Contrapunto por el ajuste en Cancillería en el festejo por el Día del Diplomático

El canciller argentino, Jorge Faurie (Martín Rosenzveig)
El canciller argentino, Jorge Faurie (Martín Rosenzveig)

Lo que debía ser una velada amable y celebratoria del Día del Diplomático en el coqueto Palacio San Martín, se convirtió anoche en un contrapunto entre el canciller Jorge Faurie y el presidente de la Asociación del Cuerpo Permanente del Servicio Exterior de la Nación (APSEN), Eduardo Mallea, ambos diplomáticos de carrera con una larga trayectoria en la cartera de Relaciones Exteriores.

El que disparó la primera crítica ante un futuro ajuste en Cancillería fue Mallea. "Se habla de cerrar Embajadas, creemos sinceramente que esa es una visión miope y cortoplacista. Ya hemos pasado por eso en años atrás y luego, algunas de ellas tuvieron que ser reabiertas con el consiguiente mayor costo que el supuesto ahorro producido por sus cierres".

Este domingo, Documentos Infobae publicó un informe en profundidad sobre el gasto en alquileres de embajadas y consulados, y los sueldos del personal jerárquico y administrativo del servicio exterior distribuido en el mundo, que generó malestar en el ambiente diplomático.

La investigación recogió, además, declaraciones de Faurie advirtiendo que, en línea con el déficit que afronta el Gobierno, la Cancillería no podía quedar al margen del esfuerzo presupuestario requerido por el Ejecutivo para achicar su rojo fiscal.

Entre otro datos, Infobae reveló que "Argentina gasta $919 millones por año en el alquiler de 214 propiedades, casi el mismo monto que el valor de todos los inmuebles propios en el exterior".

infobae-image

Según los datos oficiales obtenidos, "por año, se destinan más de $ 4.000 millones en remuneraciones de los 2.205 empleados asignados a embajadas, consulados y oficinas comerciales en los 123 países en los que Argentina tiene representación", la mitad del total del presupuesto asignado a la Cancillería anualmente.

Los sueldos fueron justamente uno de los ejes de la respuesta de Faurie a Mallea, al hacer referencia a sus salarios y condiciones laborales "privilegiados" cuando en el país hay 27% de pobres.

De acuerdo a los datos obtenidos por este medio a partir de meda docena de pedidos de acceso a la información, los sueldos de los diplomáticos rondan los USD 10.000 dólares mensuales. El que más gana es el ministro a cargo de la Oficina Comercial y Cultural de Taiwán – un destino al que el Gobierno nacional no le reconoce la independencia de China para evitar un conflicto con el gigante asiático- cuya remuneración asciende a casi USD 20.000.

El nivel de sueldos de los embajadores superan ampliamente al de cualquier funcionario público de primer nivel. En nuestro país, el haber bruto de un ministro nacional, que durante el 2018 fue congelado por disposición del presidente Mauricio Macri para enfrentar el gasto público, es de $183.000. Cuatro veces menos que, por ejemplo, el máximo responsable de la oficina cultural y comercial taiwanesa.

La lupa sobre la productividad

Otra crítica de Mallea se refirió a la "productividad" de las representaciones argentinas en el exterior, otro de los ejes de la investigación de Documentos Infobae, que identificó a Brasil, Argelia y China como las productivas en términos de exportaciones en relación a su personasl y los sueldos pagados.

"¿Y si medimos a las mismas sólo bajo el prisma de nuestras exportaciones deberíamos cerrar nuestras embajadas en la Santa Sede, en Naciones Unidas, en otros organismos internacionales o regionales?", lanzó Mallea tras enumerar la participación de los funcionarios de carrera en actividades desarrolladas a partir del cambio de gobierno en diciembre de 2015.

La réplica del canciller no se hizo esperar: "¿Estamos aprovechando realmente bien este momento en la escena internacional adonde Argentina vuelve luego de haber estado ausente durante buena parte del siglo XXI? ¿Estamos respondiendo adecuadamente a lo que los argentinos nos piden? Eduardo fue muy crítico de la idea de que la diplomacia tenga en este momento una lectura solamente económica y comercial", soltó el canciller. "No es así , pero también es así. No es así porque la diplomacia se ejerce en muchos campos" y "hoy necesitamos crear trabajo".

Sobre el cierre de su discurso, Faurie advirtió: "Tenemos que devolverle a los argentinos con el privilegio que recibimos y justificarlo ante la sociedad, por lo cual tenemos que trabajar enormemente más para que se vean resultados. Yo como buen pesimista que soy veo el vaso medio vacío y nos falta muchísimo para acompañar este momento de la Argentina".

Consultado por Infobae, Mallea buscó bajarle el tono a la polémica y negó que hubiera habido "cuestionamientos" durante el festejo. "Las Embajadas están para fomentar las exportaciones entre otras muchísimas funciones y tareas.  Para eso la matriz exportadora nuestra tiene que mejorar", sostuvo.

Seguí leyendo:

Embajadas y consulados: Argentina tiene 50 inmuebles valuados en $1.000 millones y gasta lo mismo en 214 alquileres

Brasil, Argelia y China, las embajadas más productivas en términos de exportaciones

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos