Javier Cercas: “Nuestra realidad es que es el tiempo de las mujeres” | ENTREVISTA

El escritor español habla del vínculo entre su más reciente obra y los dilemas que enfrenta el mundo de hoy.

Javier Cercas conversó con Infobae sobre su más reciente novela "El castillo de Barbazul".
Javier Cercas conversó con Infobae sobre su más reciente novela "El castillo de Barbazul".

Melchor Marín es el personaje que ha acompañado a Javier Cercas en sus tres últimos libros. El último, “El castillo de Barbazul”, lleva a Marín a toparse con realidades sorprendentemente violentas, escenarios inspirados en los mundos que nos rodean, pero que pocas veces llegamos a ver. A pesar del éxito logrado con el policía Marín, su creador ha decidido poner fin a sus historias. Al menos eso es lo que dice.

Si en algo se parecen los políticos y escritores es que cuando dicen que se van a detener no es del todo cierto.

La verdad es que pensé en una tetralogía, solo que ahora que ha llegado la tercera parte me parece muy bien como está. Tiene un final abierto y los lectores dicen que no me perdonarán que los deje así. Las novelas son como las guerras ahora que están de moda, se sabe cómo empiezan, pero no como acaban. La respuesta es que no sé qué pasará.

¿Qué aspectos de Melchor Marín te mantuvieron deseoso de seguir escribiendo su historia?

En él he metido cosas muy profundas y secretas mías. Es profundamente contradictorio y, como alguien dijo por ahí, es un buen mal policía. Es un personaje que nace de la oscuridad, de lo que George Bataille llama la parte maldita. Nació de mi furia, dolor, deseos de venganza y mi odio. Meterlos ahí ha sido un gran alivio. Pero también está lleno de luz. Como dijo Gustave Flaubert de Madame Bovary, Melchor Marín soy yo, pero solo en lo malo.

Javier Cercas conversó con Infobae sobre su más reciente novela "El castillo de Barbazul".
Javier Cercas conversó con Infobae sobre su más reciente novela "El castillo de Barbazul".

Entonces, ¿no te consideras un buen lector como Marín?

Creo que él es el mejor lector que conozco. ¿Mejor que yo? Sí, es extraordinario. Para mí la lectura es importante, pero para Melchor aún más. No en vano dice, en un discurso al final del segundo libro, “Las novelas no sirven para nada, salvo para salvar vidas”. La suya la salvó.

El abuso enquistado en todos los niveles posibles es el otro gran personaje de la novela. ¿Cómo se convirtió en un tema crucial para la historia de Melchor?

Creo que este volumen estaría bien que sea el último porque algunos elementos de los anteriores son más visibles como la violencia contra las mujeres. Es un tema esencial de nuestro tiempo. Desde que el mundo es mundo, la mitad de la población ha tenido postergada a la otra mitad. La diferencia es que ahora le hemos puesto un nombre y hemos empezado a luchar contra el asunto. La causa de la oscuridad de Marín, desde su nacimiento, es la violencia contra las mujeres, contra su madre en particular, luego contra su esposa y ahora su hija. Los novelistas no vivimos en Marte, vivimos en la realidad y nuestra realidad es que es el tiempo de las mujeres.

El escritor español y autor de "El castillo de Barbazul" recuerda el libro que marcó su juventud.

En este libro hay menos sangre que en los anteriores, pero mucho más violencia. Similar al mundo menos violento de hoy, pero con enormes posibilidades de autodestrucción.

Estoy de acuerdo con Steven Pinker en que hay menos violencia, pero existe y seguirá existiendo porque forma parte constitutiva del ser humano. Estas novelas tratan de ser violentas porque forman parte de la realidad. Un detalle que diferencia la guerra en Ucrania con las antecesoras, es que hay un país (Rusia) con armamento nuclear capaz de destruir el planeta presionando un botón. La realidad es contradictoria.

Así como el sueño de una novela total, ¿la idea de alcanzar la paz seguirá siendo una mera aspiración?

No, debemos esperar a un mundo más pacífico. Uno absolutamente pacífico es imposible, pero hoy sabemos cómo aspirar a uno. Bertrand Russell tuvo la idea de crear un gobierno mundial y eso me parece fantástico. De momento vamos por la Europa federal, lo cual era inimaginable hace un siglo.

Pero en Europa lo que vemos es a los descontentos de la Unión Europea llegar al poder con el respaldo popular y en Latinoamérica la idea de un continente unido se quedó en un sueño.

No veo por qué deba ser un sueño la creación de unos Estados Unidos de América de verdad. En teoría debe ser más fácil porque comparten lengua y cultura. Lo que define nuestro mundo es que estamos en un retroceso democrático en todas partes. El Crack del ‘29 provocó la consolidación de los totalitarismos en occidente mientras que la crisis del 2008 la creación del nacional populismo, el cual comparte rasgos con el fascismo. Luego de Donald Trump, el Brexit, el secesionismo catalán, Matteo Salvini en Italia, Le Pen en Francia, Bolsonaro en Brasil o Madura en Venezuela tenemos a Vladimir Putin como nuevo líder. La guerra entre Rusia y Ucrania es la primera manifestación bélica a gran escala de ese nacional populismo.

El escritor español Javier Cercas comenta la crisis que enfrentan las democracias y el atractivo que mantienen a pesar del mal momento.

Mencionó a Russell y la idea de un gobierno global. ¿Las monarquías tendrían un espacio en ese modelo?

La discusión entre monarquía y república me parece irrelevante.

Al tener algo global, sería relevante en la discusión sobre qué camino tomar

Si te refieres a que haya un monarca, pues no. Es absurdo.

¿Los monárquicos no lo propondrían?

Solo hay que pensar que las mejores democracias del mundo son monarquías como Noruega, Dinamarca y Suecia. La monarquía desempeña una función simbólica porque el rey es un embajador. El dilema real es si mejor o peor democracia. Mejor democracia significa una en la que los ciudadanos puedan participar, controlen el poder y este se controle asimismo. España es una república coronoda y prefiero una monarquía como Noruega a una república como Siria.

Retomando lo literario y la trilogía que has escrito. ¿Hay alguna colección de historias o sagas que recomiendes?

Recuerdo que en mi juventud leí con mucho interés “El cuarteto de Alejandría” de Lawrence Durrell. No sé si ahora se sostendría. “Mi lucha” de Karl Ove Knausgard la he leído con mucho interés. Todo depende de cómo se publique. “2666″ de Roberto Bolaño podría haber sido una tetralogía, son cuatro novelas en una. Mis novelas de la “Terra Alta” también son una novela. Yo las considero tres novelas distintas en un solo libro verdadero.

VIDEO RELACIONADO

La historiadora Carmen McEvoy menciona algunos autores y textos a revisar para iniciar la discusión sobre la república en la que debería convertirse el Perú.

SEGUIR LEYENDO