Antonela Roccuzzo el domingo en Ezeiza. (Fotos Fabián Mattiazzi/GENTE)
Antonela Roccuzzo el domingo en Ezeiza. (Fotos Fabián Mattiazzi/GENTE)

En este Mundial, todos se preguntan por la ausencia de Antonela Roccuzzo (30) en Rusia. Hasta se habló de que estaban atravesando con Leo (31) una crisis por un viejo video que se volvió a viralizar, misteriosamente, unas semanas atrás.

Para muchos fue extraño no verla durante los tres primeros partidos, ni en el cumpleaños 31 de su marido, y que Thiago (5 años), Mateo (2 años y medio) y Ciro (3 meses y medio) no estuvieran cerca de Messi el Día del Padre.

Mientras el crack se concentraba con el equipo en Bronnitsy, fuentes cercanas a la pareja desmintieron que haya problemas entre ellos. "Son unos delirios los rumores de crisis; están bien. Los chicos están resfriados y Antonella se quedó con ellos en Buenos Aires, en un departamento de Puerto Madero", dijo un allegado a la familia.

Antonella Roccuzzo el domingo en Ezeiza. (Fotos Fabián Mattiazzi/GENTE)
Antonella Roccuzzo el domingo en Ezeiza. (Fotos Fabián Mattiazzi/GENTE)

Pero Antonela se cansó de escuchar mentiras. Entonces, como no habla nunca con los medios, decidió expresarse a través de su cuenta de Instagram. El 18 de junio publicó una foto familiar junto al mensaje: "Siempre juntos, y con vos más que nunca".

Messi había fallado dos días antes el penal contra Islandia y se había retirado cabizbajo del campo tras el empate en uno. El desánimo del capitán fue más fuerte el jueves, cuando el equipo no pudo marcar y Croacia le ganó a Argentina 3 a 0. Pero ella lo siguió alentando y el domingo, cuando Leo cumplía años, publicó: "Feliz cumple, amor. ¡Te amamos tanto! Gracias por hacerme la mujer más feliz del mundo y por la familia que formamos, que es nuestro más grande TESORO".

Su cuenta de Instagram, que tiene 7.4 millones de seguidores, es el medio que usa habitualmente para comunicarse. Además, los hijos le hicieron al crack un video.

"Papi, te amo. Tengo muchas ganas de verte. Te mando un abrazo y un beso. Suerte, capaz que ganes", le dice su hijo Thiago, además de cantarle el Feliz cumpleaños junto a Mateo.

El domingo a las 21 horas llegaron a Ezeiza de incógnito, ingresaron al sector VIP y tomaron un vuelo directo a Madrid.Muchos aseguran que hizo una parada técnica en Barcelona junto a su familia, para hacer un cambio de valijas y completar el trayecto hacia Moscú. Pero ni allí, ni en San Petersburgo, se la vio.

Unos minutos después del triunfo argentino, le dedicó vía Instagram unas palabras a su marido: "¡Vaaammmooosss, mi amooorrr!", junto a una foto de Messi celebrando el gol que convirtió ante Nigeria.

Por Pablo Procopio.
Fotos: Fabián Mattiazzi.