Pedro Cahn le responde al doctor Albino, quien duda de la eficacia del preservativo: "El profiláctico evita la transmisión del HIV y de otras enfermedades"

El martes 24, Cahn presentó el Estudio GEMINI.
El martes 24, Cahn presentó el Estudio GEMINI.

Del 23 al 27 de julio, dieciocho mil científicos, activistas, pacientes y políticos asistieron al Congreso Mundial de Sida en Amsterdam, Holanda. Entre ellos estuvieron el príncipe Harry, Elton John, el ex presidente Bill Clinton y el argentino Pedro Cahn (70).

El doctor de mirada celeste, director científico de Fundación Huésped, ex presidente de la Sociedad Internacional de SIDA y Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires puede no haber sido el más fotografiado, pero sin dudas fue el representante académico más relevante de nuestro país, gracias al impactante hallazgo de su equipo.

"Presentamos un estudio que demuestra que se puede tratar a pacientes de HIV con dos drogas con la misma eficacia que usando tres. No sólo significa una innovación relevante en términos de menor toxicidad, sino que además permite atender a más pacientes por el mismo dinero" –dice Cahn desde los Países Bajos–.

"La repercusión fue buenísima. De hecho el último día, en un resumen en el que se enfatizan los acontecimientos más importantes de la conferencia, destacaron a nuestro trabajo entre los diez mejores del congreso por la rama clínica".

–¿Llevó mucho tiempo de investigación llegar a este descubrimiento?

–Comenzamos con la estrategia de la terapia doble en 2004, con drogas que ya no se utilizan. Ahí vimos la prueba de concepto a través de dos estudios. Uno se llamaba Gardel, como Carlos, y el otro Andes. En los últimos años apareció una nueva droga –Dolutegravir–, que asociada con una antigua –Lamivudina– arrojó en nuestros estudios piloto muy buenos resultados. En función de eso hicimos un estudio en mil cuatrocientos pacientes asignados al azar y logramos demostrar que no había ningún tipo de inferioridad. Es una gran satisfacción, porque nos costó mucho instalar esta idea, ya que desde 1996 el paradigma es tratar con tres drogas. Nosotros partimos de la base de que lo que importa es la potencia y no el número de componentes, ¡y lo pudimos demostrar!

Ese mismo día, el príncipe Harry y Elton John presentaron el proyecto MenStar, cuyo objetivo es ayudar a portadores del HIV y quienes estén en riesgo de contraerlo en el Africa subsahariana, región devastada por la enfermedad desde 1980.
Ese mismo día, el príncipe Harry y Elton John presentaron el proyecto MenStar, cuyo objetivo es ayudar a portadores del HIV y quienes estén en riesgo de contraerlo en el Africa subsahariana, región devastada por la enfermedad desde 1980.
Me molestó que Albino le mienta a la gente de esa manera, porque muchos podrían empezar a dudar

–Mientras tanto acá, en la Cámara de Senadores, el doctor Abel Albino afirmó que "el virus del SIDA atraviesa la porcelana", poniendo en duda la eficacia del preservativo como método de prevención.

–Creo que en medio de un debate sobre el aborto –en el cual cada uno puede tener su opinión personal, basada en sus convicciones religiosas–, Albino le mintió a la gente diciéndole que los profilácticos no sirven porque, entre otras cosas, el virus atraviesa la porcelana. Cuando lo leí me pregunté: "¿De dónde lo sacó?". ¡Y llegué a 1899! Hace 119 años, cuando se descubrieron los virus, éstos pasaban de largo por filtros porosos de porcelana no esmaltada. Pero los preservativos no son de porcelana, sino de látex. Yo lo invitaría a ir a cualquier hospital público o centro de salud –donde se deben entregar gratuitamente preservativos, porque tenemos en vigencia una ley de salud sexual y reproductiva–, que lo llene con agua y que se fije si filtra. Por otra parte, los virus son parásitos obligados, de modo que sólo viven dentro de células, por lo que deberían filtrar semen. Lo cual es absurdo, porque no filtran ni agua. Me molestó que le mienta a la gente de esa manera, porque muchos podrían empezar a dudar, o a decir: "Entonces no voy a usar preservativo, total no sirve". Allí está el peligro de que crezca no sólo la infección por el HIV, sino también otras enfermedades de transmisión sexual como la sífilis, la blenorragia, el virus HPV –que puede producir cáncer–, las hepatitis B y C, además de embarazos no deseados.

