Los rulos son tendencia, animate a lucirlos (studio)
Los rulos son tendencia, animate a lucirlos (studio)

La vuelta del estilo ochentoso a las pasarelas no dejó afuera las melenas, que hace tiempo ya se ven con ondas y con volumen, en todos los largos posibles y bien descontracturadas. ¿Cómo se logran estos looks que vemos desde hace meses en las famosas –nacionales e internacionales– y marcan tendencia?

Las que tienen el pelo ondulado naturalmente, cuentan con ventaja, ya que con un poco de esmero logran looks increíbles. Y para quienes no corren con la misma suerte están los ruleros que tanto usaban nuestras madres, abuelas y bisabuelas y de los que hoy también disponemos en novedosos materiales.

"Hace un par de años las argentinas están adoptando cada vez más las melenas: se puede usar con o sin flequillo, tanto en lacios naturales  como con ondas suaves y hasta con rulos incluso en el flequillo, como Mica Argañaraz", afirma Cristina Cagnina, estilista del staff de Cerini.

mica arganaz

¿Es verdad que volvieron los ruleros a las cabezas de las argentinas? "Los ruleros son una herramienta fiel que se inventó antes que los secadores y los rizadores. ¡Y se siguen usando!, aunque no para llegar al mismo resultado de los peinados de antes. Hay distintos modelos: desde los clásicos de plástico, los de velcro, de goma y los térmicos, que se enchufan. Yo los uso en un mix de técnicas para dar volumen y despegar la raíz, coloco en la parte superior dos o tres, en los laterales y en el flequillo –si es necesario– mientras voy peinando los costados y la parte de atrás con la buclera", apunta la experta.

CON PELO HÚMEDO. Cada tipo de rulero tiene sus propios secretos y métodos de uso. Empecemos por los que se colocan con el pelo húmedo. Puede ser después del lavado, secado simplemente con la toalla (aunque no es necesario) o humedecido con un atomizador cargado con agua. Podés aplicar una mousse o crema para peinar para facilitar el marcado. Este tipo de ruleros se pueden secar con secador una vez colocados o se pueden dejar puestos durante varias horas para que se vayan secando naturalmente.

x Plásticos (como los de la abuela): son tubos de plástico, con agujeros o en forma de rejilla, sobre los cuales se enrolla el mechón de pelo. Vienen en muchos tamaños, con lo cual es posible generar diferentes efectos, y esto a su vez les permite ajustarse a melenas de distintos largos.

x De velcro (fáciles de sujetar): tienen una base de plástico cubierta de velcro, con lo cual no requieren sujeción extra, aunque hay que ser cuidadosas al quitarlos para no enredar el pelo.

Ruleros de velcro son fáciles de colocar y se sostienen facilmente
Ruleros de velcro son fáciles de colocar y se sostienen facilmente

xDe esponja: vienen con una traba de plástico para fijar cada mechón y son una manera genial de aprovechar las horas de sueño para marcar el pelo (porque son los que menos se sienten cuando apoyás la cabeza para dormir).

 EN SECO. Otra manera de marcar rulos es partiendo del pelo seco, que primero se marca: "Si es rizado o con frizz, estiro las raíces haciendo brushing sólo en esa parte o hasta donde quiera dejarlo lacio", explica Cristina Cagnina.

100% rulo friendly

xEnvolvé tu pelo en una toalla en lugar de secarlo frotando: es mejor escurrirlo retorciéndolo suavemente y presionando.

xCambiá tu cepillo por un peine de dientes anchos. El pelo ondulado suele ser más seco y frágil que otros tipos, por lo que es conveniente evitar cepillarlo para no quebrarlo ni quitarle su ondeado natural. Para desenredar es conveniente hacerlo bajo la ducha, mientras tenés puesto el acondicionador.

 

xOptá por cortes desmechados. Cuando te cortes las puntas, pedile a tu estilista que lo haga con navaja o tijeras para generarles más volumen.

xEn lugar de sérums capilares optá por mousses para pelos ondulados. Los aceites y sérums son geniales para suavizar y emprolijar la melena de los pelitos que son más cortos, pero si tu objetivo es la definición de las ondas vas a necesitar algo más liviano.

x Usá difusor para el secado. Es esencial para darle volumen al pelo en el modo menos intenso de secado, dejando caer el pelo sobre el difusor. Usá tus manos para ir distrubuyendo bien el calor en todos los mechones.