Ángela Torres y Agustín Casanova (Foto Christian Beliera/GENTE)
Ángela Torres y Agustín Casanova (Foto Christian Beliera/GENTE)

Amados por sus fans en las redes y por la audiencia televisiva de "Simona", Ángela Torres (20) y Agustín Casanova (24) confiesan cuál es el secreto de su relación.

–¿Cuál es la fórmula de la química entre ustedes?

Ag: Bueno, como la del agua es H2O, la nuestra es A2.
An: (Ríe) Pegamos buena onda y nos entendemos mucho, ¿no?
Ag: Sí, desde que entré a la tira, porque no entendía nada de actuación y Angela me empezó a instruir un poco. Bueno, eso y que, evidentemente, ella para mí es bastante fuera de lo normal (Angela se levanta y le da un beso). Y yo también lo soy para ella.

–Ange, ¿por qué merece que te levantes a darle un beso que te diga eso?

An: ¡Porque sí! Porque es sincero y me gusta que me diga esas cosas.
–Pienso en todos los posteos que hacen en Instagram poniéndose "love" y corazoncitos. Hay un juego muy fuerte.

Ag: Es verdad. Pasa que las redes también son parte de la tira. Cuando los chicos encuentran en el celular algo similar a lo que ven en la tele, les genera un sentimiento que excede la ficción.
An: En mi caso es distinto. A mí me sale natural. Estoy con él las 24 horas, me saco fotos y, porque lo quiero, las subo y les pongo un corazón. Vos no sé si lo hacés por marketing…
Ag: Anoten que soy una basura. ¡No me dejés así, yo también te quiero!

–Noto mucha miradita entre ustedes: acá hay una interna.

An: ¡Muchas internas! Llevamos un año viéndonos.
Ag: Somos re cómplices, imaginate.

–Días atrás hablaron de la escena de su primera vez en Simona, y vos, Angela, dijiste que no querías separarte de Agustín. ¿Me lo explican?

An: Es que nunca me había quedado en corpiño frente a los técnicos y cuando Agus estaba por salir de arriba mío lo agarré.
Ag: Para que la tape.
An: Exacto, para que tape mis "pechios". Fue la primera reacción después de estar ahí besándonos, con todo el mundo mirándonos.

Ángela Torres y Agustín Casanova (Foto Christian Beliera/GENTE)
Ángela Torres y Agustín Casanova (Foto Christian Beliera/GENTE)

–¿Es muy incómodo "chapar" en escena?

Ag: Para mí sí.
An: Para mí no.
Ag: Ella esta más acostumbrada.
An: ¡Dale! Ahora no se nota que te sea incómodo darme besos en las escenas.
Ag: ¿No? (se ríe)
An: ¡No! Conmigo no te incomoda más.
Ag: Con cualquiera. Me resulta extraño que digan "¡corte!" y todo el mundo me esté mirando. Me hace sentir raro.

–¿No sienten que son como Mar y Thiago (Lali Espósito y Peter Lanzani) de Casi Angeles?

An: ¡Ay, Dios mío! Yo era re fan, ¿pero quién se atrevería a decir algo así? Nadie puede ocupar su lugar: ellos son los reyes y los amo.
Ag: Yo no vi la tira, pero a Peter lo llevo en el cora.

–¿Dirían que tienen mucha química?

An: Hacemos de pareja en televisión y tenemos que salir a vender eso. Igual, como Agus y Angela también hay química y nos llevamos bien. Sabemos mucho el uno del otro. Nos reímos, nos divertimos, cantamos… Tenemos mucho en común.
Ag: Como la sonrisa (ambos la hacen con la boca cerrada y los ojitos "chinos"). Aunque en realidad lo que más nos une es que los dos miramos el mundo de una manera distinta. A veces te encontrás con alguien que vibra de una manera similar, y en nosotros encontramos eso. Y también en parte del elenco.
An: Pero soy tu preferida. ¿O no?
Ag: No respondo comentarios.
An: ¡Dale! Bueno, mi preferido es Fausto (Bengoechea). Te amo, BF.
Ag: Ok, mi preferido es Andrés (Gil). Te quiero, Andy.
An: Por lo menos no dijo una chica. De las mujeres soy la preferida, de acá a la China.

–Está claro que se celan.

Ag: Sí, pero como amigos (se tientan y no pueden parar de reír).

–Igual, es un lindo momento para blanquear algo en la tapa de GENTE…

An: Si tuviéramos que… Siempre que tuve una relación –no como él– la cuento. La vivo muy libre. A no ser que esté con él, porque él no me dejaría.
Ag: No, no. Cuidado. No es que no dejo que se cuente: yo propongo que no por ciertos motivos. Si la otra persona realmente quiere, bueno, ahí sí. No soy un dictador.

–Agus, ¿sos el único artista de tu familia?

Ag: No, mi hermana Soledad es pintora. Después está mi papá, que se dedica a electrónica automotriz –trabajé con él mucho tiempo–, mi mamá, que es instructora de yoga, y mi otra hermana, Lucía, que es chamán y ahora se fue a vivir a Costa Rica.

–¿Conocen a sus familias?

Ag: No, yo conozco a tu mamá nomás, y sólo la saludé una vez.

Por Kari Araujo