–Entonces hay que destacar que es fundamental el uso del preservativo.

–Absolutamente. Aparte ésta no es la opinión del doctor Cahn. Está fundada en documentos de la Organización Mundial de Salud, en centros de control de enfermedades de los Estados Unidos, de la Agencia de Investigación Científica de Francia, del Ministerio de Salud de la Nación. Acá hay dos posibilidades: o Albino tiene razón y el resto del mundo está equivocado, o el preservativo sirve.

–Hay muchos que hacen hincapié en que hoy se puede vivir con HIV tomando sólo una pastilla al día… ¿Qué mensaje les transmitiría?

Que ése es un tratamiento de por vida, no una cura, porque lamentablemente el HIV hoy no tiene cura. El mejor de los tratamientos no reemplaza el hecho de ser HIV negativo. Por eso insistimos en el uso del preservativo, para evitar nuevas infecciones. Porque podés seguir viviendo, pero un poquito más incómodo, con controles médicos más periódicos y tomando una pastilla con las drogas necesarias todos los días… Yo siempre digo: "Ahora hay unos yesos de plástico que son livianitos y comodísimos… ¿Pero sabés qué? Yo prefiero no romperme una pierna".

Cahn en el Centro de Convenciones de Amsterdam junto a Anton Pozniak, presidente de la Sociedad Internacional de SIDA (IAS), la mayor asociación mundial de profesionales dedicados a combatir el virus de la inmunodeficiencia humana, que posee miembros en más de 190 países. El argentino la presidió entre 2006 y 2008.
Cahn en el Centro de Convenciones de Amsterdam junto a Anton Pozniak, presidente de la Sociedad Internacional de SIDA (IAS), la mayor asociación mundial de profesionales dedicados a combatir el virus de la inmunodeficiencia humana, que posee miembros en más de 190 países. El argentino la presidió entre 2006 y 2008.

–Clarísimo. Otro tema: también en el Congreso de la Nación, la senadora Silvia Beatriz Elías de Pérez habló de la Federación Internacional de Planificación Familiar (IPPF) diciendo que "trafica órganos de fetos" y lo relacionó con la Fundación Huésped. ¿Quiere responderle?

–(Ríe) Bueno, la verdad que ni vale la pena. Ella habló de Planned Parenthood Federation of America (PPFA), que estuvo acusada por ese tema en los Estados Unidos y fue exonerada. Huésped recibe financiación nacional e internacional, y entre otros tiene un subsidio de la International Parenthood, apuntado a salud sexual y reproductiva, de la cual tomamos principalmente educación sexual, acceso a la anticoncepción y también, llegado el caso de abortar, que no sea un aborto clandestino. Porque vamos a ser claros: nadie en su sano juicio está a favor del aborto. Pero algunos no se dan cuenta de que senadores como la señora Elías de Pérez lo que hacen es defender el aborto clandestino y condenar a las mujeres más humildes a que sigan abortando con tallos de perejil y sondas que les coloca una curandera, mientras que las personas de clase media o alta lo hacen en clínicas apropiadamente equipadas, en las que simplemente las internan con otro diagnóstico. Huésped no propicia la práctica del aborto en el terreno privado. Creemos que se debe hacer en hospitales públicos, a fin de evitar negocios extraños. Además, Fundación Huésped no vende servicios a pacientes. Ni la asistencia jurídica, ni la psicológica, ni la participación en ensayos clínicos tienen costo para ellos.

–Imagino que para usted era impensado ser mencionado en el Senado.

–¡Sobre todo porque en Diputados el debate fue mucho más civilizado! Las personas que hablaron no fueron interrumpidas. Recién cuando terminó la ronda los legisladores comenzaron a hacer preguntas indistintamente. Desde Holanda vi por la web lo que le hicieron a Adolfo Rubinstein, ministro de Salud de la Nación: una senadora lo atosigó con acusaciones totalmente fuera de lugar. Y Alberto Kornblihtt, biólogo molecular e investigador del Conicet, tal vez uno de los pocos candidatos argentinos a ganar un premio Nobel, fue atacado de una manera insolente. El debate en el Senado estuvo muy manejado por el presidente de la comisión (N. de la R: el jujeño Mario Fiad –UCR–), que es médico y debería haber buscado un clima de mayor respeto para las personas que fueron invitadas.

Por Kari Araujo.
Fotos: AIDS 2018 y AFP.

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS