Macri y Cristina monopolizan, por ahora, los escenarios electorales (NA)
Macri y Cristina monopolizan, por ahora, los escenarios electorales (NA)

Después de las elecciones legislativas de 2013 en las que el Frente para la Victoria logró el 34,4% de los votos a nivel nacional pero perdió en los principales distritos del país (la ciudad y la provincia de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Mendoza -solo triunfó en Tucumán-), Cristina Kirchner se reunió, por separado, con el entonces jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri y la en ese momento diputada Gabriela Michetti.

Así lo reveló en su nuevo libro, Sinceramente, en el que contó detalles de esas reuniones. En primer lugar, Cristina Kirchner escribió que "con Michetti fue una reunión un tanto insólita en la que me vino a aconsejar que no 'peleara tanto'".

"La impresión que me quedó fue que había venido a advertirme -sin poder decírmelo expresamente aunque me pareció sincera, debo decirlo- que me cuidara porque me querían destituir o me querían hacer algo. Entendí que ella me decía que me cuidara. Fue una reunión muy extraña. Cuando se fue pensé: 'Las cosas que debe estar escuchando esta mujer sobre lo que me quieren hacer'", detalló.

A continuación, la ex mandataria aseguró que "el encuentro con Macri no fue tan raro". "Al recordar hoy lo que hablamos entonces, pienso que él realmente creía que cuando asumiera como presidente de la Argentina iba a recibir la tan anunciada 'lluvia de inversiones' y que gobernar el país no era una cuestión demasiado compleja", amplió.

En ese sentido, CFK escribió que en ese momento Macri "estaba preocupado y enojado, porque él lo había llevado a Massa como único candidato a diputado nacional en la provincia de Buenos Aires a cambio de que apoyara su candidatura presidencial en el 2015. Después de las elecciones en las que resultó ganador, Sergio no cumplió el pacto y lanzó su propia candidatura presidencial para el año 2015. Macri estaba enfurecido".

Gabriela Michetti (Nicolás Stulberg)
Gabriela Michetti (Nicolás Stulberg)

"Tal era su enojo que me pidió una reunión, a la cual obviamente accedí: 'Quiero hablar con usted presidenta', me dijo cuando vino a Olivos e inmediatamente empezó a criticarlo a Massa. Le contesté: '¡Pero si usted lo llevó como candidato, ingeniero!'. Respondió que sí, pero explicó que era 'para impedir que usted fuera reelecta y que tuviera mayoría absoluta en el Congreso'. '¿Nadie le dijo a usted que para ser reelecta tendría que haber ganado con el 80 o 90% de los votos y, así y todo, no me alcanzaba? Por nuestro sistema proporcional nadie llega a los dos tercios propios necesarios para reformar la Constitución', le dije. 'Creo que llegó el peronismo, una vez y nada más, como una cosa muy excepcional', recordé. 'Bueno, pero yo no sabía', me dijo. 'Entonces, antes de hacer alianzas debería tener un buen asesoramiento', le contesté", recordó la ex Presidente en el libro.

Inmediatamente después, Cristina Kirchner escribió que Macri "cambió de tema y me dijo: 'Presidenta, usted con esto va a pasar a la historia', y me entregó un proyecto que consistía en la eliminación de las retenciones al trigo, al maíz, a la exportación de la carne y la reducción progresiva del 5% a las de la soja. Es decir, lo mismo que hizo cuando asumió como presidente. Le pregunté: '¿Y para qué quiere usted que yo pase a la historia?'. Él me dijo nuevamente algo sobre Massa, algo que en definitiva no viene al caso".

"Lo interesante de ese episodio es que ya en 2013 Macri estaba convencido de las medidas que tomó a partir de diciembre de 2015. Sin vueltas, me había dicho que el gran motor que mueve la economía argentina es el campo, que si le daba libertad total al campo, el crecimiento económico era indetenible e inexorable. Ahora que lo pienso en retrospectiva, me parece que esas ideas venían por el lado de los Blanco Villegas, la familia terrateniente de su madre. Le advertí que con esas medidas los precios de los alimentos se iban a disparar e impactar negativamente en toda la cadena avícola, porcina, vacuna, y que además el modelo agroexportador no alcanza en un país con 40 millones de argentinos. Fue inútil", remató CFK.

En otro tramo del capítulo la ex Presidente detalló que "otro tip 'para pasar a la historia' de los que me habló Macri en aquella reunión post electoral en Olivos fue sobre las tarifas. Lo volvería a reiterar en otra ocasión posterior en la que invité a la Casa Rosada a él y a otros dos gobernadores, entonces opositores, Alberto Rodríguez Saá, de San Luis, y al chubutense Mario Das Neves. Recuerdo que en aquella oportunidad estábamos en el comedor de la Casa Rosada y Macri volvió a plantear el tema de los subsidios a las tarifas: 'No puede ser presidenta, lo que se está desperdiciando de gas'. Me decía: 'La gente tiene que estar en su casa con una tricota y no prendiendo la calefacción'. No me voy a olvidar de esa reunión porque me quedó grabada la palabra 'tricota'. (…) Volvió a decirme: 'La gente anda en patas por la casa, no puede ser. Que se pongan una tricota para andar adentro'".

En esa línea, Cristina Kirchner concluyó: "Las dos veces que nos reunimos me planteó cuestiones que él está llevando adelante ahora como presidente, por lo cual tengo que pensar que lo que me decía era lo que verdaderamente creía y pensaba y que cuando llegasen al gobierno, al atender esos temas, iban a llegar las inversiones. Según Macri y Cambiemos nosotros no teníamos inversiones porque ahuyentábamos al capital por no ser 'amigos del mercado', aunque lo cierto es que tuvimos más inversión extranjera directa que ellos. Él estaba convencido de que si llegaba al gobierno, por ser rubio, alto, de ojos celestes, empresario y liberal, los inversores se iban a agolpar en las puertas de la Argentina para traer inversiones".

Seguí leyendo: