Los 5 escritores que hay que leer, aunque nunca ganen el Nobel

Karl Ove Knausgard (Getty)
Karl Ove Knausgard (Getty)

Mientras el mundo sigue impactado con el premio a Kazuo Ishiguro, hay ciertos autores que desde hace mucho tiempo ya sabían que su nombre no sería —y nunca será— pronunciado en Estocolmo. El Nobel es el premio literario más importante del mundo y ellos tienen todo lo necesario para ganarlo, sus ficciones despiertan pasiones, sus libros son esperados con ansiedad. Y sin embargo.

Borges, candidato eterno, decía que no darle el premio se había convertido en una "tradición escandinava". El autor de "El Aleph" integra una serie de notables no-ganadores junto a Vladimir Nabokov, Virginia Wolff, Franz Kafka, Juan Rulfo, etc., etc., etc.

A ellos, casi sin temor a equivocarnos, podemos incluir a:

Philip Roth (AP)
Philip Roth (AP)

Philip Roth. Si, como sucede tradicionalmente, los miembros de la Academia Sueca varían año a año entre países y continentes —y está visto este año que así fue—, luego de Bob Dylan, habrá de pasar bastante tiempo para que vuelvan a interesarse por las letras de Estados Unidos. De alguna manera, que le dieran el premio de Dylan fue que se lo negaran a Roth; este año, de hecho, ya no estaba ni entre los 20 primeros candidatos de las casas de apuestas. Roth (84 años) lleva años sin publicar nada nuevo, desde Némesis (2010). Entre sus libros se puede mencionar Pastoral americana, La conjura contra América, Me casé con un comunista.

Margaret Atwood
Margaret Atwood

Margaret Atwood. Roth es a Bob Dylan lo que Atwood a Alice Munro. No parece que haya chances para "otra escritora canadiense" después del premio a Munro en 2013. ¿Es un tema de geografía? ¿Qué habría pasado si Atwood nacía en Argentina, Italia, China, Madagascar o Malasia? La autora de El cuento de la criada es una candidataza y ganó todos los premios posibles —incluyendo el Booker y el Príncipe de Asturias—, pero el Nobel, injustamente, se le niega.

Haruki Murakami (AFP)
Haruki Murakami (AFP)

Haruki Murakami. Pagaba 5 a 1 en Ladbrokes. Sin embargo, Murakami no tiene ni el estilo ni la temática que persiguen los académicos suecos. ¿Por qué, entonces, es uno de los candidatos más firmes? Tal vez porque desde Kenzaburo Oe en 1984, ningún japonés-japonés ganó el Nobel. Ishiguro es japonés-inglés, por lo que no debería quitarle chances a otros otros autores como Banana Yoshimoto o Shintaro Ishihara, para mencionar a dos muy diferentes entre sí.

Michel Houellebecq (Koszticsák Szilárd)
Michel Houellebecq (Koszticsák Szilárd)

Michel Houellebecq. Siempre se dijo que el Nobel de literatura se entregaba a los escritores de izquierda en países capitalistas y a los de derecha en países comunistas. Caído el muro de Berlín, el mito tuvo que actualizarse y fueron los autores que denunciaban violaciones a derechos humanos o que mostraban cierta rebeldía o incorrección. Incorrectos sí, pero nunca al nivel de Houellebecq. El autor de Plataforma y Sumisión puede ser, en palabras de Jean Echenoz, quien mejor retrate la realidad actual de Francia, pero nunca va a recibir el Nobel por eso.

Karl Ove Knausgard
Karl Ove Knausgard

Karl Ove Knausgard. El "Proust de la actualidad" está llamado a escribir "La Gran Novela del Siglo XXI", con los cinco volúmenes de su ejemplar autobiografía Mi lucha. Pero es altamente improbable —por no decir imposible— que le den el premio a alguien que usó ese títuloMucho más después de las controversias que se sucedieron con Camilo José Cela (acusado de delator franquista) y Günter Grass (acusado de haber sido un joven nazi).

>>> Registrate gratis en Grandes Libros y participá en la red social de lectores más grande de América Latina.

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos