VALENTINO. "Romanticismo" fue el nombre de la colección a cargo de Pierpaolo Piccioli. La pieza clave: los vestidos con capucha para dibujar el cuento de hadas del siglo XXI.

Se destacaron las líneas fluidas, flores, capas y colores vibrantes.
Se destacaron las líneas fluidas, flores, capas y colores vibrantes.
El volumen se destacó en mangas y parkas oversize, como también los volados y los lazos al cuello.
El volumen se destacó en mangas y parkas oversize, como también los volados y los lazos al cuello.

CHANEL. Karl Lagerfeld convirtió el Grand Palais en un bosque otoñal.

El tweed, tejido insignia de la etiqueta, fue protagonista. Sobresalieron los abrigos largos de grandes hombreras, con plumas y flecos.
El tweed, tejido insignia de la etiqueta, fue protagonista. Sobresalieron los abrigos largos de grandes hombreras, con plumas y flecos.
Las prendas XXL de pelo, las medias de lúrex y las botas con un efecto dorado llenaron de luz el otoño del Káiser.
Las prendas XXL de pelo, las medias de lúrex y las botas con un efecto dorado llenaron de luz el otoño del Káiser.

PACO RABANNE. El designer Julien Dossena propuso diseños elaborados en estructuras de malla metálica que se combinaron con camperas con capucha y camisas.

Una colección para una mujer actual con inspiración futurista.
Una colección para una mujer actual con inspiración futurista.

NINA RICCI. La última colección de Guillaume Henry para la firma se caracterizó por abrigos de inspiración militar, camisas y pantalones al tobillo.

El detalle: casquetes con microtul.
El detalle: casquetes con microtul.

LANVIN. Olivier Lapidus buceó en los archivos de la maison y apostó por vestidos largos de satén y gasa, además de leggings fuseau combinadas con elegantes tapados.

Sin grandes sorpresas, Lapidus presentó una colección femenina y elegante.
Sin grandes sorpresas, Lapidus presentó una colección femenina y elegante.

DIOR. Maria Grazia Chiuri decoró las paredes de la sala del Museo Rodin con carteles de protesta y lemas feministas.

La propuesta fue un guiño a los años ‘70: vestidos estampados y pantalones metalizados con chaquetas de denim.
La propuesta fue un guiño a los años ‘70: vestidos estampados y pantalones metalizados con chaquetas de denim.
Los accesorios: boinas y gafas con cristales de colores.
Los accesorios: boinas y gafas con cristales de colores.

DRIES VAN NOTEN. El diseñador belga presentó una colección llena de estampados de aires florales y de plantas cuyas siluetas parecían esbozadas a mano.

Una mezcla ecléctica de estilos y artesanías inmersos en una armonía perfecta.
Una mezcla ecléctica de estilos y artesanías inmersos en una armonía perfecta.

LOUIS VUITTON.  La colección presentada por Nicolas Ghesquière en el Museo del Louvre no pasó inadvertida.

Las camisas y los vestidos se armaban en los hombros por medio de estructuras que asemejaban armaduras con aire sporty.
Las camisas y los vestidos se armaban en los hombros por medio de estructuras que asemejaban armaduras con aire sporty.
 

LOEWE. Jonathan Anderson presentó una colección original protagonizada por abrigos oversize.

Se destacaron los vestidos sobre pantalones, las superposiciones, los volúmenes y el mix de texturas. Todo acompañado de carteras de diferentes tamaños.
Se destacaron los vestidos sobre pantalones, las superposiciones, los volúmenes y el mix de texturas. Todo acompañado de carteras de diferentes tamaños.

HERMÈS. Nadège Vanhee-Cybulski organizó un espectáculo en un jardín semiabierto.

La colección jugó con los códigos de la casa e hizo del cuero su principal material, tanto en las prendas como en los accesorios.
La colección jugó con los códigos de la casa e hizo del cuero su principal material, tanto en las prendas como en los accesorios.
Triunfaron las gabardinas y los pantalones ajustados.
Triunfaron las gabardinas y los pantalones ajustados.

ROCHAS. El diseñador Alessandro Dell'Acqua presentó una colección marcada por los trajes de chaqueta masculina oversize.

También hubo vestidos de encaje y flores y faldas midi. El detalle: botas con animal print en diferentes colores.
También hubo vestidos de encaje y flores y faldas midi. El detalle: botas con animal print en diferentes colores.
La paleta de colores incluyó desde los tonos tierra, pasando por el rosa más sutil, hasta el amarillo. El detalle: botas con animal print en diferentes colores.
La paleta de colores incluyó desde los tonos tierra, pasando por el rosa más sutil, hasta el amarillo. El detalle: botas con animal print en diferentes colores.

GIAMBATTISTA VALLI. Vestidos largos con tajos y pantalones ajustados con delicadas blusas fueron los ítems de la colección.

Minivestidos estampados con volumen.
Minivestidos estampados con volumen.
Los complementos: mocasines y sandalias planas con pelo y minibolsitos colgados al cuello que prometen arrasar en el street style.
Los complementos: mocasines y sandalias planas con pelo y minibolsitos colgados al cuello que prometen arrasar en el street style.

CARVEN. Serge Ruffieux se inspiró en las calles de París para una propuesta que incluyó ilustraciones de ninfas del pintor John William Waterhouse.

Hubo  una selección de ropa de abrigo de gran tamaño como sacada del placard masculino.
Hubo  una selección de ropa de abrigo de gran tamaño como sacada del placard masculino.

STELLA MCCARTNEY. "Elegancia práctica", así se puede definir la propuesta de la diseñadora inglesa. El resultado: variedad de opciones para un armario sin género.

Pantalones masculinos, largos abrigos y una mezcla de tejidos (lana y seda, tweed y encaje) fueron los must de la colección.
Pantalones masculinos, largos abrigos y una mezcla de tejidos (lana y seda, tweed y encaje) fueron los must de la colección.
 

Textos: VALERIA MARIÑO (vmarino@atlantida.com.ar)
Fotos: FOTONOTICIAS