En la intersección de las calles Uruguay y Juncal, en el barrio porteño de Recoleta, alrededor de 300 militantes siguieron en sus celulares la sesión del Senado frente al departamento de Cristina Kirchner. Ahora aguardan la llegada de la ex presidenta y el posible comienzo de los allanamientos dispuestos por el juez Claudio Bonadio, que se espera se lleven adelante durante la mañana del jueves.

Con banderas, carteles y pancartas, los manifestantes se acercaron esta noche hasta el departamento de la senadora, luego de que en en el Senado se autorizaran por unanimidad los allanamientos.

En las inmediaciones del domicilio la votación fue seguida a través de teléfonos celulares por los manifestantes, haciendo explícitas las muestras de apoyo a través de gritos o cantos, cuando Cristina Kirchner hacía alguna intervención.

"El flan casero da arcada" o "no queremos flan, queremos justicia", fueron algunos de los mensajes que se pudieron leer en las distintas pancartas alrededor del domicilio de la ex presidente.

La movilización se da luego de que ayer martes cientos de miles de personas se reunieran en el congreso detrás del que llamaron el "21A", para pedir por la aprobación de la ley de extinción de dominio y el desafuero de la senadora.

Fuentes cercanas a las fuerzas de Seguridad le precisaron a Infobae que los allanamientos se realizarían durante la mañana del jueves. En la Ciudad las diligencias estarán a cargo de la Policía Federal, mientras que en las propiedades ubicadas en el sur del país, por la Gendarmería Nacional.

En la esquina del edificio donde está ubicado el departamento se apostó un patrullero de la Policía de la Ciudad, mientras que los agentes de Tránsito del Gobierno porteño desviaron el tránsito cuando los militantes se manifestaron sobre la calle Juncal.

Fotos: Gustavo Gavotti