La inseguridad es uno de los temas que más preocupa a los ciudadanos de Latinoamérica. En la apuesta por convertir a las ciudades en "inteligentes", algunas intendencias se valen de las nuevas tecnologías para bajar los índices de delincuencia y reducir la cantidad de casos que quedan impunes.

Un ejemplo es el Plan Global de Seguridad de Maldonado, Uruguay; producto de un acuerdo marco entre la intendencia y los ministerios del Interior y de Defensa uruguayos, más un posterior convenio con el gobierno de Israel. El diseño e implementación estuvo a cargo de las empresas israelíes NOA Security -con experiencia en países como Honduras- y Elbit System, una de las principales fabricantes de materiales electrónicos de Defensa del Mundo y quien tiene a su cargo parte de la seguridad en la frontera entre EE.UU y México.

Infobae visitó el nuevo Centro de Comando y Control Unificado de Maldonado que se presenta como "el más moderno de la Región". Con un costo previsto de 20 millones de dólares, contará con 1200 cámaras y software de última generación. El sistema servirá también para cubrir otros aspectos de la convivencia ciudadana, como el tránsito, recolección de residuos, contaminación, accidentes, emergencias, disturbios callejeros, etc. El proyecto se concretará a la largo de este año en todo el departamento y abarcará los balnearios de Punta del Este, José Ignacio, Piriápolis y Solís, el Aeropuerto internacional, la terminal ómnibus y un puerto internacional.

En diálogo con Avi Staroselski, experto israelí en seguridad y antiterrorismo de NOA Security, explica las ventajas de las nuevas tecnologías en materia de seguridad.

-¿Cuánto pueden ayudar las nuevas tecnologías para mejorar la seguridad ciudadana?

Mucho. La mayor parte de estos desarrollos nacen en el ámbito militar y, tras comprobar su éxito, se adaptan y trasladan al uso civil. Lo que hacen las tecnologías hoy es tomar el control de las ciudades, vigilar sus salidas y sus ingresos, registrar eventos y aspecto complejos de la dinámica citadina y enviar toda esa información a un lugar en donde pueda ser analizada y guardada eficientemente. Estas nuevas formas de "vigilar" a las ciudades no significa que hay que convertirlas en un Gran Hermano. Otra cosa importante es que ofrecen varias ventajas, añadidas a la seguridad, ya que abarcan temas vinculados con desastres naturales, incendios, accidentes, ambulancias y socorro en general.

“Si se cuenta con mucha tecnología, pero los hombres no están preparados, se va a terminar usando muy poco de todo lo que puede ofrecer para cuidar a la ciudad”

-¿Cuáles son las ventajas de los nuevos desarrollos tecnológicos en este tema?

La tecnología tiene la capacidad de reemplazar al hombre en los lugares en donde no está y también logra que pocos puedan hacer el trabajo de muchos. La tecnología no se cansa, no duerme, no se distrae, no mira el celular, no se enferma y no festeja el 31 de diciembre. Trabaja. Puede hacerlo más rápido y durante más tiempo. Además, es totalmente objetiva e insobornable. Sin embargo, en materia de seguridad, hay varias instancias en las que hay que tomar decisiones y a esto debe hacerlo una persona con mucha capacitación y experiencia. No existe todavía ninguna tecnología, por más innovadora y moderna que sea, que logre reemplazarnos en lo que hace a la comprensión integral de una problemática, al diseño de una estrategia de seguridad o a la toma de una decisión compleja y adaptada a cada caso particular.

-Es que la tecnología es una herramienta. Sin un buen equipo humano, hasta se corre el riesgo de desaprovecharla…

Esto es absolutamente cierto. El hombre es indispensable en la toma de decisiones, en entender el análisis, el tiempo de reacción para resolver una contingencia y en elegir los medios más adecuados para hacerlo. Nosotros diseñamos un sistema que no es un copy and paste, porque no podemos hacer eso en seguridad. No se puede traer el problema de un lugar y solucionarlo en otro. Hay que hacer un análisis de la ciudad pero junto a las personas que viven allí, que son quienes entienden cuáles son los problemas específicos, cuál es la idiosincrasia, su esencia, etc. En base a eso, y a muchas otras cosas más, es que se diseña la estrategia de seguridad y se traen las tecnologías adecuadas. Hoy existen soluciones maravillosas que han tenido muchísimo éxito en otros lugares, pero eso no quiere decir que vayan a servir aquí. Entonces, el hombre está involucrado en esa parte del proceso que es la de formar el "concept de seguridad".

Las teleco son un actor central en este tipo de soluciones de seguridad. Se requiere un gran ancho de banda para mantener interconectadas a todas las piezas de estos sistemas

En segundo lugar, el hombre entra en el momento en que tiene que prepararse para pensar cómo va a usar esa máquina o esa tecnología. Si se cuenta con mucha tecnología, pero los hombres no están preparados, no se va a poder maximizar el uso de la misma. En realidad, se va a terminar aprovechando muy poco de lo que la tecnología está ofreciendo para cuidar a la ciudad o para controlar. El tercer punto, y uno de los más importantes, es que el hombre es quien toma la decisión final: él ve lo que ocurre gracias a la tecnología, pero luego debe haber un criterio, un protocolo, una decisión y un reglamento según la ley y la legislación de cada país. Hay estados en donde no puede reaccionar la policía comunitaria, sino que tiene que intervenir la Federal; hay eventos en los que se da cabida al Ejército, o a la Gendarmería. Todo depende del lugar y del contexto. Ahí está el hombre para evaluar todos esos factores.

-¿Cuáles son las características del Centro de Comando y Control Unificado que están implementando en Maldonado, Uruguay?

Hay que decir que este centro fue diseñado bajo un concepto de seguridad. No fue "ir a poner cámaras porque había que hacerlo igual", a modo de saturación. Antes, se hizo un estudio muy profundo, se evaluó cómo es el lugar físicamente, se consideraron todas sus particularidades. Estamos hablando de un lugar turístico en un país tranquilo, no podríamos "trasplantar" un plan diseñado para sitios violentos como Managua, o ciudades mexicanas o africanas. Por eso, primero se evaluaron todas estas características, ¿Cuáles son los peligros?, ¿Cuáles los adversarios? A partir de allí se logró hacer una coexistencia de varios organismos: se pudo trabajar con la policía, con la prefectura, con las fuerzas de defensa, con el ministerio de Defensa y del Interior, todo bajo el mando de la intendencia y el apoyo de la cámara de Comercio. Como verás, todavía no estamos hablando de tecnología porque primero se necesita de todo este apoyo y de una investigación exhaustiva que den paso al diseño de lo que se va a hacer; por qué, cómo y cuál es la tecnología que puede ayudar a conseguir esos objetivos. Una vez listo el concepto, se inició el análisis de la seguridad y la factibilidad. Recién después es que se trajeron las más altas tecnologías del mundo, las cámaras con el mayor pixelaje que permite la ley, y que puedan aportar elementos de prueba a la Justicia. Además, se introdujeron – en las cámaras y dentro de la parte operativa del centro de control – una serie software que son de Inteligencia. Esto significa que pueden juntar toda la información y arrojar, en pocos minutos, información que sirva a la identificación y a la resolución de los incidentes de la forma más eficiente posible.

El ministerio de Defensa de Israel acompañará al “Programa Ciudad Inteligente” uruguayo. Los resultados serán auditados por normativas de eficiencia del gobierno israelí.

-Sin embargo, este verano hubo muchas quejas de los turistas de Punta del Este por la cantidad de robos a casas particulares (la mayoría no violentos y sin personas en el domicilio)

Ahí hay varios factores a considerar. El primero es que, si uno mira las estadísticas, no dicen lo mismo: el delito bajó este verano. El segundo es que, por suerte, se está creando un hábito de denuncia en la población. Y el tercero, es que el Plan recién se ha implementado en poco más del 10%. Así y todo, ya notamos una reducción del delito en los lugares en donde se instalaron las primeras cámaras, sólo por el factor disuasivo. A la evaluación podremos hacerla cuando estén instaladas todas las cámaras y cuando tengamos al Centro funcionando en pleno, tanto en lo técnico como en lo humano.

-¿Qué cosas se van a poder hacer con estas nuevas tecnologías, en materia de seguridad?

Esto nació de un acuerdo con Noa Security, nuestra empresa. Nosotros elegimos a Elbit System para que fuera el integrador. Esto estuvo sobre la base de un acuerdo entre países. Hay muchas tecnologías de las que no puedo hablar ni dar detalles, sobre todo por cuestiones que atañen la propia seguridad y por un acuerdo de confidencialidad con los clientes. Puedo decirte que contamos con tecnologías que nos permiten identificar personas, vehículos, etc. implicados en algún hecho delictivo y luego, gracias al software disponible, no necesito hacer una tarea lenta de investigación mirando hacia atrás qué cosas puedo ver, sino que simplemente ingresando ciertos datos, escritos o en imágenes, puedo tener instantáneamente todo un historial de personas y cosas implicadas. El sistema analiza todo por mí, en segundos, los localiza dentro de la ciudad y aporta la información necesaria para que las fuerzas de seguridad reaccionen de inmediato (para que la policía pueda llegar, pero también bomberos, ambulancias, asistencia psicológica o lo que haga falta). Todo se observa en la sala de monitoreo, se analiza y se opta por la estrategia más adecuada para ponerla rápidamente en acción.