El presidente del PJ bonaerense encabezará este sábado el encuentro de los intendentes peronistas en Santa Teresita
El presidente del PJ bonaerense encabezará este sábado el encuentro de los intendentes peronistas en Santa Teresita

Este sábado el presidente del partido justicialista bonerense, Fernando Gray, encabezará la cumbre de intendentes peronistas en Santa Teresita. El plan es comenzar a definir una estrategia electoral, en medio de la posibilidad de desdoblar las elecciones como pretende la gobernadora María Eugenia Vidal. Horas antes del encuentro Gray se reunió en Mar del Plata con Infobae y opinó del tema, de los posibles candidatos del peronismo y del papel que juega Cristina Kirchner.

El lugar del encuentro es Montecarlo, un bar popular cerca de la rambla marplatense, apenas a unas cuadras del casino y el Gran Hotel Provincial, de la clásica postal de los lobos marinos. Hace calor y el intendente de Esteban Echeverría y actual cabeza del PJ bonaerense, de camisa celeste y pantalón de vestir azul, desentona con la mayoría de los turistas que acarrean reposeras en malla y pasan de largo hacia la tradicional playa Bristol.

– Asumió como presidente del PJ Bonaerense en un año clave, ¿cuál espera que sea el rol del partido de cara a las elecciones?

-Es una enorme responsabilidad para mi estar al frente del partido justicialista de la provincia de Buenos Aires. Tengo un desafío que es abrir el partido, dinamizarlo, modernizarlo, ponerlo de cara a los bonaerenses con propuestas serias y concretas.

-La gobernadora y la Casa Rosada analizan desdoblar la elección bonaerense. ¿Qué dicen en el peronismo?

-Nosotros nos oponemos desde el partido justicialista a este desdoblamiento primero porque es innecesario, siempre la provincia de Buenos Aires ha votado presidente, gobernador e intendente juntos, no hay una causal objetiva para alterar esta elección que históricamente fue así. La verdad que si uno lo analiza hasta económicamente es un gasto innecesario, de piso serían 3.200 millones de pesos que debería gastar o malgastar la Provincia en este desdoblamiento. La verdad que no tiene sentido. Una provincia que ha sacado créditos importantísimos para poder funcionar, en dólares, con unas tasas impagables, endeudarnos por un lado y malgastar esos millones por el otro, no tiene ningún sentido.

-¿Y a qué lo atibuye?

-Al gobierno de la provincia de Buenos Aires que está intentando mantener una cuota de poder cuando ve que día a día va perdiendo consenso, en los vecinos cuando no pueden salir a la calle y es eso lo que los lleva a tratar de buscar alternativas para ver si pueden mantener la provincia. Pero la verdad es que no van a poder mantener la provincia, en el peronismo nos estamos uniendo, estamos haciendo un trabajo muy profundo con propuestas muy concretas y nos oponemos a este desdoblamiento porque no hay razón para hacerlo.

-¿Al peronismo, más allá de esta lógica que tiene que ver con los costos que le traería a la provincia, cree que electoralmente lo perjudicaría?

-A ver… están tratando de ver cómo alteran nuestro resultado electoral, están pretendiendo adelantar, pretendiendo desdoblar, pretendiendo una serie de cuestiones que no son viables en nuestra provincia. La realidad es la que vivimos todos los días, que no alcanza lo que gana un trabajador del sector medio para llegar a fin de mes. Acá la realidad es que cuando uno ve los números, los números no cierran. Faltan políticas de estado que apunten a esa economía y es lo que nosotros venimos a proponer.

– ¿De la cumbre de este sábado en Santa Teresita surgirá algún documento que haga referencia a la cuestión del desdoblamiento?

-Sí, durante este verano hemos planteado una agenda intensa y profunda.Vamos a abordar en profundidad los temas de nuestra provincia. Es un encuentro que veníamos tradicionalmente realizando todos los años. Este tipo de encuentros los inauguró Néstor Kirchner y va a ser una buena oportunidad para que los intendentes podamos charlar mano a mano y con profundidad la mayor cantidad de temas que nos preocupan a los bonaerenses de la gestión y a nosotros como peronistas de cara a la unidad de nuestro partido y de un frente. Nosotros nos proponemos unir al partido y conformar un gran frente electoral que sea una alternativa real y concreta a este gobierno.

-¿Y de ahí surgirá algún pronunciamiento conjunto en relación a estos temas?

-Sí por supuesto, nosotros le vamos a ir presentando de acá hasta las elecciones mes a mes, un eje temático, un tema con una propuesta. Sí vamos a tener un pronunciamento claro y concreto sobre determinadas políticas nacionales y provinciales que están perjudicando a los bonaerenses y otras que no han tenido impacto ya, pero que lo van a tener en los próximos meses. De ahí como principal partido opositor vamos a dejar planteada nuestra postura y a hacérsela conocer a la sociedad.

-¿Qué evaluación hace de la gestión de María Eugenia Vidal?

