Por María Alvarado

Desde una percha hasta el mobiliario para un living. Todo puede hacerse de cartón. Esa es la premisa de Kusco, un emprendimiento de dos jóvenes treintañeros con muchas ganas de crear conciencia ambiental y de mejorar la calidad de vida de las personas.

"Kusco nació hace 5 años en La Plata a partir de la idea de desarrollar productos y experiencias sustentables, a través del cartón, para bajar el impacto ambiental y aportar valor agregado a la sociedad", contó a Infobae Matías Schulman, el director del proyecto.

Con el fin último de frenar y reemplazar la producción masiva de plástico, trabajan en conjunto con otros emprendedores, artistas y empresas. "La idea es generar un impacto positivo en la comunidad a partir de tres pilares: sustentabilidad, mirada social y rédito económico", explicó Schulman, quien, a partir de su profesión de diseñador industrial, descubrió su interés por solucionar problemas cotidianos mediante proyectos sustentables.

Escenografía de cartón
Escenografía de cartón

La "loca" idea de hacerlo con cartón surgió mientras trabajaban en un proyecto de energía renovable. El joven diseñador lo recordó así: "El cartón nos eligió a nosotros cuando estaba desarrollando AWRORA, un emprendimiento de energía renovable en donde transportábamos la luz del sol por cables y espejos para utilizarla en momentos diurnos y reducir, así, el estrés de las personas. En el evento anual de emprendedores de La Plata, el equipo que lo organizaba me pidió armar un stand para comunicar el lanzamiento de la primer incubadora de la UNLP. Terminamos desarrollando un espacio que visceralmente impactara y fuera atractivo".

Cuando el público se acercaba podía constatar, sorprendido, que todo estaba hecho de cartón. La gente se animó a sentarse y pudo comprobar que este material funciona para diseñar muebles. "Además de eso pusimos fibrones para que la gente pudiera intervenir, expresarse y dejarnos información. Fue un éxito y nos dimos cuenta del potencial que tenía este hermoso material, versátil, duradero y amigable con el medio ambiente".

Los enamorados del cartón están trabajando en el diseño de planetarios para llevar a escuelas. A partir de este material prometen impartir experiencias sensoriales.

A partir de allí diseñaron desde perchas, un domo que imparte experiencias sensoriales, un camión, escenografías; y hoy están trabajando en productos para ayudar a personas con acondroplasia (talla baja).

Schulman, entusiasmado y emocionado, contó los detalles: "Estamos en la fase creativa y de desarrollo de productos que pueden ayudar a personas con acondroplasia a mejorar la calidad de su vida diaria. ¿Por qué? Por la liviandad y practicidad del material. Cuando conocimos la historia de Lieve, una nena de 3 años que vive en Mendoza y tiene acondroplasia, y a su mamá, nos entusiasmamos con la idea de poder desarrollar mobiliario que sea simple y liviano y que pueda manipularse de forma sencilla. Nos enfocamos en las actividades que nosotros realizamos de forma casi inconsciente, como acostarnos, lavarnos los dientes, usar el baño, cocinar, sentarnos a la mesa o colgar nuestra ropa".

Además, están trabajando en planetarios para llevar a las escuelas a partir de estructuras como las de un domo. "Imaginate recibir una caja y terminar armando (con cartón más ganchitos) una semiesfera donde podés tener distintos tipos de experiencias, donde todo se puede intervenir, donde se pueden realizar proyecciones full dome 180º, como si estuvieses en un planetario. Seguimos aprendiendo de forma lúdica y podemos crear un planetario para una escuela, pero, también, podemos generar un encuentro cultural-tecnológico. Y transportar la estructura para armarla en cualquier lugar por su liviandad, aerodinamismo y por su simpleza para armar y desarmar".

Reemplazar el plástico por el cartón es su motivación principal
Reemplazar el plástico por el cartón es su motivación principal

Para los jóvenes creadores de Kusco, todo puede hacerse de cartón. Perchas, muebles, escenografías. El objetivo además de la funcionalidad es crear conciencia ambiental, cuidar y reutilizar los recursos naturales.
Los jóvenes también construyeron una habitación entera de cartón. "Tenía muebles, cuadros, plantas, todo el mobiliario, como sillones, mesas, sillas, hasta lámparas. La creamos para una publicidad de una marca de cerveza y fue semifinalista del Festival de Cannes", describió el emprendedor.

"Nos llamaron de una productora y nos consultaron si podíamos hacer un camión de cartón. Nuestra respuesta fue instantánea: 'Sí, claro, podemos hacer cualquier cosa que se imaginen con cartón'. Cuando lo terminamos de ensamblar en la calle no solo nos dimos cuenta de lo que podíamos hacer con este material, sino del impacto que generaba en la gente", relató Matías Schulman.

Ellos creen que todo puede hacerse de este material. "Buscamos demostrar que el cartón sirve para reemplazar materiales que generan un mayor impacto negativo en el medio ambiente. Hoy, gracias a la tecnología, conseguimos todo de manera tan simple y rápida que nos olvidamos de valorar y dar el uso correcto a lo que nos rodea. Utilizamos y desechamos".

Schulman argumentó que ellos buscan abatir ese concepto y frenar el avance del plástico en productos de consumo masivo, siempre y cuando, se puedan reemplazar por materiales biodegradables. "Buscamos ser sostenibles y respetuosos con el planeta. El problema consiste en creer que es 'nuestro' y que tenemos el derecho de hacer y deshacer a nuestro antojo", finalizó.

SEGUÍ LEYENDO: