La interna en el PJ Bonaerense divide a los intendentes
La interna en el PJ Bonaerense divide a los intendentes

Uno de los intendentes interesados en la reconstrucción del peronismo bonaerense cree que el tiempo que viene debe estar representado por dos conceptos: unidad y renovación. Es una manera educada de decir que ya no quiere al ex jefe comunal de La Matanza, Fernando Espinoza, como presidente del PJ Bonaerense. Su pensamiento es el mismo que tienen otros tantos intendentes de la provincia de Buenos Aires. Creen que hay un ciclo cumplido.

Espinoza tiene claras intenciones de seguir al mando del partido. Quiere su reelección y ya se lo comunicó a los jefes comunales que buscan instalar una nueva conducción a partir del 17 de diciembre, día en que se realizarán las elecciones partidarias. El dirigente matancero intenta lograr un consenso entre sus pares y encabezar una única lista en los comicios. Sus competidores internos son una barrera para sus ambiciones. Quieren frenar su continuidad.

Queremos un acuerdo pero sin que la sangre llegue al río

El intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, está decidido a presentar batalla en la interna y discutir el liderazgo del Espinoza. Quiere ser presidente del PJ.  Para eso el "Tano", como se lo conoce en el peronismo, ya se reunió con intendentes del interior bonaerense. Busca obtener respaldo más allá de los límites del conurbano. Tiene una decisión tomada. Si lidera, intentará abrir el partido para que los dirigentes de otras vertientes del peronismo, distintas a las que confluyeron en Unidad Ciudadana, se unan bajo el techo del PJ.

Fernando Espinoza durante una de las últimas reuniones en la histórica sede de Matheu
Fernando Espinoza durante una de las últimas reuniones en la histórica sede de Matheu

Walter Festa, intendente de Moreno, es el tercer dirigente que quiere ser candidato.  Representa al kirchnerismo más duro. Su postura es menos aperturista que la de Menéndez, aunque tiene en claro que el partido necesita modernizarse. Festa cree que si no se puede llegar a un acuerdo de unidad, lo mejor será abrir el padrón, elegir un presidente de transición, incentivar la afiliación y hacer nuevas elecciones en un año con un padrón moderno y actualizado.

Para un nuevo tiempo en el peronismo será indispensable generar alianzas más amplias. Lo saben los tres que hoy se disputan el poder del PJ Bonaerense.  Pero esa unidad de criterio, no implica que haya los suficientes puntos en común para lograr un acuerdo.

Los tres precandidatos quieren consensuar una sola lista, motivo por el cual las negociaciones se acumularon en la última semana. Si no hay unidad, podría haber internas. Ahora o en un año, pero deberían medir fuerzas.  Pero todos saben que esa competencia puede ser dañina para la integridad de un partido que está en ruinas después de las últimas elecciones.

"Queremos un acuerdo pero sin que la sangre llegue al río", precisó uno de los candidatos a Infobae. La división del peronismo en la Provincia benefició al gobierno de Cambiemos y agrandó las grietas internas del espacio político.

Los principales candidatos pretenden escaparse del enfrentamiento interno. Perciben que, luego de un año inundado de elecciones y derrotas, la competencia puede tensar los vínculos entre los dirigentes del partido. Ese hipotético escenario podría empantanar, aún más, la actualidad del PJ.

Menéndez (Merlo) y Festa (Moreno) junto a otros intendentes peronistas (Prensa y Difusión Gobierno de Merlo)
Menéndez (Merlo) y Festa (Moreno) junto a otros intendentes peronistas (Prensa y Difusión Gobierno de Merlo)

Un grupo de intendentes jóvenes de la Provincia consideran que es el momento de reagrupar fuerzas, abrir las puertas del partido para que lleguen dirigentes del massismo y el randazzismo, y lograr un gran acuerdo que sirva de base para comenzar la reconstrucción del PJ. Es un trabajo minucioso y complejo. La figura de la ex presidente Cristina Kirchner mantiene las divisiones en el peronismo y solo una un candidato que lidere en base a un consenso puede ser la vía para lograr ampliar la base dirigencial del partido.

Uno de los jefes comunales del conurbano analizó un plan de acción para el futuro inmediato. "Hay que aportar un poco de cordura y buscar un acercamiento entre los diferentes sectores. Queremos convocar desde el partido a los dirigentes de base, construir desde los cimientos y evitar peleas encarnizadas entre los líderes", reflexionó.

Entre el peronismo y Unidad Ciudadana

En la antesala de las últimas PASO, Cristina Kirchner pateó el tablero de la política y puso en jaque a sus adversarios dentro del peronismo. Para evitar competir con Florencio Randazzo en el mismo frente electoral, construyó Unidadad Ciudadana prescindiendo del PJ. Si lo incluía estaba obligada a enfrentar a su ex ministro del Interior.

Hay que aportar cordura y generar un acercamiento entre los diferentes sectores

La jugada de ajedrez no le salió del todo bien. La ex jefa de Estado logró cautivar a la mayoría de los intendentes de la provincia de Buenos Aires, quienes la acompañaron en el proceso electoral. Pero los resultados negativos en la elecciones legislativas volvieron a abrir las puertas de un frente que, en su interior, tenía a dirigentes indecisos. No estaban convencidos de formar parte de un espacio que no contenía al PJ. Lo hicieron por conveniencia y no por convicción. Son las reglas en el peronismo. La derrota marca a fuego al perdedor. Inclusive, a la ex mandataria y su joven frente.

La figura de Cristina Kirchner sigue dividiendo al peronismo (Nicolás Aboaf)
La figura de Cristina Kirchner sigue dividiendo al peronismo (Nicolás Aboaf)

"Cristina quiere darle amplitud y vida a Unidad Ciudadana. Y está bien. Es una opción. Pero nosotros creemos que hay que hacerlo en el PJ porque hay muchos dirigentes que no van a ir a Unidad Ciudadana pero al PJ, quizás sí". La frase de uno de los intendentes peronistas más importantes del conurbano define a la perfección el momento que transita el partido en Buenos Aires. Para lograr un consenso amplio y construir la unidad que no se logró antes de los comicios de este año, hay que trabajar bajo el paraguas del PJ. Sino, el peronismo seguirá fragmentado y perdieron elecciones.

El jueves próximo es el plazo para presentar la lista de candidatos. Los cuatro nombres que pelean por gobernar el partido mantienen reuniones permanentes con sus pares. Buscan respaldo. Pero también se juntan entre ellos tratando de convencerse, unos a los otros, que lo mejor es declinar sus deseos. Es una lucha interna de poder que terminará con un solo candidato apoyado por la mayoría o con una competencia. Aunque, en el último tiempo, en el peronismo no son afectos a medir fuerzas internas en base a los votos.

LEA MAS