El español David Pastor Vico presenta, a su manera, la filosofía y la ética en dos libros para desconfiados

El autor sevillano, nacido en Bélgica, se encarga en estos dos textos de presentar, de forma cotidiana, los aspectos más profundos de su “animal humano”, desde su humor acido característico

En un mundo donde los ojos se superponen en la modernidad líquida y los espacios digitales propios de nuestra modernidad, parece que términos como ética o filosofía se ven lejanos y sin importancia frente los contenidos de la inmediatez. El escritor David Pastor Vico, en medio de la pandemia, escribió y lanzó dos títulos que buscan acercar de nuevo estos temas y hacerlos digeribles al mundo milenial; con estos dos lanzamientos pone en perspectiva los niveles individual y colectivo de estos temas, considerados de alta cultura, con base en relatos propios del pasado.

El escritor sevillano, nacido en Bélgica, y radicado en los últimos años en México, se ha despeñado como académico de la Universidad Nacional Autónoma de México. Entre clases de poesía y escritura, ha encontrado una fascinación por el estudio de comportamiento humano desde la perspectiva filosófica. Motivado por la idea de alejarse de los libros de autoayuda y los tomos extensos, lanzó “Filosofía para desconfiados” y “Ética para desconfiados”, dos textos que prometen de forma práctica versar sobre estos dos temas.

1 Filosofía para desconfiados

“Filosofía para desconfiados”
“Filosofía para desconfiados”

Es el primer lanzamiento de Vico, desde el surgimiento de su inquietud por plasma de forma diversa sus reflexiones y enseñanzas sobre filosofía, desde su particular perspectiva, convierte a “Filosofía para desconfiados” en una oda a la trasformación encima del ser humano. El escritor se da a la tarea de enfrentar desde sus primeras páginas la idea de sí mismo del lector; de forma inverosímil presenta una realidad inclemente arrasadora y con aires de superioridad, coloca en sus líneas una serie de argumentos y posturas que dan como resultado la reflexión de la vida y la evolución misma, que anteponen una visión de duda y cuestionamiento.

En sus argumentos dibuja al hombre actual como un “animal humano”, término que rescata de la naturaleza biológica, el animal y de la construcción cultural, al humano. Vuelve a este ser, su objeto de estudio y plantea como su confianza, fue clave para su desarrollo, pero también uno de los factores que más le juega en contra; este texto se aleja de ser o convertirse en un guía, pero Vico plante a y sobreexpone la vulnerabilidad de la condición humana, plantea a los procesos del crecimiento como un desconsolador fenómeno, en perspectiva con los sistemas del reino animal, que no buscan o necesitan el apoyo de otros.

El autor se encarga de presentar y modificar, tratados aristotélicos, por ejemplo, el antiguo filósofo propone a Hombre como un animal político, pero el texto de Vico se encarga de demostrar que si este se aleja de la polís, no queda más que un simple animal; este análisis minucioso sobre el “animal humano”, denota las situaciones o fragmentos de la vida que afectan el comportamiento y el desarrollo de este ente; David Pastor Vico hace de “Filosofía para desconfiados”, un texto digerible que no desestima el uso de referencias como Aristóteles, Descartes, Platón o Sócrates, pensadores que se encargaron de describir los comportamientos del hombre; en las líneas del escritor se establece una alta dosis de realidad, que plantea desde el caos, la pregunta sobre el lugar que se ocupa desde las responsabilidades internas y externas.

2 Ética para desconfiados

“Ética para desconfiados”
“Ética para desconfiados”

El autor sigue de forma clara y directa, con la presencia de las reflexiones desde su humor y léxico característico, es un texto que lanza a la cara un golpe directo de verdades contundentes, que se presentan como grandes verdades, es un navajazo directo al ego interno de cada lector, que hace cuestionar desde las primeras líneas la existencia sobre el ser y papel que se juega sobre quienes somos; plantea la idea que a veces o en la mayor parte del tiempo el narcisismo, es una venda en los ojos ante el universo propio, que cada ser construye.

El texto de Vico es como la ola de un tsunami o el mandato de un general, que viene o busca arrasar con cualquier rastro de autocompasión, para dejar al descubierto las fibras nerviosas de quien hoza escudriñar en sus páginas; “Ética para desconfiados” se aleja de los mandatos de enseñanza escolar, Vico a tres de sus letras, logra incluir pasajes llenos de cotidianidad, que se ven cercanos, en la comprensión filosófica, para demostrar que procesos tan rebuscados, son más fáciles de lo que se cree. El escritor, de origen sevillano, logra incluir conceptos como la autosuficiencia y la independencia.

En su anterior lanzamiento “Filosofía para desconfiados”, el autor presentaba reflexiones de forma cronológica con respecto a la evolución humana, este libro parece continuar con esta tradición narrativa y su “animal humano” en este escrito sobre ética, se aborda desde la creación de necesidades y la meta de cumplirlas; al tiempo que establece como con esta evolución los estándares de subsistencia incrementan más con la sofisticación de los aspectos sociales y de convivencia; Vico se vuelve un autor despiadado que no aterriza las cosas en lo blandito, y lo vuelve a hacer una lo cotidiano, ahora con la filosofía y la ética.

SEGUIR LEYENDO: