Mal momento para la escena de esports de Call of Duty: un ex-campeón mundial anunció su retiro

Una década compitiendo llegó a su fin debido al estado del juego

@Parasite
@Parasite

Cada vez existe más polémica alrededor de Call of Duty, el estado del juego y lo que algunos pros consideran que es un momento de retroceso constante. Para Parasite -campeón mundial en Black Ops 2 en 2013 y siete veces campeón del Major con más de diez años de carrera- la situación se volvió tan crítica que lo llevó a anunciar su retiro.

El contexto general para el título se vuelve aún más desalentador con la deteriorada imagen de la compañía responsable de CoD, Activision, que acumula denuncias de acoso, abuso y discriminación en el espacio laboral, así como una ola reciente de despidos en Raven Software. En ese marco, las principales figuras de la escena hacen referencia a una desatención por parte de sus desarrolladores que ha llevado a la popular franquicia a uno de sus momentos más complejos.

“He perdido toda mi pasión por competir. De hecho, nunca pensé que llegaría a un punto en el que muriera, pero cuando el juego retrocede constantemente y, a pesar de todos tus logros y actuaciones anuales, tu carrera no va a ninguna parte, es algo esperado”, explicó Parasite en una publicación que realizó en sus redes sociales.

A su vez, aclaró que está abierto a oportunidades relacionadas con coaching, gestión, scouting de talento o comentarista: “Tengo una mente muy analítica y me encantaría continuar mi legado en esa dirección”. El ahora jugador retirado cuenta con un extenso historial, que incluye un paso por Team Envy, FaZe Clan, Complexity y Ghost Gaming, entre muchos otros a lo largo de su carrera.

Parasite anunció su retiro en Twitter | @Parasite
Parasite anunció su retiro en Twitter | @Parasite

Cada vez hay más descontento en la escena y son más los jugadores que evalúan migrar a otros FPS, con Halo como una de sus alternativas más atractivas. Hasta la experiencia más casual de COD se ha vuelto insostenible con una cantidad alarmante de cheaters, con el anti-cheat Ricochet que todavía no parece haber dado pasos firmes para contrarrestar esa situación que golpea al juego. Figuras públicas y creadores de contenido recurrentes -como Dr Disrespect- han hecho públicas sus críticas ante esta situación desalentadora.

En cuanto a los esports, la Call of Duty League modificó su formato una vez más para 2022, pero fue un cambio que se recibió con escepticismo en la comunidad. Aunque el contexto no es alentador, con problemas en múltiples frentes, CoD continúa siendo muy popular en determinadas regiones como Norteamérica o Reino Unido. La llegada del Kickoff Classic de la CoD League podría ayudar a aliviar un poco la presión con un evento presencial con audiencia en vivo en el Esports Stadium de Arlington.

SEGUIR LEYENDO: