Mauricio Macri y Juan Manuel Santos (AFP)
Mauricio Macri y Juan Manuel Santos (AFP)

El Foro Económico Mundial para América Latina fue escenario de una nueva presentación de Mauricio Macri, quien en esta ocasión destacó el cambio de ciclo político que vive el país.

"Nosotros comenzamos un nuevo proceso y estamos dejando atrás, creo que definitivamente, las prácticas populistas que no han ayudado a mejorar la calidad de vida de la gente", sentenció el jefe de Estado.

Acompañado por el presidente colombiano Juan Manuel Santos, el mandatario argentino destacó un aspecto importante de la política exterior: "El Mercosur es un punto de partida, pero estoy muy contento de que me hayan aceptado en la Alianza del Pacífico, tenemos que ir hacia una integración rápida y contundente".

Además Macri comentó que está "bastante conforme con estos seis meses" que lleva de gestión, aunque aclaró que el proceso "no fue fácil" porque el país estaba "excluido del mundo y con problemas severos", tanto de abastecimiento energético como de indicadores económicos.

En ese sentido resaltó: "Salimos del cepo, eliminamos restricciones, arreglamos el problema de la deuda y la primera bienvenida del mundo a la argentina fue que recibimos siete veces mas ofertas necesarias para arreglar el default".

Mauricio Macri en Colombia (AFP)
Mauricio Macri en Colombia (AFP)

Otro punto destacado de su discurso fue cuando destacó que en la Argentina "se ha recreado el diálogo" y se avanza en la construcción de "un país federal en serio".

También quiso  resaltar que en el país "hay otra madurez" política; para sostenerlo contó que "la salida del default fue votada por más de dos tercios de la cámara de diputados y senadores". Y agregó que la Corte Suprema se completó con dos hombres a los que no conoce personalmente, "que no están vinculados políticamente al sistema".

Finalmente admitió que la Argentina aún tiene "el enorme desafío de reducir la pobreza", pero la única forma es "diciendo la verdad porque en años anteriores todos los índices eran de poca confiabilidad".

"Nosotros estamos sincerando todos los números y queremos hacerlo integrados al mundo", finalizó en el primer tramo de la exposición.

Luego, en conferencia de prensa, el jefe de Estado fue consultado por la realidad de Venezuela: "La veo mal, estoy muy preocupado, no se puede acepetar semejante violación de los derechos humanos. El pueblo solo puede salir si hay elecciones este año. Proceso de revocatoria y elecciones, ese es el camino".

Sobre la detención de José López, Macri opinó que "tiene que ver con una mala forma de hacer política" y aseguró que "hay gente que va a tener que hacer una autocrítica en el futuro inmediato".

Por suerte, los argentinos decidimos un cambio y la política tiene que estar hecha por servidores públicos", sostuvo el mandatario y llamó a "dejar atrás a aquellos que han interpretado la política como una política de saqueo en beneficio propio".

También se refirió a Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz, nuevos integrantes de la Corte Suprema luego de que el Senado aprobara sus pliegos: "Los elegí a través de una búsqueda de quiénes son los más
capacitados".

"No los conocía (a los magistrados), los elegí en base a la trayectoria, y no están vinculados políticamente con el sistema, en este marco de tener instituciones cada vez más creíbles y confiables", expresó.