quien echó "indebidamente" -y a los gritos– de dos reuniones de Acuerdo en marzo último.

Seis de los camaristas propusieron removerlo de la presidencia por considerar que "no reúne las condiciones para representar a ese cuerpo y ejercer adecuadamente el gobierno de la jurisdicción". La otra mitad votó por un apercibimiento y el pedido de evitar comportamientos como el que tuvo con Catucci, al tiempo que propusieron comunicar la decisión al Consejo de la Magistratura. Con el doble voto de Mahiques como vicepresidente – ya que para ese momento Gemignani se había retirado de la reunión-, prevaleció esta última opción.

Lo curioso es que la propia Catucci buscó ese momento bajarle el tono a "las actitudes inadecuadas" de Gemignani, al no sumarse a la posición de los seis integrantes que propusieron separarlo del cargo. En el entorno de esta camarista, incluso, negaron que el episodio hubiera tenido "una connotación de violencia de género" y sostuvieron que la magistrada "aceptó las disculpas de Gemignani".

La remisión de estas actuaciones al Consejo por el episodio con Catucci derivó en la apertura de un nuevo expediente – por separado del que generó la citación a Gemignani para mañana- que fue sorteado y asignado al consejero juez Alberto Lugones.

Otras "actitudes inadecuadas"

Varios de los integrantes del cuerpo consultados por Infobae, mencionaron que el episodio con la secretaria de la Sala de Casación -que finalmente se tuvo que ir de Comodoro Py y pasó a trabajar en los Tribunales de Lomas de Zamora-, y el de Catucci, no fueron los únicos.

Tuvo también "actitudes inadecuadas" con las camaristas Ledesma y Figueroa. Varios recuerdan en el primero piso de Comodoro Py "el de la puerta giratoria" por la forma intempestiva que salió del despacho de esta última. Anteriormente también habría tenido un trato inadecuado con Lucía Gallagher, prosecretaria de Cámara, que estuvo a punto de denunciarlo en el Consejo de la Magistratura.

En 2016, buscó recusar a la fiscal federal Paloma Ochoa por haber participado de una movilización de "Ni una menos" en el edificio de Comodoro Py. Ochoa lo había acusado de "privación ilegal de la libertad" por el episodio con Expucci, y pidió su indagatoria, que nunca llegó a concretarse porque Gemignani fue sobreseido por la Sala II de la Cámara Federal el año pasado.

Quienes sostienen que no se trata de "una cuestión solo hacia las mujeres", recuerdan que no fueron las únicas víctimas de su carácter intempestivo. También lo habían sido anteriormente los ex camaristas Pedro David y Luis Cabral.

Cuando este medio indagó esta semana sobre los motivos para avalar su permanencia hasta ahora, pese a tener una investigación abierta en el Consejo y la acumulación de episodios polémicos, una de las respuestas fue: "Nadie lo quiere en su Sala por su carácter temperamental e impredecible. Todas tienen su integración completa".

Otro magistrado con despacho en el primer piso de Comodoro Py, lo atribuye a motivos políticos."Sus posiciones están en sintonía con la UCR y el PRO. Por eso hasta ahora en el Consejo lo protegieron".

Seguí leyendo