El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, junto al presidente Mauricio Macri.
El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, junto al presidente Mauricio Macri.

Un hecho marcó un dato a favor del Gobierno. La renovación de las Letras del Tesoro (Letes) en dólares, que vencen el 20 de febrero próximo, con un  nuevo mandato encabezado no se sabe aún por quién, sumó más propuestas que las que vencen en octubre próximo cuando el actual Presidente siga en funciones.

"Hay operadores del exterior que dieron órdenes de comprar las Letes largas y no creen que haya riesgos gane quien gane. Nadie piensa que a los cuarenta y cinco días de Gobierno el macrismo o el kirchnerismo no paguen estos títulos", señaló Federico Sidi de Compass Group, una empresa que maneja una importante cartera de fondos de inversiones.

Lo cierto es que el Gobierno renovó Letes por USD 811 millones a 7,37% anual a 217 días con vencimiento el 20 de febrero de 2020. "Tampoco es una fecha crítica –agregó Sidi– porque en ese momento tendrán los dólares del FMI y todavía estará lejos la fecha de vencimiento de los Bonos 2020. Nadie se va a arriesgar a un default en esa época".

Hay operadores del exterior que dieron órdenes de comprar las Letes largas y no creen que haya riesgos gane quien gane. Nadie piensa que a los cuarenta y cinco días de Gobierno el macrismo o el kirchnerismo no paguen estos títulos (Sidi)

Las Letes a 112 días que vencen el 15 de octubre próximo recaudaron USD 589 millones a una tasa de 4,15% anual que es casi la mitad de la que vence en febrero. Lo positivo es que ambas tasas son levemente superiores a las de las Letes que se licitaron hace unas semanas. Las ofertas superaron los USD 1800 millones, pero el gobierno se conformó con captar 1.400 millones.

A todo esto, el dólar tuvo una suba acorde con la situación. El dólar mayorista con negocios por escasos USD 733 millones aumentó 26 centavos y cerró a $42,68. En cambio en bancos y casas de cambio, donde la demanda del público minorista está en retroceso, perdió 27 centavos y cerró en $43,87.

Por eso, el Banco Central aumentó lo que paga por encajes de Letras de Liquidez (Leliq) para mantener las tasas elevadas e impedir que los plazos fijos se vayan al dólar cuando están tan cerca las fechas de las elecciones primarias, las PASO.

La leve suba del dólar se produjo porque el dólar aumentó en el mundo. Frente a las seis principales monedas subió 0,22%. Frente al real avanzó 0,89%, contra el peso chileno subió 0,70% y en México arrasó con 0,75%. La Argentina Salió bien parada frente a los demás países.

Es que, con las buenas noticias de la mejor relación en las negociaciones entre Estados Unidos y China, Wall Street reaccionó con alzas de entre 0,58% y 0,68%, mientras los Bonos Del Tesoro perdían terreno igual que el oro porque cedió la aversión al riesgo.

El riesgo país volvió a subir a 785 puntos básicos. Si el riesgo hubiera bajado hubiera sido un día perfecto.

La Bolsa, pudo revertir cuatro ruedas consecutivas de bajas y el S&P Merval, el indicador de las líderes, aumentó 122% con modestos $741 millones de negocios. Los bancos fueron los privilegiados, después del revés de los últimos días. Grupo Valores recuperó 4,01% y Bolsas Y Mercados Argentinos, 3,50%. Macro se apuntó en la lista con 2,92% y Grupo Galicia con 1,83%.

En Nueva York, los ADR's argentinos –certificados de acciones argentinas que cotizan en Wall Street– tuvieron un panel pintado prácticamente de azul. Las subas superaron ampliamente a las bajas. Banco Macro fue lo mejor con 2,42% seguido de Corporación América con un aumento de 1,96%.

Fuente: Rava
Fuente: Rava

Para la próxima rueda el humor es más positivo, pero las tensiones sobre el dólar siguen. De hecho, en la licitación de Leliq, el Central colocó $218.878 millones a 58,91% anual, una tasa 0,13 puntos más elevada que la del día anterior. Pero esta vez no cubrió los vencimientos y terminó liberando a la plaza $17 mil millones. El día anterior había absorbido $40 mil millones.

Las reservas bajaron solo USD 1 millón y quedaron en USD 68.329 millones a pesar de la venta de USD 60 millones que se hacen diariamente y de los pagos al exterior.

Las tensiones se siguen acumulando, aunque la buena licitación de Letes las relajó. Muchos interpretan ese resultado como la mejor encuesta presidencial. La verdad estará en las urnas y lo más decisivo serán las PASO porque pueden condenar o salvar el futuro del Gobierno.

Seguí leyendo: