Alumnos italianos ocuparon el Liceo Manzoni de Milán: “Queremos volver a las clases presenciales y nos quedaremos a dormir acá”

Un grupo de estudiantes pasó la noche en el colegio público más prestigioso de la ciudad italiana. Reclaman que se cumpla su “derecho” a la educación

Estudiantes ocuparon el Liceo Manzoni de Milán (Foto: EFE)
Estudiantes ocuparon el Liceo Manzoni de Milán (Foto: EFE)

Hoy en Milán hace mucho frío: el termómetro marcó al mediodía. Por la noche, la temperatura fue aun más baja: 2° bajo cero. Sin embargo, el intenso frío no fue un obstáculo para los 40 estudiantes del Liceo Manzoni, el más conocido y prestigioso colegio público de Milán, que entraron ayer sin autorización al edificio y durmieron en el patio del instituto. Ni la policía, que intervino por un reclamo de la directora Milena Mammani, pudo detenerlos. Solo lograron identificar a los estudiantes.

Ante la sorpresa de quienes estaban trabajando en la institución, los jóvenes aprovecharon que las puertas de la escuela se abren a las diez de la mañana para que los profesores puedan hacer una pausa entre una clase y otra, y accedieron sin dificultad, provistos de carpas y bolsas de dormir y dispuestos a quedarse allí el tiempo que sea necesario. Un reclamo unánime los mueve: que se retomen las clases presenciales, algo que consideran un legítimo derecho. Si bien han habido numerosas protestas y movilizaciones en Italia para que se reabran los colegios, esta es la primera toma por parte de estudiantes en tiempos del Covid.

A pocas horas del ingreso del grupo, centenares de jóvenes fueron llegando para sumarse a la protesta y sostener el objetivo de la ocupación, que ha sido promovida por el Collettivo Político Manzoni, la agrupación estudiantil del liceo, dispuesta siempre a defender activamente los derechos de los estudiantes. Y no faltaron los padres, que también apoyan la vuelta a clases. No se muestran preocupados por el accionar de sus hijos; al contrario, están orgullosos de la proeza que llevan a cabo.

Milan (Italy), 13/01/2021.- Los jóvenes piden por el regreso de las clases presenciales EFE/EPA/ANDREA FASANI
Milan (Italy), 13/01/2021.- Los jóvenes piden por el regreso de las clases presenciales EFE/EPA/ANDREA FASANI

Tras una ardua negociación, alrededor de la mitad del grupo regresó ayer a su casa y el resto pasó la noche en el colegio, sosteniendo la ocupación. Esta mañana volvieron los que se habían ido y están tratando de formular entre todos una propuesta para concretar el retorno a clases.

La historia parece haberse dado vuelta. Esta escuela pública, como otras de la ciudad, en el pasado encabezó grupos de protestas y huelgas, con miles de jóvenes en la calle, lejos de las aulas. Paradójicamente, ahora toman la escuela con el propósito claro de defender el derecho a la instrucción. “Ocupamos la escuela porque la educación tiene que ser la prioridad, no ‘la última rueda del carro’. Queremos que las escuelas estén abiertas y sean seguras”, dijo un alumno con anteojos y “coppola”, un sombrero típico de la Italia del sur.

“Somos 40 entre chicas y chicos, con barbijo. Respetamos el distanciamiento, seguimos todas las normas de prevención. Nos quedaremos acá, en el patio, hasta que nos den respuestas claras, protocolos claros. Queremos saber por qué la instrucción queda en segundo plano y la región de Lombardía atrasa la reapertura de las escuelas. Queremos volver a las clase presenciales”, dijo otro alumno durante la improvisada asamblea al aire libre.

(Shutterstock)
(Shutterstock)

Debido a las decisiones que se tomaron en Italia a nivel educativo por la pandemia, el Liceo Manzoni ha estado abierto solo para el personal directivo y los profesores que imparten las clases a los alumnos que se conectan desde sus casas. ¿Cómo reaccionaron los docentes ante el ingreso no previsto de los estudiantes? Según una alumna que fue entrevistada por un móvil del diario Il Corriere della Sera, los profesores han apoyado la protesta, alentándolos con aplausos y fotos, también hablando con los periodistas y sosteniendo esta lucha.

