Julieta Prandi: "Siempre supe quién le dijo 'Muqui' a Pampita, y callé"

Foto: Christian Beliera
Foto: Christian Beliera

Julieta Prandi (36) pertenece a la camada de grandes modelos que surgieron en los '90. Según sus propias palabras ellas son las últimas representantes de un tipo de una profesión que cambió por completo: "Ya no solamente las modelos encabezamos campañas, ahora las marcas también buscan actrices, bailarinas, vedettes. Es un poco lo que refleja la tele. Cualquier éxito genera nuevas caras conocidas. Algunas persisten en el tiempo, otras no".

Pero también es parte de ese circulo en donde se generó una de las polémicas más mediáticas del mundo de la moda: el supuesto apodo a Pampita.

–Con tus compañeras de camada se reavivó la polémica de "La Muqui". ¿Te molestó que te nombraran como autora del apodo que le decían a Pampita?
–¡Claro que me molestó! Por eso salí a aclararlo. Siempre tuve mujeres que me han ayudado en casa y fueron personas con nombre, jamás usaría la palabra mucama en forma despectiva porque me parece un empleo completamente digno. Desde hace quince años sé quién lo dijo y por qué, pero tuve la delicadeza de guardármelo porque no me parece que sea yo la que tenga que decirlo… Quien fue ya está grande para hacerse cargo de sus dichos. Y Carolina lo sabe.

–Pero si sabe quién fue, ¿porqué te nombró a vos?
–No lo sé, para mí tiró un nombre por tirar. No lo voy a decir yo, el otro día lo dijeron en la tele.

–Luli Fernández reconoció que había sido la propia Nicole Neumann.
–No me corresponde a mí decirlo. Tal vez mi único error fue reconocerle a Matías Martin, que me entrevistó cuando hacía Arde Troya, que existía ese apodo. Desde entonces me preguntan.

–Pero siempre te mantuviste ajena al escándalo.
–¿Alguien vio que en estos diecisiete años yo haya hecho mi carrera a base de escándalos? No, lo hice a base de trabajo. No me interesa meterme en polémicas para que hablen de mí. El ambiente de las modelos es complicado, pero para una pelea siempre se necesitan dos. Y yo con la única persona que compito es conmigo misma.

–Pertenecés a una generación de grandes modelos. ¿Cómo ves la
moda hoy?
–¡Cambió mucho! Ya no solamente las modelos encabezamos campañas, ahora las marcas también buscan actrices, bailarinas, vedettes. Es un poco lo que refleja la tele. Cualquier éxito genera nuevas caras conocidas. Algunas persisten en el tiempo, otras no. También la efervescencia de las redes lo cambió todo. La mía es la última camada y se siente, pero hay que adaptarse.

–¿Te gustaría retomar la actuación?
–Me divertí mucho cuando lo hice, pero donde me gustaría explorar y tengo más hambre de crecer es en la conducción, que si bien debuté en el 2006 con El ojo cítrico sé que tengo mucho por aprender. Por ahora disfruto un tiempito más como modelo y me apasiona, pero cuando me baje de las pasarelas será cuando apunte al cien por ciento.

Por Maru Cociffi. Fotos: Christian Beliera

LEA MÁS: