Mediodía del sábado 14 de octubre. Nicolás Pachelo llega a su departamento de avenida Libertador en Retiro. Cuando sale lo hace con casco, insultando al fotógrafo. ¿Por qué pretende ocultarse?
Mediodía del sábado 14 de octubre. Nicolás Pachelo llega a su departamento de avenida Libertador en Retiro. Cuando sale lo hace con casco, insultando al fotógrafo. ¿Por qué pretende ocultarse?

"Padece trastornos psicopáticos de personalidad, sin reconocimiento de afectos, actuador, inestable, no colaborador con el estudio, todo compatible con la adicción al juego. Se muestra lúcido e inteligente, superior a la media".

Los estudios psiquiátricos que le fueron realizando a Nicolás Pachelo (41) después de cometer varios delitos, determinaron que padece ludopatía –inclinación patológica a los juegos de azar, que genera cambios en el estado de ánimo: irritabilidad, mal humor, poca tolerancia, preocupación intensa, ansiedad e insomnio–. Al decir de los especialistas, allí radica el aparente trasfondo de sus continuos robos, que lo llevaron tras las rejas.

Apenas Pachelo retornó a su casa, una lluvia de pintura cayó coincidentemente sobre el auto del fotógrafo de GENTE que cubría la nota.
Apenas Pachelo retornó a su casa, una lluvia de pintura cayó coincidentemente sobre el auto del fotógrafo de GENTE que cubría la nota.

Pachelo es aquel vecino "conflictivo" que habitaba el country Carmel el 27 de octubre de 2002, cuando ejecutaron a la socióloga María Marta García Belsunce de seis disparos, cinco que ingresaron en su cráneo, y uno que lo rozó y quedó sobre la alfombra del dormitorio de la casa de la víctima, convirtiéndose para siempre en el tristemente célebre "pituto" que terminó redireccionando la causa.

En el barrio privado habían ocurrido varios hurtos y los vecinos dudaban de Nicolás –en su momento habían desaparecido desde palos de golf hasta el propio perro de la víctima, hechos que nunca le pudieron endilgar por falta de pruebas–. Tanto desconfiaban, que en una reunión de propietarios decidieron que un vigilador debía seguirlo a no más de veinte metros de distancia, decisión que Pachelo desconocía obviamente. Pero justo el día del crimen, el custodio, de apellido Villalba, fue derivado al barrio privado Martinico, así que nadie controló lo que hacía.

MASACRADA. Cuando su esposo, Carlos Carrascosa, regresó a la vivienda ese domingo, la encontró semisumergida en la bañera repleta de sangre. Pidió ayuda a su cuñado, Guillermo Bártoli –hoy fallecido–, que vivía en el country junto a su mujer, Irene Hurtig –hermana de María Marta–, y allí surgió la versión de que se había golpeado la cabeza con los grifos.

¿Quién la mató? María Marta junto a Carlos Carrascosa, que primero fue preso por encubrimiento y luego como coautor. Este año la Cámara de Casación revocó la condena y quedó en libertad: la resolución no está firme.
¿Quién la mató? María Marta junto a Carlos Carrascosa, que primero fue preso por encubrimiento y luego como coautor. Este año la Cámara de Casación revocó la condena y quedó en libertad: la resolución no está firme.

De inmediato llamaron a emergencias, llegaron dos médicos por separado y no advirtieron ni los proyectiles ni los orificios. Tampoco lo hizo el fiscal Diego Molina Pico, que no impidió el velorio ni ordenó la autopsia, pese a tratarse de una muerte violenta. El cadáver fue depositado en una bóveda del cementerio de la Recoleta. Pero al mes se produjo la exhumación, debido a las dudas que le surgieron a Juan Hurtig, hermano de la víctima, con relación al famoso "pituto" hallado en la escena del crimen, que terminó arrojado en el inodoro, y que luego el propio Hurtig encontró en la cámara séptica del chalet.

