Juan Carlos Schmid, Carlos Acuña y Héctor Daer, secretarios generales de la CGT (Foto: Nicolás Stulberg)
Juan Carlos Schmid, Carlos Acuña y Héctor Daer, secretarios generales de la CGT (Foto: Nicolás Stulberg)

Un 1 de Mayo fragmentado. Así se desarrollarán los actos organizados por el movimiento obrero para mañana celebrar un nuevo Día del Trabajador. La fecha, principalmente, marca la grieta que separa al líder de Camioneros, Hugo Moyano, de los representantes sindicales nucleados en la CGT, mientras el Gobierno avanza nuevamente en el Congreso con su proyecto de reforma laboral.

La CGT realizará mañana un acto junto a la ex presidenta de Brasil, Dilma Roussef, que se encuentra en el país en el marco de su participación en la Feria del Libro para presentar "Lula: La verdad vencerá". La organización del evento está a cargo de uno de los secretarios generales, Héctor Daer, que aspira quedarse con la conducción de la nueva central obrera. Será a las 17, en su sede de Azopardo 802.

Daer ya había viajado a Brasil para solidarizarse con el detenido ex presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva. El jefe cegetista desembarcó en San Pablo cuando el Supremo Tribunal brasileño rechazó su pedido de hábeas corpus y era inminente la orden de detención del juez Sergio Moro.

Pablo Moyano en un acto de la CGT. Hoy, como su padre Hugo, está ditanciado de la central obrera (Nicolás Stulberg)
Pablo Moyano en un acto de la CGT. Hoy, como su padre Hugo, está ditanciado de la central obrera (Nicolás Stulberg)

Moyano, en tanto, se anticipó y preparó un acto el pasado viernes en el estadio de Ferro. La excusa y la convocatoria fue recordar un nuevo aniversario del paro nacional que en 1979 impulsó el sindicalista cervecero Saúl Ubaldini contra la dictadura militar. Estuvo acompañado por sus nuevos aliados, Hugo Yasky y Pablo Miceli (representantes de la CTA) y los movimientos sociales del "triunvirato piquetero", integrado por la Confederación de los Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa (CCC).

Por otro lado, el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) tiene previsto realizar un acto en la Plaza de Mayo que, a la vez, se replicará en las principales ciudades del país con la consigna "abajo el ajuste de Macri y los gobernadores". En Buenos Aires, la cita es a partir de las 15.30 y contará, entre los oradores, a legisladores y diputados de los partidos políticos que integran el FIT.

Por su parte, el MST realizará un acto en Plaza del Congreso, a partir de las 15, junto al Nuevo Mas, las dos fuerzas que componen Izquierda al Frente.

Pablo Moyano y Juan Grabois, de la CTEP
Pablo Moyano y Juan Grabois, de la CTEP

En tanto, los movimientos sociales del denominado "triunvirato piquetero" marcharán desde Constitución hasta el monumento "Canto al Trabajo". Durante la movilización insistirán con las reivindicaciones del sector, especialmente el pedido de sanción del proyecto de ley de emergencia alimentaria y el que propone que el 25% de la obra pública sea realizada por cooperativas.

Barrios de Pie informó que, a partir de las 11, se  instalarán ollas populares en diferentes puntos de Avenida 9 de Julio. A las 15, se unirán al acto en el Monumento de los Trabajadores. En el microestadio de Ferro también se realizará otro encuentro, esta vez organizado por el Sindicato de Obreros y Empleados de la Industria del Fósforo, Encendido, Pirotecnia, Velas y Afines.

Mientras el sindicalismo se expresa de manera fragmentada frente a un nuevo Día del Trabajador, el presidente Mauricio Macrique tiene previsto regresar hoy de la residencia de Chapadmalal– avanza nuevamente en su reforma laboral. El pasado viernes el Gobierno envió al Congreso tres capítulos del proyecto que no logró aprobar a finales del año pasado y que, a priori, cuentan con el visto bueno del sindicalismo y se refieren al blanqueo de trabajadores informales, el establecimiento de sistemas de pasantías y la creación de una agencia de evaluación de tecnología médica.

SEGUÍ LEYENDO