Alejandro Dolina: “Lo que uno desea es que la vida realmente tenga un sentido”

El "maestro de la interpretación filosófica" inauguró el ciclo Siempre hay un porqué, que conduce Luis Novaresio y es beneficio exclusivo de los suscriptores de Leamos.com

Dolina y Novaresio

El mundo entró en estado de pausa y también en estado de pregunta. Muchas de esas preguntas ocurren en soledad, en introspección, y otras son para el otro o con el otro. A tres meses del inicio de las charlas de Experiencia Leamos, pensadas como beneficio para los suscriptores de Leamos.com, esta semana fue el primer encuentro de un nuevo ciclo de entrevistas conducidas por Luis Novaresio: Siempre hay un porqué. Leamos con Luis Novaresio. En este nuevo espacio, el periodista y conductor televisivo se propone charlar, mano a mano, con diferentes referentes del pensamiento y la cultura: escritores, filósofos, artistas, deportista, científicos, para tratar de encontrar, en el ida y vuelta, y con espíritu dialéctico, las posibles respuestas a los porqués de nuestras vidas.

El primer invitado de este ciclo, que tendrá frecuencia semanal, fue Alejandro Dolina, a quien Novaresio presentó no solo como un maestro de la profesión –periodista, escritor, músico y gran conductor radial– sino un verdadero filósofo: “Un maestro de la interpelación filosófica, un gran constructor de bellas respuestas, de abrir posibilidades para permitirnos pensar.””Soy muy aficionado a los asuntos filosóficos” –aceptó Dolina– “aunque solo como diletante o aficionado, que se siente poco en este plano no profesional.” En ese sentido, sinceró que “más que buscar respuestas –y hay gente, aclaró, que parece tener respuestas para todo–, le interesa buscar preguntas. Me pregunto porqué, y de allí paso al ¿qué más? ¿qué otra cosa me puedo preguntar?, lidiando con un Universo se cierra ante la escasez de preguntas”. El siguiente es un extracto de la entrevista.

Alejandro Dolina (Foto: Mario Sar)
Alejandro Dolina (Foto: Mario Sar)

--¿Qué pregunta le generó o apareció en la cuarentena?

--Han aparecido algunas ideas, sin siquiera convocarlas [risas]. Mucha gente se ha quejado de asuntos existenciales: soledad, confinamiento, imposibilidad de comunicarse, de contactarse. Se me ocurrió pensar que aún sin confinamiento y sin pandemia, no nos es posible comunicarnos: estamos realmente solos. Como los genios de las mitologías, encerrados en las botellas, la vasija debe ser realmente chica e incómoda para que moleste. Esta es una metáfora acerca de cómo se vive el encierro. Aquel que tiene no solo una casa grande si no también un “universo grande” por el que pasearse, de ideas, de afectos, de intereses, de imaginación, de sueños… va a estar más cómodo que el está encerrado en un pequeño departamento, en una pequeña personalidad, estrechez de miras que le dicen.

--¿Por qué tiene tan mala prensa la soledad, Alejandro?

--Tiene mala prensa cuando no es elegida. La soledad elegida puede ser hasta gozosa: uno elige la soledad, si tiene la posibilidad de ella. Algunas personas no la desean jamás. En lo personal, me gusta mucho la soledad como un terciopelo en el cual resaltan los diamantes de la compañía. Además, la soledad consiste en la ausencia de algo deseado, de ahí el amor no correspondido, que tal vez sea la peor de las soledades.

--¿El enamorado no correspondido se pregunta porqué?

--Es un falso porqué. Algunos porqués son en realidad qué, o son en realidad “no hay derecho”. Es una pregunta retórica de alguien que está indignado. No quiere que le expliquen nada. Está reclamando al destino –y a esa mujer misma–: “¡Yo merezco ser amado!”.

Luis Novaresio
Luis Novaresio

--¿Algún consejo para ellos?

--Mis consejos son siempre tramposos, intentos de desmadejar la dualidad. Justamente ayer alguien me preguntó si se quedaba con A o con B. Y yo le sugerí que no se quedara con ninguno de los dos. Pienso que, a lo mejor, aconsejar es señalar falsas dualidades, encrucijadas, de las que hay tantas, y que hay que rechazar los términos que propone. Algo que hacía extraordinariamente bien [el escritor y ensayista francés] Roland Barthes en un libro que se llama Lo neutro, donde aboga por la suspensión del juicio, no por tibieza, sino, por el contrario, por encono hacia los que formulan encrucijadas a cada rato. Y allí menciona una tendencia de Occidente a tomar partido, por ejemplo, en el cine, el héroe de Hollywood, y no al dubitativo, al taoísta. Esa admiración que tenemos ante el que no se rinde es gestora de muchos inútiles sin título.

--¿Qué le digo a una persona que me pide, por favor, que le asegure que Dios Existe?

--El porqué principal, la pregunta más angustiosa que uno puede hacerse es por qué tener que morir. Cuando uno pregunta “si la vida tiene sentido”, lo que está en realidad pregunta es “qué va uno en la vida”, lo que uno desea realmente es que el universo tenga un sentido, y que sea uno conveniente a nuestros intereses que son, a saber: vivir para siempre.

El próximo miércoles a las 19 hs, la invitada será Beatriz Sarlo. Para inscribirse en la charla.

Ver la entrevista completa en Experiencia Leamos.

Leamos es una nueva manera de vivir los libros y la lectura. Una comunidad que vive el placer de leer, que disfruta vivir historias, compartirlas, conversar y debatir. Cada semana en Experiencia Leamos hay nuevas conversaciones con escritores, músicos, políticos, actores, filósofos, psicólogos. También podés participar de los talleres de lectura y un club de lectores exclusivos para suscriptores. Informate y comenzá ya mismo a disfrutar de todas las actividades.

LEER MÁS

Manuel Belgrano, bajo la lupa de Felipe Pigna: qué pensaba un héroe revolucionario

Maristella Svampa, la intelectual que anticipa nuevas pandemias

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos