Este martes por la mañana tuvo lugar en el auditorio de la Universidad del Centro de Estudios Macroeconómicos de Argentina (UCEMA) el debate "Argentina y el mundo ante el triunfo de Bolsonaro".

El panel estuvo integrado por la presidente de la Fundación NPSGlobal, Irma Argüello; el director de Asuntos Académicos del ISEN y profesor de UCEMA, Fabián Calle; y directora del Departamento de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales de UCEMA, Sybil Rhodes. La moderación de la ronda de disertantes estuvo a cargo del periodista Jorge Elías.

"Cuando se analiza por qué ganó Bolsonaro, se analiza algo que tiene que ver con varios factores, no sólo la corrupción, lo que sería reducir el resultado, sino también la economía, los reclamos de la clase media brasilera sobre la recesión más larga de la historia de Brasil, y sobre todo, la violencia que se vive", expuso Elías al introducir la mesa de disertantes.

La analista internacional Irma Arguello inauguró el debate explicando que "Bolsonaro no es un outsider de la política", debido a que "ha estado 28 años como diputado federal en Brasil, aunque sí es un outsider de la política tradicional y de lo políticamente correcto". Abundó: "Tiene ideas conservadoras en lo ideológico y liberales en lo económico, pero en su victoria, supo capitalizar el desencanto de toda la sociedad brasileña".

Con referencia al "desencanto" del electorado en Brasil y la derrota reciente del PT en las elecciones, Argüello alertó que "desde que se reformó la constitución de Brasil en 1988, tres de los cuatro presidentes que hubieron tuvieron grandes problemas; dos de ellos, Fernando Collor y Dilma Rousseff debieron abandonar su cargo por impeachment, y uno, Lula Da Silva que está preso; el único que salió airoso fue Henrique Cardozo que no le encontraron nada".

Por su parte, el politólogo Fabián Calle puso énfasis en los problemas de narcotráfico y terrorismo que se vive en Brasil para explicar el cambio de rumbo en la política, siendo el "segundo país consumidor de cocaína del mundo, el primer punto de salida de droga de Sudamérica y el primer país consumidor de crack del mundo".

Bolsonaro, recalcó Calle, ganó por estos reclamos de seguridad, ya que en Brasil tienen un problema sumamente serio. "Está creciendo la principal organización criminal de Sudamérica, que ya controla el puerto de Sao Paulo y está en guerra para conquistar los puertos de Río de Janeiro", indicó el Director de Asuntos Académicos del ISEN.

A su turno, Sybil Rhodes reflexionó que "hay que seguir dándole importancia a las noticias falsas de las redes y de los medios de comunicación como un tema a combatir". En ese sentido, advirtió que "todo el ciclo de las fake news y las posibilidades de manipulación de las noticias en las elecciones, ya las vimos en los Estados Unidos con Trump y lo volvimos a ver con Bolsonaro también".

Al cierre de la mesa de debate, Irma Argüello destacó que "para Argentina será un gran desafío tratar con Bolsonaro, cuyo slogan es Brasil por encima de todo". Y concluyó: "Como país tendremos que estudiar bien cómo posicionarnos para sacar de la relación bilateral algo constructivo".