Lucia Azzolina, la ministra de Educación de Italia, afirmó el lunes que la educación a distancia no funciona más y que le preocupa mucho que la dispersión escolar esté aumentando. Si bien no se ha realizado aún en Italia una investigación sobre los efectos adversos de la didáctica no presencial, en los Países Bajos, Francia y Estados Unidos sí tienen información al respecto.

En Países Bajos, por ejemplo, los test evidencian un retraso del aprendizaje del 20% en los chicos de la primaria. En Francia, ya advirtieron que los alumnos de 7 años han visto alterado el aprendizaje de la lectura y la escritura, y en matemática se observa una desigualdad considerable entre los alumnos de clase media y los de escasos recursos. La situación parece ser algo mejor en la enseñanza secundaria.

Por su parte, los resultados de los test que se han hecho en 25 estados de Estados Unidos revelan una enorme desventaja en las escuelas con estudiantes afrodecendientes o hispánicos. Una encuesta que involucró a 300.000 chicos de 12 años ha revelado un empeoramiento del 33% en matemática y el 13% en lectura. Un informe publicado por McKinsey en diciembre señala que, si el cierre de las escuelas estadunidenses se prolonga hasta el fin del año escolar del hemisferio norte, se corre el riesgo de un retraso de 9 y 12 meses, respectivamente, para los afroamericanos y los latinos. Según un estudio de Save the Children, uno de cada tres alumnos afirma tener un compañero que no ha concurrido a la escuela. Además, se denota un alto nivel de depresión, ansiedad, cansancio e incertidumbre entre niños y adolescentes.

Si bien en unas pocas regiones de Italia los colegios de enseñanza primaria han funcionado normalmente, no ha ocurrido lo mismo con las instituciones secundarias, que han debido suspender por completo las clases presenciales tras las correspondientes disposiciones gubernamentales. En este contexto, la mayoría de los estudiantes, de los profesores y de los padres de Italia exige el regreso a la escuela. La misma posición tiene la ministra de Educación, que en las últimas semanas ha repetido con insistencia que la escuela es un lugar seguro desde el punto de vista de la salud, que no es uno de los principales lugares de contagio. “El riesgo cero no existe, pero tampoco existe en ningún otro ámbito. Dentro de las escuelas, el riesgo es muy bajo, como lo demuestran los estudios italianos y europeos. La escuela está muy bien organizada. Entiendo a los chicos, el derecho a la educación es fundamental. Yo también estaría enojada”, aseguró.

Hablándoles directamente a quienes pueden revertir la situación actual, expresó Lucia Azzolina: “Les pido a todos que traten a la escuela como se tratan las actividades productivas. Hoy la educación a distancia ya no puede funcionar”. Y agregó: “Algunas regiones que se oponen a la reapertura de los institutos deberían empezar a pensar en las escuelas como empresas que no pueden permanecer cerradas durante demasiado tiempo”. “Uno comete el error de creer que la escuela no produce ingresos -declaró la ministra de Educación en una entrevista realizada por la Rai Radio 1-. Si cierro una tienda, lamentablemente sé cuánto he perdido. Este no es el caso de la escuela, pero los costos son muy altos. En las regiones donde todo está abierto, excepto las escuelas, se dejan enormes cicatrices”.

Falta un mes y medio para el regreso a las aulas de los estudiantes argentinos. ¿Será acaso otro año sin clases presenciales? ¿Tendrán en cuenta las autoridades cuánto retraso ha acumulado ya la generación del futuro?

Seguí leyendo:

El Gobierno dejó en manos de cada gobernador la decisión del regreso a las clases presenciales

La apertura de las escuelas porteñas que se inició en octubre no aumentó los contagios entre los docentes