El cráneo muestra cinco balazos y otro que llegó a rozar
El cráneo muestra cinco balazos y otro que llegó a rozar

Por todo esto, el fiscal comenzó a sospechar de la familia García Belsunce, y un poco por ocultar su error de no haber pedido la necropsia, la emprendió contra ellos. ¿Resultado? El viudo condenado por encubrimiento, al igual que varios de sus parientes, un médico y un vecino del country. Luego, con el correr de la causa, Carrascosa terminó sentenciado a prisión perpetua como coautor, entre otras tantas idas y vueltas.

La casa del crimen en El Carmel. Se cree que la bala del primer disparo rozó su cabeza, la desmayó y quedó en el piso: el “pituto” del arma calibre 32.
La casa del crimen en El Carmel. Se cree que la bala del primer disparo rozó su cabeza, la desmayó y quedó en el piso: el “pituto” del arma calibre 32.

Este año la Cámara de Casación revocó la condena contra el viudo, que quedó en libertad. Los camaristas establecieron que la secuencia de horarios y la trama del crimen detallados por Molina Pico carecían de consistencia. La resolución todavía no está firme: debe ser evaluada por la Corte Suprema bonaerense.

SOSPECHOSO NUMERO 1. Pachelo siempre proclamó su inocencia y señaló a los García Belsunce como culpables. Mientras tanto, los nuevos fiscales, María Inés Domínguez y Andrés Quintana fueron acumulando pruebas siguiendo la pista que apunta a su figura.

Nicolás Pachelo hoy
Nicolás Pachelo hoy

¿Por qué después de investigar, dichos funcionarios provocaron un vuelco en la causa citándolo a prestar declaración indagatoria como sospechoso del delito de "robo agravado por el uso de arma en concurso real con homicidio criminis causa agravado" –cuando se mata para ocultar otro delito y lograr la impunidad–, que prevé una pena de prisión perpetua?

*La data de muerte se estableció definitivamente en las 18:30 horas y Pachelo fue visto por tres testigos trotando cerca de la casa de María Marta a las 18.15.
Determinaron que el día del homicidio, él llegó en su camioneta Ford Ranger a las 17:34 y salió en su Fiat Siena por el sector de no socios a las 18:59. Presumen que intentó no quedar registrado ya que le pidió la tarjeta a un vigilador para salir.
Las antenas de telefonía celular lo ubicaron haciendo llamados a las 19:30 en la zona de Pilar.
Se revisó la causa por robos reiterados en viviendas de amigos, en las que Pachelo fue condenado a cuatro años de prisión en un juicio abreviado.
Se analizó el expediente del suicidio del padre de Nicolás (Roberto Pachelo), en enero de 1996 en una tosquera de Pilar, y la del suicidio de su madre, Silvia Ryan en mayo de 2003 en un departamento de la avenida Del Libertador.
Nora Taylor -vecina- y uno de los médicos, coincidieron en que vieron salir de la casa del crimen a una "dama de rosa", vestida con ambo, de la que se hizo un identikit y resultó parecida a Inés Dávalos Cornejo, la por entonces esposa de Pachelo.
Creen que ella pudo haber estado en la escena del crimen, hasta que vio la oportunidad de irse detrás de los médicos.

SOSPECHOSA NUMERO 2. Efectivamente, Inés Dávalos Cornejo (39) era la mujer de Pachelo en la época del asesinato, y prestó declaración el viernes 13 durante nueve horas en la Fiscalía 2 de Pilar, sospechada de cometer los mismos delitos. Ahora deberá someterse a una prueba de ADN para determinar si su patrón genético coincide con el perfil NN femenino que fue encontrado junto a otros dos NN masculinos en la escena del crimen.

Viernes 13. Inés Dávalos después de declarar se bajó del auto de su abogado y siguió viaje con un hombre que la abrazó y sería su nueva pareja.
Viernes 13. Inés Dávalos después de declarar se bajó del auto de su abogado y siguió viaje con un hombre que la abrazó y sería su nueva pareja.

