En medio de una jornada de caos en las calles por los piquetes y marchas de los movimientos sociales en toda la ciudad de Buenos Aires, el Gobierno aclaró que está "abierto y en permanente diálogo" con los grupos piqueteros y destacó que se están tomando medidas para enfrentar la situación de pobreza, pero alertó: las manifestaciones que se hicieron hoy "responden a reclamos en contra de la política de Mauricio Macri" que van más allá de los planteos puntuales por temas de asistencia social.

"Este Gobierno se encuentra en permanente diálogo con las organizaciones sociales y estamos tomando todas las medidas necesarias para frenar el impacto de la crisis en los sectores más desprotegidos", expresó a Infobae un allegado a la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley.

También aclararon que no hay peligro de desborde social y no ven ánimo beligerante por parte de las organizaciones sociales que hoy salieron a las calles.

De esta manera, la Casa Rosada desalentó cualquier tipo de enfrentamiento entre Desarrollo Social y los movimientos piqueteros que hoy salieron a protestar en diferentes puntos del país.

A la vez, Stanley y su equipo coordinado por el secretario de Articulación de Política Social, Carlos Pedrini, dijeron que hasta ahora no hubo ningún pedido concreto en estos días de parte del Bloque Piquetero Nacional o de otros grupos para mantener una reunión con la ministra de Desarrollo Social. Empero, desde el Movimiento Barrios de Pie y el Movimiento Evita, que integran junto con la CETEP el Bloque Piquetero Nacional, aseguraron a Infobae que el diálogo con Stanley está "cortado" y que no les atiende sus llamados.

Para la Casa Rosada, las movilizaciones, cortes y marchas que se hicieron hoy responden a un "condimento político para repudiar el ajuste y el acuerdo del Gobierno con el FMI". De hecho, remarcaron que en las manifestaciones callejeras hubo consignas relacionadas con el FMI, el presupuesto 2019 y el plan de recortes del Estado.

A la vez, aducen en Desarrollo Social que algunos de los reclamos que hay en la calle responden a internas propias de los grupos piqueteros. En este sentido, deslizaron que en la CETEP que conduce Juan Grabois hay mucho malestar interno por su acercamiento a Cristina Kirchner y alertan también de que en Barrios de Pie hay un enfrentamiento entre sectores internos.

De todos modos, durante toda la mañana de ayer tanto Stanley como el resto de su equipo estuvieron repansando las directivas que surgieron de la reunión de ayer con el presidente Mauricio Macri y las medidas de contención social que se empezaron a tomar.

El aumento a la Asignación Universal por Hijo (AUH). En la Casa Rosada aseguran que ya se empezó a pagar un adicional de $1.200 en septiembre por cada chico y se abonarán $1.500 en diciembre. Esto alcanzará a unos 4,5 millones de argentinos de bajos recursos que hoy reciben este plan. Ello se hará en paralelo al aumento de planes sociales programados para octubre. Es decir que más de un millón de familias recibirán $2.700, 600.000 familias recibirán $5.400, 278.000 familias $8.100, 105.000 familias $10.800 y 47.000 familias $13.500. En paralelo a ello, se establecerá el aumento previsto para este programa. Así, en septiembre se aumentará a $5.750 y en diciembre a $6.000.

Refuerzo Alimentario. En el Gobierno ya tomaron contacto con todas las provincias para ordenar el refuerzo de los programas alimentarios a comedores escolares. A la vez, se dialogó con intendentes de Bariloche, Rosario, Santa Fe, Concordia, Córdoba y el Conurbano para reforzar también allí el dispendio de alimentos en comedores escolares. Según pudo saber Infobae, se hará un acuerdo también con la Iglesia y con los movimientos sociales que responde al triunvirato piquetero, al Polo Obrero y a la CTA para garantizar un aumento de la distribución de alimentos en lugares donde se atienden a sectores desprotegidos.

Ayuda de la ONU. En los últimos días tanto Stanley como Pedrini acordaron con los referentes locales del Programa de Desarrollo de Naciones Unidas (PNUD) un programa de transferencia de alimentos en 1.200 comedores distribuidos en todo el país. Desde octubre se aumentará el cupo de desayunos diarios de este programa a 18 pesos por cada niño.

Precios cuidados. En el Gobierno aseguran que el acuerdo con empresas para ampliar de 490 a 510 productos el listado del programa de "precios cuidados" ayudará a paliar el golpe de la inflación en la canasta básica para aquellos sectores más vulnerables.

Diálogo con supermercados. Desde la cartera de Desarrollo Social se definieron acuerdos por separado con diferentes cadenas de supermercados para atender los reclamos puntuales de grupos piqueteros en distintos puntos del país y asegurar un esquema de descuentos a los programas de comedores escolares.