La gestó durante nueve meses pero no es su mamá: un acto de amor entre dos amigas le puso fin a una historia dramática

Soledad y Roxana se conocieron en la heladería en la que trabajaban y se hicieron "más que amigas, hermanas". Una de ellas atravesó 14 años de malas noticias en busca de un hijo hasta que la otra entendió que podía ayudarla poniendo su propio cuerpo. El valor de la amistad y una pregunta que sobrevuela: ¿qué serías capaz de hacer por una amiga del alma?