La mujer aseguró que no es la famosa "dama de rosa", que no estaba en el country a la hora del hecho porque se había ido más temprano a Capital Federal, y ofreció testigos para dar veracidad a sus dichos. Aclaró que fue en combi porque como había tenido un accidente en días previos, no estaba manejando. "Alrededor de las 16 horas salí caminando por la guardia con un 'huevito' portabebés con dos de mis hijos", amplió.

El tema es que hasta ahora en las cámaras no encuentran dicha salida, y el dato es que parece que no había servicio de combis los domingos. Ella insistió con que fue a la casa de su mamá en Palermo, se encontró con dos amigas, y se dirigió a un recital de Diego Torres con una de ellas, regresando por la noche con Pachelo.

Pachelo y su ex mujer Inés Dávalos durante el entierro de su madre Silvia Ryan, quien se suicidó en mayo de 2003. Los nuevos fiscales analizaron el caso.
Pachelo y su ex mujer Inés Dávalos durante el entierro de su madre Silvia Ryan, quien se suicidó en mayo de 2003. Los nuevos fiscales analizaron el caso.

Reconoció que su por entonces marido es "peligroso, mentiroso, violento, y fue ladrón", aunque puso en duda que haya sido capaz de matar a María Marta. También contó que luego del divorcio en 2009, él la hostigaba, la extorsionaba y llegó a amenazarla. Por eso presentó una denuncia que terminó con una restricción perimetral. Cuando un juez ordenó embargar los bienes de Pachelo por una demanda de alimentos: "Ahí casi me mata", explicó, entre otras cosas: "Le robaba las llaves a sus amigos o me hacía organizar reuniones para obtener información de dónde vivían".

Pachelo siempre proclamó su inocencia y señaló a los García Belsunce como culpables. Mientras tanto, los nuevos fiscales, María Inés Domínguez y Andrés Quintana fueron acumulando pruebas en su contra.
Pachelo siempre proclamó su inocencia y señaló a los García Belsunce como culpables. Mientras tanto, los nuevos fiscales, María Inés Domínguez y Andrés Quintana fueron acumulando pruebas en su contra.

El sábado 14 de octubre Nicolás Pachelo llegó alrededor del mediodía al edificio donde vive en avenida Libertador en Retiro. Al advertir la presencia del fotógrafo de GENTE, cuando tuvo que salir, lo hizo con un casco en su cabeza, insultando, marcando puñetazos y sin aceptar diálogo. Al regresar a su departamento, misteriosamente cayó una lluvia de pintura sobre el auto del reportero gráfico. Seguramente, cuando se presente el martes 24 o el miércoles 25 ante los fiscales dará la cara y evitará hacer fintas simil Carlos Monzón. Allí su pelea pasará por otro lado.

Por Miguel Braillard
Fotos: Enrique García Medina

El identikit que confeccionaron los testigos que dijeron que vieron salir a una mujer de la casa de los García Belsunce el día del crimen ¿Puede ser Inés Dávalos?
El identikit que confeccionaron los testigos que dijeron que vieron salir a una mujer de la casa de los García Belsunce el día del crimen ¿Puede ser Inés Dávalos?

¿LA DAMA DE ROSA?
Por la declaración de dos testigos, se confeccionó el identikit de una chica que ambos dijeron ver salir de la casa después del crimen, mientras trataban de auxiliar a María Marta. Su familia creyó ver un parecido con Inés Dávalos, ex esposa de Pachelo, que vivía en Carmel junto a él, y ahora deberá prestarse a un análisis de ADN -en otra oportunidad se negó- para cotejarlo con muestras hemáticas de una mujer, obtenidas en la escena del crimen. El viernes ella saliendo después de nueve horas de indagatoria junto a sus abogados, Francisco García Santillán y Diego Olmedo.