La gobernadora María Eugenia Vidal junto al ministro de Justicia, Gustavo Ferrari. (Télam)
La gobernadora María Eugenia Vidal junto al ministro de Justicia, Gustavo Ferrari. (Télam)

La Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires intentará aprobar un proyecto de extinción de dominio para incautar los bienes que fueron apropiados mediante delitos y hechos de corrupción. La iniciativa deberá pasar el filtro de un plenario de comisiones, uno de los pasos previos para ser tratada luego junto al conjunto de los legisladores.

La propuesta fue presentada por el diputado del Frente Renovador Ramiro Gutiérrez e incorpora algunas modificaciones de un texto similar que había girado el gobierno de María Eugenia Vidal al Senado bonaerense.

"El crimen se ha organizado, se mueve muy rápido y el Estado es muy pesado, no tiene buenas herramientas para perseguirlo. La principal característica del delito a estas horas es la capacidad de evasión del Estado y eso requiere que tengamos otros elementos de defensa y una capacidad de anticipación a realidades que van a venir", sostuvo Gutiérrez al defender el proyecto de ley.

La normativa que será sometida a debate en las comisiones de Reforma Política, Asuntos Constitucionales y Legislación General habilita en el territorio provincial la incautación de los bienes adquiridos mediante delitos o hechos de corrupción en los que se involucre al Estado: inmuebles, negocios, vehículos, aviones, embarcaciones u otros patrimonios.

La potestad para definir las incautaciones quedará en manos de la Procuración General bonaerense, que instruirá a los fiscales para que pidan en cada caso en particular las extinciones de dominio, denominadas como recuperación de activos por la ley.

Además, plantea que los bienes que se decomisen, en el marco de una investigación penal, podrán quedar en depósito judicial o ser transferidos a un área de la Procuración.

El diputado del Frente Renovador, Ramiro Gutiérrez es impulsor del proyecto de ley.
El diputado del Frente Renovador, Ramiro Gutiérrez es impulsor del proyecto de ley.

Si bien el impulso de la ley proviene del massismo, a Cambiemos le interesa que llegue a buen puerto por tratarse de uno de los ejes de campaña: la lucha anti corrupción y la persecución del delito.

A comienzos de abril, una comitiva de diputados oficialistas y opositores viajaron a Bogotá para reunirse con autoridades del gobierno colombiano y analizar el proceso de extinción de dominio implementado en ese país. Junto a Gutiérrez, estuvieron presentes el presidente de la Cámara baja bonaerense, Manuel Mosca, los diputados Carolina Píparo y Eduardo Barragán (Cambiemos); y Alejandra Martínez y Juan Manuel Cheppi (Frente Amplio Peronista).

Sin embargo, los antecedentes políticos de la extinción de dominio son negativos. Cuando se trató a nivel nacional, el debate en quedó bloqueado en el Congreso y Cambiemos perdió esa pulseada. Tampoco tuvo mayor suerte el decreto de necesidad y urgencia firmado después por el presidente Mauricio  Macri, tras varios planteos de inconstitucionalidad.

En cambio, en Santa Fe, el mecanismo de incautación de bienes es una práctica que ya tiene cierta constancia.  En Córdoba hay un proyecto legislativo presentado en febrero pasado, pero no tuvo grandes avances.

Seguí leyendo: