Los organizadores de la marcha opositora en el Obelisco leyeron un documento en el que cuestionaron el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y el endeudamiento, criticaron la reforma laboral, pidieron por Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, y exigieron que sean encarcelados los condenados por delitos de lesa humanidad

Los actores Osmar Nuñez y Paola Barrientos subieron al escenario mientras sonaba de fondo el habitual "vamos a volver, vamos a volver" de fondo. "Más de un millón de almas, somos un montón", dijo la actriz.

"El 25 de mayo de 1810, las mujeres y los hombres que habitaban este suelo fueron protagonista de la gesta revolucionaria que marcó a fuego el destino de nuestra historia. Se trataba de defender y organizar a la patria. Pero 208 años después, una vez más, la patria está en peligro y nosotras y nosotros, mujeres y hombres de la patria, sabemos de qué se trata", comienza el documento que escribieron los organizadores.

"Por eso -continúa- rechazamos los acuerdos del gobierno con el Fondo Monetario Internacional, su modelo de dependencia política y económica con las grandes potencias extranjeras que están reeditando en nuestro continente un plan sistemático que sólo ofrece a las mayorías populares un destino de miseria planificada. Rechazamos el endeudamiento que significa una cadena de dependencia sobre nuestro pueblo".

(Adrián Escandar)
(Adrián Escandar)

En esa línea, también rechazaron "los acuerdos de libre mercado que el gobierno y los gerentes corporativos que gobiernan la Argentina andan mendigando por los Estados Unidos y Europa" y "la apertura irrestricta de las importaciones, el fomento de la concentración económica en un puñado de multinacionales y la matriz especulativa con la que intentan destrozar el aparato productivo e industrial para direccionar los beneficios económicos para los que especulan en la city porteña".

La proclama incluye críticas al "salvaje tarifazo", la reforma laboral, "los topes paritarios", la reforma previsional "que inicia una privatización encubierta del sistema" y "las medidas del gobierno para meter mano en el fondo de garantía del Anses y especular con la plata de las trabajadoras y los trabajadores".

(Adrián Escandar)
(Adrián Escandar)

Asimismo, repudia "el ajuste brutal sobre los programas de empleo y la eliminación de los programas de vivienda" y "el desfinanciamiento educativo, el disciplinamiento del salario docente, el ataque a sus organizaciones gremiales y la persecución a la organización estudiantil".

También tiene cuestionamientos al "discurso negacionista del gobierno y su intento de imponer nuevamente la teoría de los dos demonios" y "la radicalización de la violencia ejercida por las fuerzas de seguridad y la aplicación de la doctrina Chocobar", y pidieron "que el único lugar para los genocidas sea la cárcel común". En ese camino exigieron "justicia por Santiago Maldonado y Rafael Nahuel".

El documento concluye con una convocatoria a la unidad. "Somos un pueblo digno, con mucha memoria y sabemos de qué se trata todo esto que padecemes. El colonialismo neoliberal sólo puede darnos un destino miserable a las clases populares Los enfrentaremos en las calles y en las urnas. En ese camino y con estas reivindicaciones nos disponemos a forjar la unidad necesaria para construir definitivamente la patria que soñamos".

(Adrián Escandar)
(Adrián Escandar)

Cientos de personas se concentraron en la Plaza de la República, frente al Obelisco, para manifestar su rechazo a las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La manifestación fue convocada por organizaciones gremiales y sociales, actores y referentes de los derechos humanos. Además de sindicatos opositores de la CGT y CTA a la protesta se sumaron la denominada Corriente Federal: entre ellos están el referente de SUTEBA, Roberto Baradel; Sonia Alesso, de CTERA; Daniel Catalano, de ATE Capital; Walter Correa, de los Curtidores; Vanesa Siley de Judiciales, y Omar Plaini, jefe del gremio de canillitas.

Además, fueron parte de la convocatoria los movimientos Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), quienes instalarán ollas populares sobre la avenida 9 de Julio.

Inseguridad en la marcha

Mientras se realizaba la movilización opositora, el cronista de radio La Red Pablo Navarro sufrió el robo de sus dos teléfonos celulares (uno personal y otro laboral).

Según confirmaron a Infobae fuentes de la emisora, el hecho fue sin violencia, por lo que el periodista no sufrió lesiones.

Seguí leyendo: