El Canciller Jorge Faurie durante una reunión reciente con el embajador británico Mark Kent
El Canciller Jorge Faurie durante una reunión reciente con el embajador británico Mark Kent

En un nuevo paso de acercamiento en las relaciones bilaterales de la Argentina y el Reino Unido en torno al histórico conflicto de las islas Malvinas, los gobiernos de Londres y Buenos Aires se disponen a negociar la semana que viene un acuerdo de cooperación científica para la conservación de recursos pesqueros en el atlántico sur.

Según adelantaron a Infobae fuentes calificadas de la cancillería argentina,  el acuerdo forma parte de la "hoja de ruta" que se fijaron Mauricio Macri y Theresa May para acercar posiciones en torno a las Malvinas. El primer paso fue la identificación de los soldados argentinos caídos en la guerra de 1982.

La cancillería y el Foreign Office destacaron que "con el propósito de profundizar un diálogo constructivo y substantivo con el Reino Unido en temas de interés común, los días 14 y 15 de mayo se reunirá en Buenos Aires el Subcomité Científico de la Comisión de Pesca del Atlántico Sur (CPAS), establecida por la Declaración Conjunta del 28 de noviembre de 1990".

El objetivo de la reunión es retomar las actividades de cooperación científica bilateral para la conservación de los recursos pesqueros en el Atlántico Sudoccidental.

Segun se pudo saber, en ese encuentro participarán científicos y funcionarios de la República Argentina y del Reino Unido.

En el gobierno aclararon que la reunión se llevará a cabo bajo la fórmula de soberanía acordada en la Declaración Conjunta de Madrid del 19 de octubre de 1989.

Los detalles de este acuerdo se terminarán de cerrar en una reunión bilateral que mantendrán los cancilleres Jorge Faurie y el británico Boris Jhonson en Buenos aires en la cumbre de ministros de relaciones exteriores que se hará en el marco de la cumbre del G20.

Según fuentes diplomáticas argentinas, el trabajo conjunto de control de la pesca y la patrulla para evitar la depredación de los recursos naturales del atlántico sur podría hacerse con las fuerzas armadas de ambos países.

Seguí leyendo: