El universo del League of Legends no sólo comienza y termina con el MOBA 5vs5 que todos conocemos, sino que recorre muchas historias y hasta nuevos videojuegos. El siguiente que lanzó Riot Games, la compañía desarrolladora, fue Teamfight Tactics, un título de estrategia por rondas en el que el jugador se enfrenta a siete oponentes en una competencia por crear un poderoso equipo que peleará por él. El mismo se juega desde el cliente del LOL y anunciaron que estará disponible para celulares a partir de marzo en dispositivos con iOS y Android.

La verdad es que es un paso muy importante para Riot Games. Es escuchar a los jugadores, saber dónde disfrutan y dónde pueden tener una buena experiencia. También es asumir que no solo somos una compañía de juegos de computadora y nos abrimos al mundo multiplataforma”, le contó a Infobae Nicolás Jensen, Latam Player Management de Riot Games.

El TFT será el primer título de la compañía que no solo se podrá jugar en computadoras, por lo que será una nueva experiencia para los usuarios. Sobre este tópico Jensen agregó: “Entregar este juego en mobile hará que se pueda disfrutar de mejor manera, o de distintas formas, porque no solo van a tener que llegar a casa para jugar, sino que podrán hacerlo mientras van en camino al colegio, a la universidad, etc. Es una manera de que Riot rompa el paradigma y, entendiendo y conociendo a sus jugadores, tome la decisión de llegar a ellos de otras maneras”.

Además supondrá un desafío extra para la compañía, que deberá darle soporte a un nuevo título también en celulares. “Nuestro sueño siempre fue convertirnos en una empresa multijuegos. Llevamos muchos años buscándolo y nos manteníamos con uno solo. Entonces será un desafío muy grande pasar de generar una cierta masa de jugadores a tener una nueva. Sin dudas va a requerir ser más eficiente en los procesos del mantenimiento que le vayamos dando. Tendremos que seguir con el balance y con la entrega de nuevo contenido para todos los juegos. Requiere una combinación de eficacia y eficiencia, pero también, eventualmente, va a ser necesario agregar más manos y áreas para poder dar el soporte que haga falta. Para nosotros lo principal es la experiencia del jugador. Queremos que sea extraordinaria”, agregó.

El TFT llegará a su tercer set en marzo, que tendrá una temática galáctica y varias novedades. Se quitarán ciertas mecánicas aleatorias extremas para premiar a las mejores estrategias. Además se eliminarán rasgos como Hextech y Demonio. También se reducirán los contrajuegos fuertes y habrá más leves que ayudarán al equipo a obtener la ventaja en el momento preciso.

Pese a que el TFT cuenta con personajes del League of Legends, la temática es totalmente diferente. Aun así logró captar la atención de muchísimos jugadores. “Creo puede relacionarse con el ajedrez porque tiene un poco que ver con táctica y no tanto con la necesidad de tener buenas mecánicas para ser un mejor jugador. Implica mejorar tu conocimiento, entendiendo las estrategias y las probabilidades para obtener los personajes y hacer valer tu economía. Entonces lo genial es que mezcla esto, que es muy cerebral y estratégico, con el mundo del LOL. Los jugadores que disfrutan de este universo pueden hacerlo de una forma diferente, ocupando otro tipo de habilidades. Lo mismo pasa con los que les gustan este tipo de juegos, pero que no conocían el League of Legends”, explicó Jensen.

El juego fue lanzado en junio del 2019 y, pese a que tiene clasificatorias y hay jugadores rankeados en todas partes del mundo, aun no existe un formato competitivo, con ligas, equipos y premios. Sin embargo, no descartan esta posibilidad: “Riot siempre analiza los juegos que va lanzando para ver si permiten generar un ecosistema de esports. Va a depender de muchos factores: si el título lo da, si tiene un formato de espectador que sea atractivo y claro para que la gente pueda verlo, y de más actores involucrados, como cantidad de jugadores, equipos, marcas y demás. Siempre vamos a investigarlo, pero no lo damos por sentado. Cada juego se va a tratar como un mundo diferente. Es caso a caso”.