Imprevisión, falta de vacunas, vacunación lenta y especulación política: el camino hacia los 100 mil muertos

El gobierno negó primero la pandemia, cerró el paso a las vacunas americanas para confiar en laboratorios que no cumplieron sus acuerdos; privilegió a funcionarios y amigos en la prevención del mal; usó la crisis del coronavirus para castigar a la oposición y la usa hoy como parte de la campaña electoral. En el medio, un tendal de víctimas y un futuro incierto y acotado por la pertinaz escasez de vacunas

TE PUEDE INTERESAR