Víctor Manzanares, cuando quedó detenido (Télam)
Víctor Manzanares, cuando quedó detenido (Télam)

Víctor Manzanares, el histórico contador del matrimonio Kirchner, se encuentra hoy por primera vez con el juez Claudio Bonadio, en la búsqueda de que el magistrado homologue su declaración y lo convierta oficialmente en "arrepentido" en la causa de los cuadernos.

Con un chaleco antibalas, Manzanares ingresó minutos después de las 13 a la secretaría del juzgado de Bonadio acompañado por sus defensores Alejandro Baldini y Roberto Herrera. El fiscal Carlos Stornelli también se hizo presente en el despacho, según indicaron a Infobae fuentes judiciales.

El contador de Néstor y Cristina Kirchner ya declaró cuatro veces ante Stornelli, instancias en las cuales solicitó ingresar al Programa de Testigos e Imputados Colaboradores del Ministerio de Justicia. Así, en su nuevo rol de detenido pero bajo esas condiciones, el contador regresó hoy a los tribunales de Comodoro Py 2002.

Es la primera oportunidad para ver cara a cara a Bonadio quien, como es de rigor, tiene previsto preguntarle si fue voluntario el acuerdo que hizo con el Ministerio Público. Y luego, tal como hizo con el resto de los imputados que se pidieron ser colaboradores, también podría pedirle más datos y aclaraciones.

Hasta que su declaración no esté homologada no formará parte del expediente. Por eso es crucial la decisión que tome el juez magistrado con respecto a sus revelaciones, para poder ser utilizadas y también que tengan repercusión en otras investigaciones.

En esa lista aparece el planteo de la Unidad de Información Financiera (UIF) para reabrir la causa de enriquecimiento ilícito contra el matrimonio Kirchner, luego de que Manzanares asegurara –según pudo saber Infobae– que el entonces juez Norberto Oyarbide había manipulado la investigación para poder cerrar esa causa.

Seguí leyendo