A dos meses de haber asumido, la legisladora chaqueña Nadia García Amud está a punto de perder el cargo. Luego del escándalo protagonizado en la madrugada del sábado en los festejos de Carnaval de Corrientes, donde se la vio visiblemente fuera de control, ahora su jefe político y gobernador de Chaco, Domingo Peppo, le pidió que presentara su renuncia ante la Cámara de Diputados y sus compañeros de bancada.

"Le sugerí que presentara su renuncia a sus pares para que sean ellos los encargados de plantear si hubo o no, o se sintió agravada la institución Cámara o los diputados", afirmó el mandatario en declaraciones a la prensa.

Peppo calificó al hecho como "lamentable" y se mostró confiado en que la legisladora peronista aclare lo que sucedió el sábado pasado. García Amud, dirigente del frente Chaco Merece Más, fue demorada por la Policía luego de mostrarse agresiva con policías y asistentes al carnaval de Corrientes.

El causal de la escandalosa reacción habría sido una discusión con el campeón olímpico de taekwondo Sebastián Crismanich por la ubicación de las plateas asignadas. Las imágenes del encontronazo se viralizaron en las redes sociales, donde fue cuestionada con dureza por su comportamiento.

"No comparto la reacción y la actitud que tuvo, aunque fueran otros los motivos y también la realidad y la verdad del tema. Cuando ella da sus explicaciones, tiene sus argumentos, pero me parece que no son valederos ante lo que está circulando", opinó Peppo.

El gobernador chaqueño agregó que "es importante salir a aclarar desde la humildad", debido a que los funcionarios públicos "son muy cuestionados por la sociedad y deben tener mucho cuidado en su accionar cotidiano".

En esta sintonía también se expresó Juan José Bergia, a cargo de la presidencia de la Legislatura chaqueña de manera interina. Según la prensa local, en la bancada justicialista se iba extendiendo los reclamos de renuncia con el paso de las horas.

La diputada chaqueña Nadia García Amud, en un brindis con el gobernador Peppo.
La diputada chaqueña Nadia García Amud, en un brindis con el gobernador Peppo.

Las explicaciones de Amud

Sin embargo, la primera respuesta de García Amud fue en sentido contrario al esperado por sus correligionarios. Si bien pidió sus disculpas públicas, advirtió que permanecerá en el cargo pese a los reclamos desde el interior de su propio partido.

"Quiero pedir disculpas al pueblo, no debería haber actuado así. Lo digo humildemente, los que me conocen saben que mi accionar de ese día no representa mis convicciones y objetivos como funcionaria pública", afirmó, tras señalar que fue una reacción que "no pudo evitar" y que la injusticia fue el motivo que la sublevó.

Y completó: "De ninguna manera pondría a disposición mi renuncia. Jamás renunciaría al partido. Evita es una gran inspiración para mí y ella se metió en política por la injusticia, y a mí me pasó lo mismo. No hay ninguna posibilidad que deje el partido, lamento que mis pares no lo entiendan y lo tergiversen".

Sobre las acusaciones de haber consumido alcohol y sustancias, las cuales habrían motivado su desproporcionada reacción de acuerdo al testimonio de Crismanich, la diputada afirmó estarán a disposición los estudios toxicológicos y médicos "para quien se quiera sacar la duda".

"Debo reconocer que estoy arrepentida, es más, hubiera ido a los carnavales de Villa Ángela y no a los de Corrientes. Pero bueno, las cosas se dieron así, soy muy creyente. No guardo rencor y perdono a todos los que me difamaron", concluyó.

LEA MÁS: