Luego de varias idas y vueltas, el presidente Mauricio Macri decidió no viajar el 1° de enero a Brasilia para la asunción de Jair Bolsonaro y, en cambio, optó por extender su estadía en el Sur con su familia tras las fiestas de fin de año.

Según consignaron a Infobae fuentes calificadas del Gobierno, Macri decidió quedarse con su familia después de la fiesta de Año Nuevo en un lugar de la Patagonia que aún no está definido.

De esta manera, el jefe de Estado no participará de la asunción de Bolsonaro que iba a ser el primer encuentro formal con Macri. Es que después de las elecciones en Brasil el presidente electo del país vecino se cruzó al menos dos veces por teléfono con el jefe de Estado argentino.

Por otra parte, Macri había invitado a Bolsonaro a la cumbre del G20 y el actual presidente de Brasil Michel Temer había aceptado incluirlo en la comitiva oficial. Pero finalmente, el presidente electo brasileño desistió de concurrir.

Fuentes del Gobierno dijeron a Infobae que el faltazo de Macri a la asunción de Bolsonaro también debe interpretarse como una jugada regional para seguir manteniendo una alta cuota de poder de liderazgo regional. Es que el 4 de enero se reunirán en Perú los cancilleres del Grupo Lima que integra la Argentina junto con otros 12 países y que ahora quieren potenciar la presión sobre el régimen de Venezuela. Bolsonaro quiere enviar a ese foro un duro mensaje contra Maduro pero en la Argentina creen que la embestida regional contra el régimen chavista debe seguir en manos del liderazgo de Macri.

El canciller Jorge Faurie
El canciller Jorge Faurie

La semana pasada, el canciller Jorge Faurie había confirmado que Macri viajaría a la asunción de Bolsonaro. "Los brasileños no organizan una ceremonia de transmisión del mando invitando a delegaciones extranjeras como lo hacen otros países, sino que aceptan que quien quiera acompañar la ceremonia esté presente. Para nosotros Brasil es muy importante, es nuestro principal socio, por lo que el Presidente entiende que tiene que estar presente en ese momento, como lo harán otros mandatarios de nuestra región", dijo el ministro al concluir la reunión de Gabinete en Casa Rosada.

En relación al futuro del Mercosur y la posibilidad de llevar adelante otros acuerdos comerciales con asociaciones regionales, Faurie recordó que Macri ya tuvo dos o tres conversaciones con el presidente electo Bolsonaro al respecto y dijo que "se necesita que los países que integran el Mercosur se abran para tener inserción con los otros espacios económicos o con grandes economías, para lo cual se requiere liberalizar este espacio que permanece muy cerrado".