-Una desilusión porque realmente fue una gobernadora que tuvo mucho apoyo de los bonaerenses en todo sentido, porque gran parte de la sociedad de la provincia de buenos aires la apoyó, ya sea electoralmente y políticamente también. Desde el peronismo gran parte de nuestro bloque le aprobó el primer presupuesto, en alguna oportunidad también trataron de ayudarla con algunos proyectos para que empezara a encausar la provincia, pero vemos que realmente es una gestión muy deslucida, donde no hay reformas estructurales, donde vino a plantear una serie de cosas que iban a transformar la provincia y la provincia está igual que siempre, pero se va deteriorando año a año, porque estar igual significa estar peor.

-¿La imagen de la gobernadora era más fuerte hace cuatro años o ahora?

-Yo creo que día a día va perdiendo consenso desgraciadamente. Lo digo con dolor porque uno lo ve desde el punto de vista institucional y no es bueno que un presidente y un gobernador o gobernadora no tengan consenso en una sociedad, deberían tenerlo. Y hoy estamos en un nivel donde el presidente de la Nación no puede transitar la calle, no puede estar sentado en un bar como estamos nosotros, no puede hacer una visita a una escuela, a un hospital público, ir a una plaza, hacer una recorrido si no está pautado previamente. Lo que hay es una gran puesta en escena donde hacen actividades para Facebook y para redes sociales, donde se contactan previamente, donde bajan en helicóptero y se manejan en helicóptero, donde han perdido el verdadero contacto con la gente. Haber perdido la elección para nosotros ha sido, es y va a seguir siendo una enseñanza, una autocrítica importante, una lección interna y un replanteo del partido en nuestro espacio.

– ¿Ve diferencias, como figura política, entre Vidal y Macri?

-Yo creo que Macri es Vidal y que Vidal es Macri. No existiría María Eugenia Vidal su no hubiera existido Mauricio Macri. Piensan lo mismo. Sí hay diferencias de formas, ella puede tener formas más amigables, más simpáticas, pero acá no se trata de simpatías, se trata de gobernar la provincia más importante del país. Y esta provincia necesita transformaciones importantes. Lo que no lo hizo hasta ahora la gobernadora ya no lo va a hacer. La transformación más importante de una gestión se da siempre en los dos primeros años de gobierno, lo que no hizo no esperemos que lo haga ahora porque no va a poder.

– En los últimos días arrancó un operativo clamor de intendentes peronistas que instalan a Martín Insaurralde como candidato a gobernador. ¿Es el elegido del PJ bonaerense?

-Como presidente del peronismo no puedo inclinarme por un candidato en particular porque debo mantener la objetividad y la ecuanimidad, soy quien debo convocar a las PASO si las hay. Ahora bien, gracias a Dios nuestro partido tiene más de 40 intendentes que son personas muy experimentadas, que tienen conocimiento en gestión, que han sido revalidados en las urnas, no es fácil ser intendente con un gobierno nacional y provincial en contra. Yo como intendente aspiro a que sea un intendente o intendenta quien esté a cargo de la provincia, porque la verdad que los bonaerenses nos merecemos tener a un intendente. Porque el intendente es el primer mostrador de la gestión, es el que está día a día con los vecinos y el gobernador es en definitiva un intendente de intendentes. Tenemos buenos y muy talentosos, está Martín, está Verónica (Magario), está Paco (Francisco Durañona) hay nombres muy interesantes en la provincia. También está el caso de Axel (Kicillof), que bueno, hay que seguir avanzando en este armado de unidad e iremos buscando y perfilando ya en los últimos meses a los mejores hombres.

¿Los intendentes aceptarían al ex ministro Kicillof como candidato?

-En lo personal tengo la mejor opinión de Axel, tengo aprecio y respeto por él. Obviamente la aspiracional de un intendente es siempre que sea un intendente el candidato a gobernador, por eso creo que se van a presentar primero los mejores cuadros de intendentes e intendentas en esa instancia y ya avanzado el proceso iremos viendo.

– ¿Qué números manejan ustedes en relación a los nombres?

-Es real que desde los distritos y distintos espacios se va midiendo y hay inclusive encuestas que son públicas prácticamente hoy en día. Lo que sucede es que eso se va a poder medir en su verdadero impacto cuando los candidatos estén lanzados, cuando el candidato no está lanzado es imagen positiva y eso no es intención de voto, con lo cual lo vamos a ver dentro de un mes recién creo yo.

(Christian Heit)
(Christian Heit)

– Muchos dicen que la definición final la tendrá Cristina. Usted habla con la ex Presidenta, ¿qué dice sobre las candidaturas de la Provincia?

-Tengo diálogo, tengo afecto, tengo respeto y es la dirigente no solo argentina sino regional más importante. La verdad que sí, su palabra va a gravitar y va a tener mucha importancia como la tiene actualmente. Es una palabra cotidiana, diaria, que se interesa mucho por la provincia de Buenos Aires, que sufre mucho los problemas, lo que está pasando en la provincia, yo la veo sufrir mucho por los sectores humildes y los sectores medios, que fueron conquistando cosas y de repente ve que las van perdiendo. Es un ejercicio permanente que nos cuenta cómo cuando hace cualquier cosa, cuando va a algún lado y le cuentan cosas, la angustia mucho eso que le cuentan.

– Se especula mucho con el rol de Cristina, ¿la ve candidata?

-Sí y creo en mi humilde opinión que es una decisión personalísima de ella si quiere ser candidata o no.

-Hay dos posturas en relación a Cristina: algunos analizan que no se puede prescindir de ella y otros que puede estar impidiéndole el ascenso a otros candidatos…

-Es la figura más fuerte. Cristina es más fuerte que el presidente de la Nación, el presidente no puede hablar públicamente sin que le escriban lo que tiene que decir, Cristina puede hablar cuatro horas sobre cualquier tema, es una figura muy fuerte, muy potente, no cualquier dirigente está a la altura de Cristina, no hay Cristina Kirchner por todos lados. Entonces realmente tener una figura tan fuerte es una figura que se lleva la agenda, la maneja ella, pero por las aptitudes y las características personales que tiene, algo natural, nato de ella.

-¿Entonces sería un error prescindir de Cristina?

-Ella tiene que estar. En el rol que ella decida ocupar, pero no puede estar ajena a ninguna elección, ni nacional, ni provincial tampoco. Es impensable y menos en este momento histórico del país.

– ¿Qué piensa de la posibilidad de que Lavagna sea candidato?

-Lavagna fue muy buen ministro de economía, indudablemente estuvo en dos gobiernos peronistas, ahora políticamente es una incógnita, yo no lo conozco políticamente. No sé qué es lo que piensa, desconozco su habilidad o su destreza política, sí sé que tiene muchas cualidades técnicas en materia económica, pero nuestro país es muy complejo. No sé cómo se llevaría con los gobernadores, si podría articular, cómo se llevaría con la CGT, con las organizaciones sociales, la verdad que no es que lo subestime, no lo conozco, no lo sé.

-¿Sergio Massa?

-A ver acá hay dos posturas con relación al gobierno: quienes están con el gobierno y quienes somos una marcada oposición. Esa oposición la encarna el partido justicialista a nivel provincial, en el medio hay otras expresiones, pero el electorado hoy está dividido en oficialismo y oposición, inclusive hay algunos peronistas que están más cerca del gobierno que del peronismo, bueno, en ese caso que estén con el gobierno. La sociedad está dividida, va a quedar en el medio algo que no le conforma ni una cosa ni la otra, pero son sectores que en este caso no van a ser los que van a llegar al ballotage.

-Muchos ven cerca a Massa, pero él se mostró con Urtubey y todos sus movimientos indican otra cosa. ¿Cree que puede haber un acuerdo que lo incluya?

-Eso es algo que va a ir viendo él y que tiene que analizar, esto no lo puedo hacer yo como presidente del partido, no me corresponde tampoco, porque él tiene otro partido, yo soy el partido justicialista. Lo que sí puedo decir es que Urtubey no está en nuestra postura, está en otra postura que es cercana al gobierno. Por momentos uno se confunde cuando ve o lee sus declaraciones, no sabe si está en un espacio o en el otro. Nosotros -y esto lo digo a nivel personal- poco tenemos que ver con la postura que tiene hoy en día Urtubey. Ahora respecto a Sergio él está buscando un lugar y hay que ver si lo encuentra.

-¿De cara a una nueva elección cree que se corrigieron esos puntos débiles que llevaron a perder en 2015?

-Lo estamos haciendo, no hemos terminado, esto es un proceso de reconstrucción. Uno de los temas que a mí me preocupan mucho en la provincia de Buenos Aires es el tema del campo, el tema rural, quedamos muy enfrentados con distintos sectores rurales y fue un enfrentamiento que nos lastimó a todos. Un tercio del electorado de la provincia de Buenos Aires es rural, más del 70% del territorio es rural, nosotros no podemos estar enfrentados con el sector rural. Por eso venimos trabajando desde hace un año, con perfil muy bajo, con el sector avícola, porcino, los tambos que están siendo muy castigados, pequeños productores rurales. Como este tema tenemos muchos otros temas.

-Uno de los puntos fuertes de Cambiemos en la elección pasada fue el de las redes sociales. ¿Esto de 'cómo comunicar' se debatió como una cuenta pendiente hacia adentro del peronismo?

-Eso es absolutamente así, este gobierno se preocupa por la comunicación y nosotros por la gestión. Son dos enfoques totalmente distintos. Por ejemplo cuando hay una inundación el gobierno se preocupa por cómo va a ser la foto del presidente arriba del helicóptero sobrevolando las zonas inundadas y nosotros lo último que tenemos en cuenta es la foto. Perdimos la perspectiva de que el mundo evolucionó en sus formas de comunicación y estamos trabajando en eso, pero corresponde a nuestra esencia como peronistas el preocuparnos y hacernos cargo del problema. Pero la sociedad también evolucionó y se dio cuenta de que no son sólo las redes, acá la única red que existe es lo que podemos comprar a fin de mes. Cuando la realidad es tan fuerte y tan potente, no hay comunicación que valga.

SEGUÍ LEYENDO: