Julio De Vido
Julio De Vido

El 25 de octubre de 2017, Julio De Vido se entregó en los tribunales de Comodoro Py luego de que la Cámara de Diputados resolviera suspenderle los fueros que le garantizaban inmunidad. Desde aquel momento pasaron 525 días de encierro para quien se ve a sí mismo como un preso político.

"Me cuesta entender el silencio de algunos, la cobardía. El Congreso Nacional tiene una enorme deuda, no solo conmigo, sino con el estado de Derecho, algunos diputados no se sienten compañeros de nadie", opinó el ex ministro de Planificación del kirchnerismo sobre los legisladores que votaron por su desafuero.

En declaraciones al programa Comunas AM, por radio Belgrano, De Vido dijo: "A Cristina la respeto, las cuestiones personales no son para publicar". Al mismo tiempo, aclaró que no siente lo mismo por "su mesa chica": "La apoyo a ella pero no a ciertos sectores, y no me refiero a La Cámpora. Me cuesta entender algunos entornos". Sin embargo, no quiso precisar a quiénes se refería.

Además de su opinión sobre CFK, De Vido analizó el panorama electoral y destacó a figuras del Peronismo Federal. En ese sentido, considera "inteligente" la estrategia política de Roberto Lavagna: "Es un hombre de una visión industrialista, puede ser importante para el campo popular y tendría el apoyo de la burguesía industrial. Puede absorber votos de sectores medios que están con Macri".

También resaltó la figura de Miguel Ángel Pichetto: "Fue el primero que me vino a visitar". Sobre su armado político manifestó que "es interesante, más allá de que algunas posiciones no las comparto". 

En la marcha por el Día de la Memoria, las esposas de De Vido y Boudou reclamaron por los presos “políticos”
En la marcha por el Día de la Memoria, las esposas de De Vido y Boudou reclamaron por los presos “políticos”

"Si el candidato (de Cambiemos) es Macri debería salir tercero y quedar fuera del ballotage", analizó el ex ministro K sobre la realidad política del oficialismo.

Julio De Vido se encuentra detenido en la cárcel de Marcos Paz. Está procesado con prisión preventiva por la compra de gas natural licuado y tiene otra causa por supuestos manejos irregulares en la mina de Río Turbio.

Lleva 525 días en prisión y resalta a los dirigentes que pese a su situación lo visitan, como Juan Cabandié, Santiago Cúneo y Guillermo Moreno: "Hay que defender la política, hay gente muy valiosa".

Sobre su situación judicial ante la posibilidad de que asuma un gobierno de otro color político afirmó: "La libertad me la dará una justicia diferente, independiente, porque no soy culpable. No necesito el indulto de nadie, tengo la conciencia tranquila de todo lo que hicimos con Néstor y Cristina".

"Cometemos el error de ponerlo a Bonadío en el centro de la escena, el problema está en la Casa Rosada. Ahí está el cáncer que gangrena el espíritu de los argentinos. Comodoro Py es una consecuencia de esta banda que nos gobierna", sentenció.

SEGUÍ LEYENDO: