La influyente Batalla de Caseros está en los orígenes de la Sociedad de Beneficencia de Rosario
La influyente Batalla de Caseros está en los orígenes de la Sociedad de Beneficencia de Rosario

El 3 de febrero de 1852 la Batalla de Caseros sacudió los cimientos del entonces anárquico territorio argentino. La victoria del Ejército Grande del general Justo José de Urquiza sobre las tropas de Buenos Aires, al mando de Juan Manuel de Rosas, abrió el camino para la organización nacional y la sanción de la Constitución un año después.

Para la entonces villa del Rosario, apenas una aldea a la vera del Río Paraná que pocos meses después del enfrentamiento fue declarada ciudad, la batalla tuvo fuertes repercusiones y marcó el inicio de su crecimiento exponencial a fines del siglo XIX y comienzos del XX.

También, la importancia estratégica de la Villa del Rosario para el Ejército Grande, que contaba allí apenas con un nosocomio, llevó a la necesidad de crear un hospital que pudiera atender tanto las necesidades bélicas, tras el gran número de heridos que provocó Caseros, así como el crecimiento que se esperaba la joven ciudad.

Damas de la Sociedad de Beneficencia de Buenos Aires, precursora
Damas de la Sociedad de Beneficencia de Buenos Aires, precursora

De esta manera, el 24 de junio de 1854, por iniciativa de los políticos locales Federico de la Barra y Nicasio Oroño, y el visto bueno de Urquiza, se fundó la Sociedad de Beneficencia de Rosario (SBR), la más antigua en el país aún en funcionamiento.

La organización, que cumple este domingo 164 años, tenía en sus inicios el objetivo de organizar un hospital público en Rosario, "El Caridad", en terrenos donados en la cercanía del puerto; fue inaugurado en 1855 con apenas 24 camas.

Formada bajo el modelo de la Sociedad de Beneficencia de Buenos Aires, una organización de damas de la alta sociedad dedicadas a la caridad y fundada en 1822 por iniciativa del entonces presidente Bernardino Rivadavia, la SBR rápidamente marcó diferencias y se las arregló para sobrevivir a un siglo y medio de vaivenes políticos en el país y en especial la tumultuosa relación con el peronismo.

Los inicios del Hospital Provincial de Rosario estuvieron marcados por la atención a heridos de guerra, en especial durante la Guerra de la Triple Alianza
Los inicios del Hospital Provincial de Rosario estuvieron marcados por la atención a heridos de guerra, en especial durante la Guerra de la Triple Alianza

"Así como la Sociedad de Beneficencia de Buenos Aires se inauguró para la enseñanza, ésta se inauguró para la salud, esa fue la gran diferencia", explicó a Infobae Isolda Möller de Baraldi, presidenta de la entidad que mantiene su histórica sede en el Hospital Provincial de Rosario ubicado en la calle Alem.

En 1899 la SBR sumó un segundo establecimiento con la fundación del Asilo de Mendigos y Dementes, que con el tiempo se convirtió en actual Hospital Geriátrico Provincial

Desde sus inicios vinculados a Caseros, el Hospital gestionado por la SBR debió adaptarse a las tragedias que golpeaban a la región. Fue un centro de acogida de heridos durante las batallas de Cepeda (1859) y Pavón (1861), dos enfrentamientos que ocurrieron a menos de 50 kilómetros de Rosario.

El Hospital Provincial de Rosario, fundado como “El Caridad” en 1855
El Hospital Provincial de Rosario, fundado como “El Caridad” en 1855

También cumplió ese rol, quizás más intensamente incluso, durante la extensa y destructiva Guerra de la Triple Alianza (1864-1870), cuando la villa sobre el Paraná volvió a convertirse en un centro logístico y de asistencia a los heridos.

En tiempos de paz el rol de los hospitales de la SBR fue la contención de las epidemias de cólera y tifus, comunes en la época, además de la normal atención de los problemas de salud de la población local.

En 1890, cuando Rosario alcanzó una población de 70.000 habitantes (en 1855 contaba con apenas 2.500), una fuerte crisis política y económica golpeó al país y la SBR comenzó a organizar ollas populares y a conseguir raciones de carne para los enfermos.

El Hospital Geriátrico de Rosario, también creado por la Sociedad de Beneficencia
El Hospital Geriátrico de Rosario, también creado por la Sociedad de Beneficencia

El Hospital de Caridad debió ser modificado constantemente para seguir el paso del crecimiento de la ciudad, que para 1940 contaba ya con 450.000 habitantes.

Pero el momento más tenso de la historia de la SBR, como el todas las instituciones benéficas privadas del país, se produjo con la llegada del peronismo y su voluntad de concentrar la ayuda en el Estado y en el marco de una política más amplia y moderna de asistencia social.

En especial es recordado el conflicto entre Eva Perón y la Sociedad de Beneficencia de Buenos Aires, organización que le negó a la primera dama la presidencia honoraria que correspondía de acuerdo a la tradición, citando la juventud de la esposa del presidente Perón.

Eva Duarte de Perón mantuvo una difícil relación con las Sociedades de Beneficencia en tiempos de grandes cambios en los roles del Estado
Eva Duarte de Perón mantuvo una difícil relación con las Sociedades de Beneficencia en tiempos de grandes cambios en los roles del Estado

Como saldo, en parte, de este cruce, la SB de Buenos Aires fue intervenida, se creó la Fundación Eva Perón y para 1950 algunas instituciones privadas de caridad fueron estatizadas.

Así lo recuerda Möller de Baraldi: "Ocurrió un hecho político lamentable, en el año 1950 ciertas sociedades privadas pasaron a ser del Estado".

"Por suerte la sociedad no se disolvió, se reunían y cuando alguien avisaba que venía la policía cada uno se iba a su casa. Siguieron con su trabajo, pero el hospital pasó al Estado", agregó.

El Hospital de Caridad pasó a llamarse "Eva Perón", la SBR fue también intervenida, citando como justificación sus limitaciones para dar cuenta de las crecientes necesidades, y se le quitó su personería jurídica.

La presidenta de la Sociedad de Beneficencia de Rosario, Isolda Möller de Baraldi, en la sede de la entidad
La presidenta de la Sociedad de Beneficencia de Rosario, Isolda Möller de Baraldi, en la sede de la entidad

Pero a diferencia de otras sociedades benéficas, que desaparecieron o fueron absorbidas por el Estado en esta etapa, la SBR inició los trámites para la restitución de su personería y sus bienes poco después de que el presidente Juan Domingo Perón fuera derrocado en 1955, y para el año 1963 ya estaba de vuelta en operaciones.

Así, logró seguir en pie a pesar de los conflictos políticos pero también de los cambios en la concepción de la asistencia social, en base a mantener su pertinencia en el sistema público de salud.

En la actualidad, la SBR mantiene la propiedad de ambos hospitales, que son alquilados a un costo simbólico al gobierno de Santa Fe, y trabaja en conjunto con las autoridades provinciales para resolver problemas materiales y edilicios en estas instituciones.

"Tenemos una buena relación con la dirección del hospital. El gobierno hace algunas obras y nosotros también, independientemente. Pero se trabaja de común acuerdo", explicó la presidenta.

El Centro de Estadía Transitorio, para pacientes oncológicos y familiares
El Centro de Estadía Transitorio, para pacientes oncológicos y familiares

La SBR se dedica al financiamiento de actividades benéficas, como la compra de equipos e insumos para el Hospital Provincial y el Hospital Geriátrico y el desarrollo de diferentes reformas en ambas instalaciones, el pago de estudios de alta complejidad y el otorgamiento de becas de capacitación.

Entre los equipos que la Sociedad ha logrado comprar para el Hospital Provincial en los últimos años se encuentra un aparato de Cámara Gamma, un equipo de rayos X, un monitor fetal y cientos de camas. Sólo en 2o16 se otorgaron además 34 becas para estudiantes de secundario, y en la última década se encaró la reforma de diferentes pabellones.

Además, cuenta con un Centro de Estadía Transitorio para proveer alojamiento gratuito a pacientes y familiares en tratamiento oncológico que llegan desde distintos puntos de la provincia de Santa Fe, diseñado bajo el modelo de la Casa Garrahan ubicada en la ciudad de Buenos Aires.

La Comisión de la Sociedad está integrada por 21 señoras, como en sus inicios hace ya 164 años, y la SBR se nutre además del trabajo de una red voluntarios que asisten en los trabajos en ambos hospitales.

SEGUÍ LEYENDO