Carla Conte (Foto Maximiliano Vernazza/GENTE)
Carla Conte (Foto Maximiliano Vernazza/GENTE)

"Soy muy bocona, impulsiva y emocional… En algún momento no supe manejar para nada la situación mediática; me había dado pánico. Fue en otra etapa de mi vida: era madre primeriza y volví a trabajar como conductora de Este es el show (eltrece) a los 15 días de haber tenido a Mora (hoy 8)… Todo me superaba. Por eso, ahora sentí que lo mejor era alejarme de la televisión por un tiempo y me escapé del medio. Recién cuando volví a trabajar con Rodrigo (Lussich) en Infama (América) pude entender el juego; y ahora en Confrontados (Canal 9) me divierto, me siento libre y me encanta opinar. En los debates que genero apoyo al feminismo libre… Te puedo asegurar que empecé a disfrutar la posibilidad de tener un micrófono y hablar", cuenta Carla Conte (40) de un tirón. Parece mentira que hayan pasado 13 años desde su irrupción televisiva como conductora de Call TV. Un camino que, en este período de maduración, celebra como nunca.

–En el horario que va Confrontados, en otros canales están Verónica Lozano y Mariana Fabbiani. ¿Cómo te ves vos en tu rol de conductora?

–Estoy con muchas ganas de crecer, agradecida de trabajar en la productora Mandarina. No nos pusieron la presión del rating que deben tener Verónica o Mariana, pero siento que la tarde de Canal 9 vuelve a latir, porque van a empezar nuevos programas en vivo, y eso está muy bueno.

–Muchas veces criticaste a los programas de chimentos y ahora trabajás en uno…

–Sí, no te voy a negar que al principio tuve miedo de hacer un programa de espectáculos, porque cuando yo fui la protagonista de los conflictos, salí corriendo y me quedé encerrada en mi casa.

–¿Te referís a cuando Tinelli te quiso cortar la pollera en el Bailando?

–Sí, la pasé muy mal. A la distancia siento que podría haber explicado un montón de cosas y hubiese sido todo más fácil. Me habría ahorrado sesiones de terapia y conflictos con gente que me dio laburo (ganó el Bailando en 2006 y fue conductora de Este es el show desde 2007 a 2010). Sentí una relación de poder horrible y quizás me expresé mal y me escapé de todo. Ahora siento que la televisión cambió, que la mujer tiene un nuevo lugar… Me estoy amigando con el medio. Por eso hasta no tendría problemas de volver a participar del Bailando.

–¿Alguna vez sufriste acoso?

–Sí, como todas las mujeres del planeta. Es algo naturalizado en la sociedad. No existe la mina que no haya sido acosada. Yo tuve infinidad de situaciones que no supe manejar. No hablo sólo de acoso sexual: hay muchas formas. A veces no tuve el valor de decirle a un hombre que se calle y no me diga más cómo me quedaba la ropa puesta, ni cómo era mi cuerpo. Me daban ganas de vomitar cada vez que veía esas cosas. Yo muchas veces me callaba, porque era mi laburo y no quería generar mal clima. Pero hoy no me callo más.

Carla Conte (Foto Maximiliano Vernazza/GENTE
Carla Conte (Foto Maximiliano Vernazza/GENTE

–Si te ofrecieran un cargo público o político, ¿lo agarrarías?

–Ya ocurrió pero lo rechacé: me pareció una locura. No me imagino participando en ese ámbito… Aunque si fuera para hacer algo con cuestiones de género, podría ser. Pero hoy no hay un espacio político específicamente feminista, y quizás por eso no me veo en ese rol.

–¿Qué tenés de feminista?

–Estoy todo el tiempo revisando mis pensamientos y comportamientos. Siento que en el fondo todos somos machistas, porque vivimos en una sociedad así. Como madre crío a Mora (8) y Facundo (4) con igualdad de derechos; debato y me enfrento a la cosificación de la mujer. Cuando tengo un micrófono en mi poder, me importa hablar sobre el parto respetado y también del aborto, porque tiene que ver con el derecho a elegir. Lo mejor es que el aborto sea legal, para que las mujeres no se sigan muriendo en lugares clandestinos.

Por Pablo Procopio.
Fotos: Maximiliano Vernazza.