Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá
Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá

Gabriela Sari y Darian "Rulo" Schijman comenzaron su relación hace 3 años, y hoy celebran la llegada de su primera hija, Donna.

–¡Felicidades por la llegada de Donna! Contanos cómo fue que tomaron la decisión de dar este paso tan importante… ¿Hubo mucha charla?
– No, no hubo mucha charla. Hay cosas que… está bueno cuando empiezan a fluir naturalmente. Hay cosas que mejor no hablar, ¿viste? "Mejor no hablar de ciertas cosas jajaja". O sea, si uno a veces se pone tan… (Creo yo, hablo por mi experiencia)… si se pone dialoguista en algo que es… tan inexplicable tan mágico, porque la verdad que puede suceder o no. Uno nunca sabe. Entonces está bueno como para dar esos primeros pasos si uno tiene ya las ganas de empezar a buscar.

–¿En ambos casos coincidían en que querían ser padres?
– Sí, coincidíamos y en el medio metíamos muchas bromas. Porque también es una situación súper importante en la vida de una persona. Es trascendental traer una vida al mundo y hacerte cargo. Sos responsable de ese "humanito" ahora. Entonces nada, nos tirábamos chistes como "Bueno, si acá viene uno más no vamos a entrar", cosas así, bromeando, hasta que bueno, un día nos miramos como diciendo "Bueno, arranquemos a buscar". Y la verdad que llegó mucho más rápido de lo que esperaba. Fue inmediato en realidad. Fue sorpresivo.

–¡Qué suerte! ¿Te preocupaba haber pasado los 35?
–No, me relajé. Eso es fundamental. Entiendo que es fácil decirlo pero entiendo que muchas veces puede ser complicado hacerlo. Por suerte en mí no funciona así. Yo trato siempre de estar conectada con el sentimiento, con toda la energía positiva y realmente estar en ese lugar. Porque lo veo en amigas o gente cercana que a veces los pensamientos les comen la cabeza. Y hay que hacer un trabajo me parece con eso. Como detener la cabeza y decir "Bueno, pará, esto tiene que ver con otra cosa". También en algún momento lo pensé, dije: "Bueno, si el día de mañana me entero de que no puedo ser madre naturalmente, buscaré la manera".

– Vamos a intentarlo y después vemos…
– Totalmente. Siempre con esa buena vibra, buena energía.

–¿Tenías el deseo de chica o te surgió estando en pareja con Darian?
– Lo tenía de chica, en el medio me desapareció esta cosa de "Susanita", creo que por mi trabajo más que nada. Estaba como muy abocada a eso. También el ser humano en sí tiene como esa parte egoísta por momentos y yo me sentía como que no quería digamos… como que estaba muy cómoda en ese espacio. Conmigo, con mi trabajo… no sé, decidiendo todo yo, ¿no?

– La libertad
– La libertad, totalmente. Y la independencia. Entonces estaba como muy… muy plantada ahí. No lo veía ni sentía como las ganas. Y la verdad es que yo creo que Darián tuvo mucho que ver, que me despertó esas ganas de ser mamá. Él es muy familiero. Es una persona que disfruta estar en su casa. Entonces todo eso también te lleva a conectar con esa parte materna que tenemos… Y bueno, ¡me conecté tanto que mirá!

– Resultó Donna
– Resultó Donna jajaja. Me pasé de conexión jajaja

Por Paula Labonia / Fotos: Maxi Didari.

Gabriela y Rulo comparten la pasión por viajar / Foto: Instagram GS.
Gabriela y Rulo comparten la pasión por viajar / Foto: Instagram GS.
 

LEA MÁS: