En junio pasado, el papa Francisco se reunió con representantes del Poder Judicial, entre ellos, el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti.
En junio pasado, el papa Francisco se reunió con representantes del Poder Judicial, entre ellos, el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti.

El Papa profundiza el acercamiento con un sector de la Justicia federal. Y lo hará a través de una invitación formal patrocinada por la Pontifica Academia de las Ciencias, en la ciudad del Vaticano. Según se difundió oficialmente, irán a un convite para debatir sobre narcotráfico los jueces Sergio Torres, Daniel Rafecas y la magistrada federal de Chaco, Zunilda Niremperger, quien estuvo a cargo del caso 'Carbón Blanco', una de las principales investigaciones sobre tráfico de cocaína en la Argentina.

Se presume que entre los participantes esté la jueza María Servini de Cubría, publicó el diario Perfil. Tanto Servini como Rafecas viajarán al Vaticano en un contexto de alto roce político. Inevitable que esa convocatoria no sea vista como un guiño hacia los jueces que afrontan presiones varias en el plano local. Servini denunció semanas atrás que "quieren jubilarla", mientras que Rafecas está apuntado por el macrismo por desestimar la denuncia del fiscal fallecido Alberto Nisman contra Cristina Kirchner, por encubrimiento de los acusados iraníes de volar la AMIA.

El congreso, bautizado con el nombre "Narcóticos: problemas y soluciones para este problema mundial", se realizará los días 23 y 24 de noviembre y estará presidido por el canciller del Vaticano, Marcelo Sánchez Sorondo. Habrá entre los disertantes dirigentes políticos y especialistas en la materia de todo el mundo, como la reina Silvia de Suecia y el titular de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, Yuri Fedotov.

"Hoy en día, los problemas de abuso de sustancias son de
una actualidad innegable, ya que las drogas constituyen uno de los mayores flagelos de nuestro mundo globalizado, a pesar de los cuantiosos recursos empleados en todo el mundo para combatir el tráfico y la producción de estupefacientes", reza la convocatoria.

Los jueces compartirán el evento con otras figuras cercanas del entorno de Jorge Bergoglio, como el legislador porteño Gustavo Vera, titular de la ONG La Alameda, cuya labor se destaca en materia de políticas y denuncias contra la trata de personas y el narcotráfico.

En la misma sintonía papal, Vera encabezó esta semana una mesa "antinarcos" en la Municipalidad de Cañuelas, de la que participaron el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, los jefes comunales de Esteban Echeverría, Fernando Grey, y de Almirante Brown, Mariano Cascallares, el dirigente peronista bonaerense Mario Baudry y el juez federal del Departamento Judicial de Lomas de Zamora doctor Federico Villena.

LEA MÁS:

Otros de los nombres del plano local que disertarán en el congreso del Vaticano es el obispo de Gualeguaychú, monseñor Jorge Lozano, y el rector de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE), Hector Masoero.

Cómo ha sido habitual en los últimos meses con distintos funcionarios y dirigentes políticos –como la reunión que mantuvo con la vicepresidente Gabriela Michetti-, se espera que Francisco mantenga audiencias privadas con los jueces que viajen a Roma.

El último encuentro de calibre entre el cardenal argentino y representantes del Poder Judicial tuvo lugar en junio pasado, cuando una comitiva integrada por una veintena de jueces y fiscales argentinos, encabezada por el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, participaron de otra actividad académica. En aquella oportunidad, el líder de la Iglesia Católica les dijo: "Sé que ustedes sufren presiones, amenazas, y sé que hoy día ser juez, ser fiscal, es arriesgar el pellejo. Y eso merece un reconocimiento a la valentía de aquellos que quieren seguir siendo libres en el ejercicio de su función jurídica".