La embajada argentina en Madrid, España, uno de los 50 edificios propios de la Cancillería
La embajada argentina en Madrid, España, uno de los 50 edificios propios de la Cancillería

La cantidad de empleados en las embajadas argentinas en el mundo no asegura una mayor eficiencia en la generación de divisas para el país, pese a que las representaciones diplomáticas tienen como misión principal promover el intercambio comercial y cultural. Así surge de confrontar las exportaciones del país con el total de empleados y salarios pagados por cada oficina en el exterior, a partir de los datos obtenidos a través de media docena de pedidos de acceso a la información.

De este comparativo, Brasil, Argelia y China se posicionan como las embajadas argentinas en el exterior más productivas en términos de exportaciones, con una demanda de producción nacional que supera los USD 127 millones por empleado.

En el extremo opuesto se ubican Austria, Angola, Portugal y Francia, con menos de USD 7 millones por cada empleado asignado a esos destinos diplomáticos.

Este ranking de eficiencia y productividad fue elaborado por Infobae a partir de los datos de 40 oficinas en el exterior que en 2017 representaron el 84% de las exportaciones totales del país, y en cuyos estados se genera el 86% del PBI mundial.

Infobae elaboró un ránking de eficiencia y productividad a partir de los datos de 40 oficinas en el exterior que en 2017 representaron el 84% de las exportaciones totales del país, y en cuyos Estados se genera el 86% del PBI mundial

El ranking por empleado

La embajada en Brasil, segunda en cantidad de personal de las 87 que tiene la Argentina, trepa al primer lugar con más de USD 202 millones de exportaciones por empleado. La sigue, pero muy lejos, la de Argelia con USD 134 millones, que sólo se maneja con 11 personas.

En tercer lugar en este ranking de productividad por empleados se ubica China. Con 36 personas destinadas en la estratégica representación en el gigante asiático, compra productos argentinos por USD 128 millones por empleado.

Le sigue la representación en EEUU con el equivalente a USD 124 por empleado; Vietnam y Suiza con USD 114 y USD 105 millones, con una nómina de 20 y 12 personas, en cada caso.

En el otro extremo, con la menor cantidad de exportaciones al año por personal en sus oficinas, se ubica Austria con apenas USD 612.000. Por encima del extremo inferior de la tabla están Angola, con menos de USD 3 millones; Portugal y Francia por debajo de USD 7 millones; y Venezuela, con un nivel inferior a USD 10 millones por empleado.

"El rol de las embajadas del país es proyectar la producción de la Argentina hacia el mundo. La primera función es realizar inteligencia comercial y, para esto, detectar en cada posición arancelaria qué está importando el país donde se está, y cuáles son los proveedores para luego contactar a empresas argentinas que puedan competir en esos rubros", dijo en diálogo con Infobae el economista y ex vicecanciller Martín Redrado.

Martín Redrado: “El rol de las embajadas del país es proyectar la producción de la Argentina hacia el mundo. La primera función es realizar inteligencia comercial, luego, a través de la Cancillería, detectar el contacto local y construir los puentes”

Para el CEO de Fundación Capital "una embajada tiene dos tareas. Por un lado, la negociación comercial, que puede ser abrir barreras arancelarias, además de detectar cuáles son las trabas paraarancelarias, que en muchos casos como el de los alimentos son sanitarias y fitosanitarias, y en las cuales hay que estar negociando y trayendo a los organismos de control argentinos para hacer las pruebas suficientes. Por el otro, hay que trabajar en inteligencia de mercado y  buscar que está importando ese país y qué puede proveer la Argentina. Luego, a través de la Cancillería, detectar el contacto local y construir los puentes, ya sea en ferias comerciales o rondas de negocios, que permitan concretar mayores exportaciones".

Y concluyó: "El rol primordial es negociar la proyección de la producción nacional en el mundo, y después ocupar los mercados donde la Argentina tiene complementación productiva con esos países. Y para eso, debe utilizar la tecnología y el big data para poder segmentar qué mercados existen y qué competidores tenemos".

Generación de superávit comercial

Una mejor medida de la eficiencia y productividad de cada representación comercial de un país es a través del resultado del intercambio, esto es, de la diferencia positiva entre el monto de las exportaciones y el de las importaciones, por cada dólar pagado en salarios por empleado en el último año.

Entre los 40 países seleccionados por Infobae, se observa que en 2017 el primer puesto en contribución al mayor saldo neto positivo de divisas del intercambio bilateral lo ocupó Argelia, con USD 132 millones por empleado en la embajada; seguido por Vietnam y Egipto, con unos USD 82 millones; Suiza USD 57 millones; India; Indonesia; Países Bajos; Canadá; y Chile con más de USD 40 millones cada uno, entre otros.

Gastos-Embajadas-INFO1 (1)
Fuente: Datos aportados por la Cancillería argentina.

En el planeta hay 220 países, con un PBI global estimado por los organismos internacionales en USD 80 billones, unas 130 veces el PBI de la Argentina. Esos 220 países importan en conjunto USD 17 billones, levemente por debajo de sus exportaciones, equivalente a 289 veces el nivel de las ventas externas totales de nuestro país en el último año.

En el planeta hay 220 países, con un PBI global estimado por los organismos internacionales en USD 80 billones, unas 130 veces el PBI  de la Argentina, e importaciones totales por USD 17 billones, 289 veces nuestras exportaciones al resto del mundo

Esta cifra revela un primer indicador de la falta de penetración de los productos y servicios en el comercio internacional, porque si se hubiese repetido en el total de las exportaciones la representatividad de la Argentina en el PBI mundial, deberían haber superado los USD 130.000 millones, en lugar de haber caído a menos de USD 60.000 millones en los últimos tres años. Las expectativas para los próximos años se ubican en un rango de USD 70.000 a 80.000 millones.

Desafíos a futuro

Según el análisis hecho por este medio de la estructura laboral de cada delegación argentina en las naciones más prósperas y en desarrollo del planeta, y su relación con el total de las exportaciones a esos destinos, son pocas las embajadas que sobresalen por su contribución al comercio exterior argentino, independientemente de la capacidad de compra o de riqueza de los Estados donde están radicadas.

Sin embargo, ahora, ante el freno al financiamiento del déficit fiscal por parte de grandes fondos de inversión y la escalada del rojo de las cuentas externas equivalente a USD 30.000 millones este año, las embajadas debieran cobrar protagonismo y contribuir a cerrar la falta de divisas.

Seguí leyendo:

El equipo de investigación de Infobae que participó de este trabajo estuvo integrado por Mariel Fitz Patrick, Nicolás Pizzi, Daniel Sticco, Federico Mayol y Martín Dinatale.